Destacados

[Crónica] DCode 2019

cronica dcode 2019

Se ha convertido en tradición que la vuelta a la rutina después de las vacaciones tenga una escapatoria en este festival que se lleva celebrando nueve años consecutivos. El DCode es conocido por ser el centro de reunión en la capital, capaz de acoger este año a veinte mil personas con ganas de volver a juntarse con los suyos e incluso fardar de moreno en el último resquicio del verano.

Después de establecer su sede en el Campus de la Universidad Complutense, el festival goza de un espacio idílico para desarrollar un día completo de conciertos, y actividades para los más pequeños, empezando desde las 12 del mediodía. Desde que el evento se redujera a una sola jornada en 2013 se intenta colocar a primera hora alguna banda capaz de hacer madrugar al personal, y para este año el turno le tocaría a Carolina Durante.

CAROLINA DURANTE

No hace falta decir lo populares que ha conseguido hacerse el grupo madrileño en tan solo un año;  y es que hacer que la gente madrugue un sábado para estar en el mismo recinto sin poder salir y entrar, necesita de un reclamo de este nivel para inaugurar una nueva edición. Para disgusto de los allí presentes el concierto no sería lo bueno que hubieran querido debido a los problemas de sonido que tuvieron durante casi una hora de concierto, en la que se llegaría a caer el volumen hasta cuatro veces.

No obstante, el escenario 3 cumpliría las expectativas de público hasta la bandera, y la puesta en escena de estos nuevos abanderados del pop-rock español sigue siendo intachable a la hora de poner a la gente con el puño al aire y hacerles gritar los estribillos que han robado el corazón de media España. Tanto con canciones de su último trabajo (‘Cementerio’, ‘Buenos Consejos, Peores Personas’, o ‘Nuevas Formas de Hacer el Ridículo’), o como las que sacaron por singles (‘Cayetano’, ‘En Verano’, o ‘La Noche de Los Muertos Vivientes’),  ya se consideran himnos de nuevas generaciones.

ANTEROS

Había algo de curiosidad con ver a la banda liderada por la española Laura Hayden. Después de su paso por festivales de renombre como Glastonbury o Reding/Leeds Festival, los de Live Nation gozarían de buena hora en el escenario patrocinado por la serie Élite para desarrollar su show ante un buen número de público. Tampoco faltaría a la cita Alex Trimble, cantante de Two Door Cinema Club, desde un lateral del escenario apoyando a su chica, la cual no pararía quieta de lado a lado demostrando su desparpajo y madera de frontgirl.

Sin conseguir sonar del todo como les hubiera gustado, y aguantando las quejas por lo baja que estaba la voz de Laura con respecto a la de sus compañeros ingleses, los de Londres consiguieron dar un concierto con el que dejar huella a los que se animaron a verles tocar temas como ‘Drunk’, ‘Call Your  Mother’, o ‘Afterglow’, e incluso animando a más de veinte chicas en primera fila a subir al escenario para hacer un poco más entretenido el indie pop del que hicieron gala durante la tarde del sábado.

EELS

Los californianos EELS, con Mark Oliver Everett a la cabeza, han ido haciéndose unos habituales en el sector festivalero nacional de estos últimos años. Ya pasadas las horas de más calor, se pudo disfrutar de un show más movido de como se suele ver a este cuarteto de folk-rock, acostumbrado más a espacios íntimos que a grandes superficies. Consiguieron sacar desde un principio una vena más animada, con la que incluso hacer reír al personal  y enganchar a los más despistados con alguna que otra broma entre canción y canción.

El variado set repasaría algunos de sus temas más conocidos por los fieles que lleva arrastrando más de un par de décadas (‘I Need Some Sleep’, ‘That Look You Give That Guy’, ‘Flyswatter’, o ‘I Like Birds’), y algún corte del nuevo trabajo presentado el año pasado, «The Deconstruction«. Un momento a destacar fue sin duda la anécdota que contó Mark de su guitarrista al presentar a su banda, en relación a una malograda carrera como modelo en centros comerciales y que incluso escenografiaron con un pase de modelos por parte de los componentes de la banda sobre una esterilla especialmente preparada para la ocasión. Risas aparte la actuación no ofreció mayores riesgos y dejaron con buen sabor de boca a los allí presentes.

