10 (+1) motivos por los que el Outbreak Festival 2024 fue un festival memorable

10 (+1) motivos por los que el Outbreak Festival 2024 fue un festival memorable

Este lunes volvimos de cubrir el Outbreak Festival 2024, un evento que a todas luces se ha erigido como el mayor evento de ruido, distorsiones y pogos de todo el Reino Unido (y diría que también de todo este lado del charco). Con tal de compartiros nuestras impresiones, aquí os dejamos con una relación de los 10 motivos por los que consideramos que esta última edición del festival de Manchester ha sido de aquellas dignas de ser revisitadas una y otra vez en nuestras estimadas mentes. Vamos a ello con el repaso:

1 – EL AÑO DEL EMO, EL POST HARDCORE Y LA NOSTALGIA DOSMILERA

Las cosas como son: este año el emo y el post hardcore han ganado al hardcore en cuanto a representación dentro del festival. Ha existido algo de consonancia temática en este asunto: cierto halo nostálgico, con tributos a discos completos (Joyce Manor, The Hotelier, Thursday, Nothing), han sido los que han puesto la brocha al tono retrospectivo del mismo.

    2 – OTRO GRAN SALTO COMERCIAL DEL FESTIVAL

    Aquellos que repetimos tras asistir el año pasado pudimos constatar que el festival ha crecido casi de forma exponencial en apenas una sola edición. No solo por el cambio de recinto, que también, sino porque este 2024 ha contado aparentemente con casi el doble de asistencia que el pasado año. Aún y así, y pese a que este año el escenario principal no ha contado con pantallas, el evento ha sido sentido como uno bien cómodo en el que solo se ha contado con algo de carencia en materia de número de barras de bar dispuestas en el recinto.

    3 – DE 2 A 3 ESCENARIOS Y DE INTERIOR A EXTERIOR

    Con anhelos de ampliarse, el festival no ha perdido su esencia pese a jugársela tanto en mayor número de escenarios (de 2 se han pasado a 3) como en cambio de enfoque de su escenario principal. Piénselo: montar algo en exteriores en junio en Manchester no es elección fácil. Pese a lo esperable (hubo lluvia de forma discontinua), el festival se desarrolló en bastantes buenas condiciones y marcó cierto nuevo precedente de cara a lo que se venga en próximos años.

    4 – LA CATARSIS DE TOUCHÉ AMORÉ

    Lo de Touché Amoré no tuvo nombre en el Outbreak Festival 2024. Los de Burbank se marcaron el mejor concierto de todo el festival con un hipnótico, intenso y emotivo show en el que no faltaron ya clásicos como ‘Amends’, ‘Flowers And You’ o ‘Reminders’. ‘Limelight’ nos hizo levitar hacia la estratosfera, igual que una inédita ‘Nobodies’ que aparentemente estará incluida en su próximo álbum.

    Además, y como anexo maravilloso a todo esto, Jeremy, el frontman del grupo, se unió a Thursday en el directo de estos últimos para hilar una interpretación de ‘Paris In Flames’. Casi nada.

    5 – UN LLANTO RETROSPECTIVO LLAMADO THE HOTELIER

    Casi al mismo nivel de lo vivido con Touché Amoré situamos lo experimentado con The Hotelier. El asunto fue maravillosamente delirante ya desde los primeros segundos: los alaridos viscerales de ‘An Introduction To The Album’ dieron pie a un completo homenaje a “Home, Like NoPlace Is There” que tocó techo con el pack de temas conformado entre ‘A Deep Rest’ y ‘Among The Wildflowers’. Ya con ‘Dendron’ fue que las pulsaciones acabaron viniéndose arriba con un bolo que, a buen seguro, recordaremos durante tiempo y tiempo.

    6 – ANGEL DU$T: LA CARA B OCULTA DE TURNSTILE

    Angel Du$t, primos hermanos de Turnstile (de hecho Brendan Yate, Fang y McRory han sido colaboradores y miembros de la banda), se coronaron como una de las sorpresas de la jornada del domingo gracias a un potente show que, elevando el tono distorsionado de sus discos a otro nivel, acabó con hacerse totalmente con el personal. Presentando su “Brand New Soul”, los estadounidenses volaron alto con ‘Set Me Up’, ‘Turn Off The Guitar’ y ‘Stay’. Los pogos aparecieron de forma rodada, y de qué manera.

    7 – GOUGE AWAY: UN REMOLINO COMANDADO POR CHRISTINA MICHELLE

    “Heavy” recordar que Gouge Away casi se va al garete en la pandemia, más aún tras ver conciertos como el que dieron en el Outbreak 2024. Christina Michelle, reivindicándose como una de las mejores capitanas de banda de su generación, provocó seísmos allá por dónde pisó en un demoledor concierto en el que los cortes de “Deep Sage” resultaron tan cautivadores e incisivos como los añejos. Rendido completa a ella y a su séquito, el gentío acabó por fundirse con Michelle sobre el escenario al sonar composiciones tan apoteósicas como ‘Spaced Out’ o ‘Uproar’. Que alguien traiga este grupo a España, por favor.

    8 – THURSDAY: MIRAR ATRÁS PARA MIRAR HACIA ADELANTE

    Pese a peinar canas, Thursday quisieron pasarse por el Outbreak para demostrar porque son, y siempre serán, una de las caras más pioneras y representativas del post hardcore dosmilero. Con un Geoff Barrow en un grato estado de forma, Thursday reventaron el segundo escenario del festival con un show homenaje al “Full Collapse” encumbrado por el momento ‘Understanding In A Car Crash’.

    9 – CHAT PILE: EN LA CENTRIFUGADORA DE LOS DE OKLAHOMA

    “Last but not least” de mini crónicas de actuaciones: lo de Chat Pile. En serio: por diferentes motivos este grupo apunta a convertirse en objeto de culto en cosa de pocos años. No solo es que su “God’s Country” mole (ojo al siguiente que editarán a finales de este 2024), sino que su directo es tan industrial, atormentado y furioso como cabía esperar de ellos. Suenan como si fuese unos IDLES metidos hasta el culo de anfetaminas, y con algo del desparpajo único de METZ. Lo mejor de todo: tanto como noquea su bajo como lo desacomplejado que se muestra su frontman (Raygun Busch).

    10 – LA VICTORIA ESPAÑOLA

    Es un hecho: este año se ha constatado que, de alguna manera y por algún tipo de razón, el colectivo español predominaba sobre el de países vecinos como Francia, Italia o Alemania. Ese hecho demuestra el interés creciente que existe en el Outbreak en nuestra nación, y a su vez nos constata, por fortuna, que las guitarras, las distorsiones y el ruido es algo aún bien vivo en las preferencias musicales de nuestra gente. Que no decaiga la fiesta.

    10+1 (BONUS TRACK): LOS MIEMBROS DE SEGURIDAD

    No queríamos dejar pasar la oportunidad para rendirnos a los miembros de seguridad que habitaban por todos los festis, incluidos en el escenario. En ningún otro festival nos hemos topado con trabajadores más empáticos y preocupados por su entorno.

    Fotos: Anna Swiechowska

    0 Shares:
    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    También te podría interesar