DestacadosEntrevista

[Entrevista] Sorry: «al fin nos sentimos preparados para publicar nuestro álbum debut»

sorry

Sorry siempre han tenido una manera muy particular de hacer las cosas. El lanzamiento de “925”, que se producía a la vez que explotaba la crisis del coronavirus a nivel mundial, tampoco ha podido escapar de esa excepcionalidad. Algunas de las canciones incluidas en su álbum de debut tienen unos 3 años de vida. Para conocer su origen hay que remontarse a 2017, cuando Sorry publicaron la primera de sus mixtapes, un formato prácticamente por explorar para las bandas de guitarras. En los dos volúmenes de “Home Demo/ns” ya se observan algunas de las virtudes que hacen grande su debut, como la capacidad de los londinenses para fundir géneros bajo su singular propuesta. En el momento de publicar todas aquellas maquetas, estaban ya atados en corto por uno de los sellos británicos independientes más reputados, Domino Records. La relación con su discográfica se antoja clave en el desarrollo artístico de Sorry, habiendo otorgado al joven conjunto el tiempo necesario para foguearse en directo hasta dar con la fórmula adecuada para entrar al estudio a rematar la faena. De su recorrido, el concepto de mixtape y otras cuestiones charlamos hace unas semanas con Asha Lorenz, que junto a Louis O’Bryen forma el motor creativo que impulsa el proyecto.

En España también estamos en aislamiento, pero aquí la situación es sensiblemente diferente. Por ejemplo, no podemos salir a dar un paseo ni a hacer deporte. ¿Qué tal lo estás llevando?

Es bastante raro, la verdad. Es difícil comprender qué está ocurriendo, pero por el momento trato de estar en casa. Hacer algo de música, ver la tele, leer algún libro. Simplemente tratando de mantener distraída la mente, porque lo que está ocurriendo es una locura, es algo muy triste.

Estos días se supone que deberíais estar de gira presentando el álbum. Hablando de cómo os ha afectado la crisis del coronavirus, a vosotros os sorprendió en Estados Unidos. Fuisteis, pero solo tuvisteis tiempo de dar un concierto antes de que la situación colapsara. ¿En qué línea estáis trabajando para recolocar las fechas?

Hemos movido las fechas a octubre y diciembre, pero no sé si finalmente ocurrirá. Por el momento, este el plan.

¿Estáis tratando de escribir nuevo material?

Sí, estamos intentando escribir nuevos temas. Pero es complicado porque no puedo quedar con Louis, no vivimos juntos. Ninguno de nosotros vivimos juntos. Pero sí, estamos intentando componer algo en nuestras casas.

El ordenador ha ido adquiriendo importancia en vuestro proceso de composición. Imagino que con esta situación se ha vuelto crucial. ¿Podrías explicar cómo es vuestro proceso compositivo?

Ha sido progresivamente más importante porque producimos nuestra música. Louis produce con Ableton o Logic. Lo usamos en nuestras habitaciones, en nuestras casas. Así que sí, de alguna manera juega un papel importante. Hacemos ruiditos guays. Definitivamente, es importante. Nos viene muy bien para componer.

Algo muy particular de vuestra propuesta es la manera en que la voz de Louis y la tuya se entrelazan. Quizá tras tantos años juntos esto ocurra de manera natural. Cuando estáis componiendo una canción, ¿cómo trabajáis para que encajen y de qué manera se concreta?

Generalmente, lo solemos usar como un recurso para que haya diferentes voces dentro de un tema. Puede ser otra personalidad en la canción. Depende de a qué voz le venga mejor o encaje con la letra para una ejecución adecuada. Yo escribo las letras y normalmente soy quien le propone a Louis cantar un trocito específico. Esta segunda voz puede ser que trate de ayudar a la melodía o ser una voz diferente en la canción, otra persona.

¿Cómo le explicarías el concepto de mixtape a una persona que no está familiarizada con la idea?

Como si hicieras una playlist para un amigo o para alguien con tu tipo de canción favorita, o simplemente escogiendo canciones de manera aleatoria porque todas son de géneros diferentes. Es como una de esas cintas que le das a la persona que amas.

El disco incluye alguna canciones de las que hemos escuchado versiones anteriores. ¿Cómo aplicasteis ese concepto de mixtape en vuestros primeros compases como banda?

Louis y yo hacemos muchas demos. Teníamos muchas canciones que queríamos publicar, pero no estábamos preparados todavía para encarar el álbum. Queríamos más tiempo, así que fue una manera de ganar tiempo pero también una bonita forma de publicar mucha música. Era un proyecto muy divertido porque también hacíamos los vídeos y todo eso, así que fue algo con lo que nos lo pasamos bien. Todo esto hace un tiempo, cuando Soundcloud era ya bastante popular y podías escuchar demos. A los dos nos gusta estar con el ordenador escuchando maquetas de la gente.

Habéis estado preparando durante mucho tiempo este “925”. Algunas de las canciones incluidas tienen 3 años. Domino no os ha presionado para sacarlo antes, lo que ha repercutido de manera positiva en el resultado final. ¿Cómo supisteis que este era el momento de publicar vuestro álbum de debut?

