Crónica

[Crónica] Yo La Tengo en Barcelona (Sala Apolo, 13 de febrero de 2019)

cronica yo la tengo barcelona sala apolo 2019

Cargados con su bagaje enciclopédico de pop multisabor, un arsenal de instrumentos vintage y juguetes analógicos y más temazos de los que pueden tocar de una sentada, Yo La Tengo llegaron ayer a Barcelona para regalarnos casi tres horas de canciones repartidas en dos sets. Desde pasadas las 21h y hasta casi medianoche, Ira Kaplan, Georgia Hubley y James McNew presentaron buena parte de “There’s A Riot Going on” (2018) y recuperaron temas de un generoso puñado de álbumes pasados.

‘You Are Here’ y su intro dronera abrieron el primer set, que mantendría un clima relajado y espacioso con títulos como ‘Forever’, la finísima ‘Ashes’ y ‘She May, She Might’ de su más reciente trabajo o ‘Awhileaway’ del pasado “Stuff Like That There”. Ese sonido acústico e íntimo, marca de la casa, puso la alfombra roja a ‘Big Day Coming’ al estilo “Extra Painful” y la preciosa ‘Black Flowers’. Con McNew y su contrabajo en el foco, ‘Black Flowers’ no gozó de la vidilla orquestal de su versión de estudio en “I Am Not Afraid Of You And I Will Beat Your Ass” (2006) pero sí sonó igual de sincera y vulnerable.

Después de un descanso de unos 20 minutos, los de Hoboken volverían para arrancar el segundo set, más dinámico y colorido, con los acordes abiertos de ‘Dream Dream Away’. Así convocaron a la parroquia para lo que venía: el fuzz.

Kaplan y compañía activaron la distorsión, turboalimentaron la batería y empezaron a rockear. Lo hicieron con viejas conocidas como ‘Cherry Chapstick’ (“And Then Nothing Turned Itself Inside Out”, 2001) o ‘Styles Of The Times’ y su referencia lírica a la Ciudad Condal (“I woke up in Barcelona…”) y cortes nuevos como ‘For You Too’, que perdió algo de pegada al faltarle volumen al fuzz.

Fue en este segundo pase cuando cayó un repaso transversal de temazos: la infalible ‘Autumn Sweater’ de 1997, ‘Ohm’, el primer corte de “Fade” (2013) o el tour-de-force eléctrico que fue, como siempre, ‘Blue Line Swinger’, un claro favorito de los fans de la banda. Esta última, que cierra el “Electr-O-Pura” (1995), sirvió a su vez para cerrar su setlist propio y dar paso al juego de los encores. Ya cerca de la medianoche, Yo La Tengo premiaron a su público con un delicadísimo cover de ‘I’ll Be Your Mirror’ de la Velvet Underground y su versión de ‘Tried So Hard’ de Glen Clark.

Consistencia y seguridad son adjetivos raros para describir una experiencia de concierto que combina sutilezas acústicas y susurros con chorros de distorsión y noise. Aahí está la magia de esta banda: ellos se arriesgan en el estudio para que ir a sus conciertos sea, para nosotros, de todo menos un riesgo.

Yo La Tengo ofrecen un concierto de calidad. Da igual cuando leas esto.

Fotografías: Livenation

Nota del autor: las fotografías son de la actuación ofrecida por Yo La Tengo en Madrid.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.