THE CARDIGANS

Sin duda, la apuesta del día por parte del festival para revivir a una de las bandas noventeras más apreciadas por las ondas de radio españolas. Los que se hicieran conocidos en medio mundo por estar en el momento y lugar oportunos, como sería formar parte de la banda sonora de la versión de Romeo y Julieta, llegando a ganar un Grammy por Mejor Banda del Año, y que convertiría en leyenda dos canciones para el resto de nuestros días: ‘Lovefool’, y ‘My Favorite Game’.

En algunos casos hay artistas que, como estos, ganan su fama por un buen golpe de suerte al enganchar un par de temas que se hacen inmortales al oído humano y escuchamos durante todos los años de nuestra vida sin querer. En el caso de The Cardigans no podemos hablar de ellos como un grupo que haya conseguido salir de esa etiqueta de “one hit wonders”, e incluso revisitar en esta ocasión su álbum más laureado, «Gran Turismo«, no les hizo hacer un concierto agradable de presenciar. Se llegó a hacer pesado como para no tener a la gente si quiera prestando atención a  los suecos, que pasaron con más pena que gloria por esta edición.

AMARAL

Es una de las artistas más consagradas en nuestro país, y lo iba a dejar bien claro por si alguien no lo sabía todavía. Eva Amaral y su banda llevan haciendo cantar a pequeños, jóvenes y mayores desde hace más de veinte años, y desde aquel entonces sigue siendo una apuesta segura en cualquier escenario. En esta ocasión venía con el disco, «Salto Al Color», recién sacado el día anterior, y del que estrenaría exclusivamente en directo algunos de sus temas como ‘Señales’, con la que abrió, o ‘Lluvia’, y ‘Soledad’.

Si bien es cierto que no tardaría en meterse al púbico en el bolsillo con una buena retahíla de éxitos que pudieron corear los más de miles de espectadores que se daban cita para ver a la cantante maña con su fiel guitarrista, Juan Aguirre, interpretando canciones de su conocida carrera como ‘El Universo Sobre Mí’, ‘Marta, Sebas, Guille y los Demás’, ‘Cómo Hablar’, o ‘Moriría Por Vos’. Dejó con buen sabor de boca a más de uno que aún seguía defraudado con la actuación anterior de los Cardigans.

FIDLAR

Llegaba el momento de decidir con el único solape importante del día, y entre Two Door Cinema Club, que ya llevamos mucho tiempo viéndoles pasar por todos los festivales nacionales, y otros que llevamos viendo menos y que sabemos que no fallan, como son Fidlar, no había mejor manera para acabar el largo día por aquella Ciudad Universitaria.

Con un sonido más potente que cualquiera que pisó aquel polémico escenario Élite, los angelinos desplegaron su más que movido punk-rock californiano levantando los únicos pogos del día, después de los que tuvieran Carolina Durante a primera hora del día. Después de haberlo dado todo la noche anterior en la fiesta del 10º aniversario de esta web, aún les iban a sobrar fuerzas como para ofrecer el mejor concierto de la jornada. Durante la hora que tuvieron sobre el escenario pudieron repasar lo más destacado de su discografía repleta de hits como ‘Bad Habits’, ’40oz. On Repeat’, o ‘No Waves’, y sonando incluso más potentes en nuevos temas como ‘By Myself’, o ‘Can´t You See’, de su último plástico «Almost Free».

Un final merecido para un día de festival que se pasó volando para algunos, y que duró semanas para otros. Esperaremos al año que viene para su décimo aniversario y seguir extendiendo un poco más la temporada veraniega de festivales.

Fotografías: Sergio Morales
Texto: Alejandro Lozano

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.