Al fin nos sentimos preparados para publicar nuestro disco álbum, porque habíamos lanzado algunos singles pero no creo que fueran tan representativos de lo que queríamos hacer. No habíamos encontrado la manera de hacerlo, porque queríamos que fuera una buena mezcla de nuestro directo y nuestros singles, y verter todo eso en las mixtapes. Estábamos esperando hasta que nos sentimos preparados para encarar la grabación de esa manera. También nos llevó algún tiempo saber qué canciones funcionarían juntas, porque muchas… no diría que son aleatorias, pero son diferentes aunque puedan encajar. Una vez tuvimos suficientes canciones que pudieran funcionar como una entidad, sentimos que era el momento. Me alegro de haber esperado para publicarlo porque no creo que antes estuviéramos preparados.

¿Cómo encarasteis el proceso de volver a grabar canciones antiguas para vuestro álbum de debut?

Teníamos las maquetas grabadas en casa. Se las llevamos a James Dring y entonces grabamos algunos trocitos de una manera mejor, desarrollando la canción un poco más si lo necesitábamos. Por ejemplo, teníamos ‘Ode to Boy’, en la que canta un coro, por lo que queríamos usar el órgano. Queríamos que la música imitara a las letras, hacerlas más grandes.

Has hecho referencia a los vídeos que empezaste a preparar para la banda, cuando lanzabais las mixtapes. ¿Por qué ha sido la parte visual tan importante para Sorry?

Creo que es porque nuestra música puede ser bastante dispersa. La parte visual es una manera de intentar mantenerlo todo en la misma onda. Me gusta cuando la vertiente visual va de la mano de la música y contribuye a crear la atmósfera, el mundo que estás tratando de mostrar.

Hay algunos samples en el álbum. Por ejemplo, en ‘Snakes’. ¿Con qué intención los empleasteis?

Usamos los samples cuando, estando en casa componiendo, creemos que encaja en la canción. Entonces es cuando buscamos algo. Los samples ayudan de alguna manera a encontrar inspiración para el tema que nos ocupa.

En ‘Right Round the Clock’ y ‘As the Sun Sets’ habéis incluido referencias a otras canciones (NdR: a ‘Mad World’ de Tears for Fears y a ‘What a Wonderful World’ de Louis Armstrong, respectivamente). ¿Cómo surgió esta idea?

La verdad es que no lo sé. Louis y yo estábamos componiendo ‘Right Round the Clock’ y se le ocurrió a él porque estábamos haciendo una canción como de los 80. No le dimos muchas vueltas, simplemente ocurrió y entonces pensamos que quedaría guay y sería algo divertido.

‘Perfect’ parece un muy buen cierre para la cara A y ‘As The Sun Sets’ muy buen arranque para la cara B. ¿Lo tuvisteis en consideración durante la confección del tracklist?

Sí, le dimos muchas vueltas al tracklist. Escuchamos el álbum muchas veces. Al no tener una historia que recorra todo el disco, queríamos que fluyera bastante, que el ritmo tuviera altibajos.

Quería preguntarte por una exclusiva edición limitada de “925”. Incluía un 7” con “Drag King / Prickz”, publicado originalmente en 2017. ¿Con qué intención lo hicisteis?

Fue el primer single que publicamos, por lo que pensamos que sería bonito incluirlo. Fueron las dos primeras canciones que lanzamos como single, pero nunca llegamos a editarlas en vinilo.

Es un bonito detalle, celebrar la publicación del álbum de debut mostrando esa parte del recorrido. Otro tema que quería tratar contigo son las redes sociales. No parecéis muy interesados en ellas. ¿Qué otras cosas hacéis para promocionar vuestra música? Entiendo que esta entrevista es una de ellas.

Sí, hacemos entrevistas. Louis y yo no somos por naturaleza muy habladores. Tampoco somos muy dados a publicar en redes sociales. Me gusta limitarme a hacer música. En los conciertos y demás siempre hablamos con la gente y vendemos merch de la banda y todo eso, pero no me gusta prodigarme en redes sociales. Simplemente, prefiero que a la gente le guste la música y entonces tal vez conocerlos en un concierto, eso estaría bien.

Sigo a muchas bandas británicas en redes sociales y puedo observar diferentes estilos. Algunos son, cuanto menos, arriesgados.

¿A qué te refieres?

Tirar mucho de humor incisivo, comentarios políticos…

Sí, a veces es demasiado. Quiero mantenerme al margen de todo eso.

Me gusta mucho la portada y tengo algunas preguntas sobre el collar. ¿Cuántos se hicieron?

¡Solo uno! Los padres de nuestro batería hacen joyas, por lo que yo hice el diseño y ellos lo fabricaron para nosotros.

Así que se trata de una pieza única. ¿Quién lo tiene?

Creo que lo tengo yo, pero pertenece a Domino.

Supongo que no lo usas.

No, era solo para la portada. Es bastante grande, no me lo pondría.

¿Quién hizo de modelo?

¡Soy yo! Si tienes el disco, es el cuerpo de Louis el que aparece en el interior.

La última pregunta es sobre Domino. ¿Erais fans del sello? ¿De algún artista o disco en particular?

Probablemente Alex G. Por eso queríamos fichar por Domino, porque vimos que era donde estaba Alex G.

Fotografías: Jasper Cable-Alexander

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.