DestacadosEntrevista

[Entrevista] Unknown Mortal Orchestra: “Tardo tiempo en entender sobre lo que realmente he compuesto”

entrevista unknown mortal orchestra

Este viernes 6 de Abril llega el cuarto álbum de estudio de Unknown Mortal Orchestra. “Sex & Food”, es otro personal y texturado trabajo de la banda de Ruban Nielson, que viajó a Asia o recuperó temas ya bien revisados con el fin de componer un trabajo más maduro y calmado. En Binaural, aprovechamos el anuncio del LP para hablar con él, y que nos acercase un poco más las claves que han determinado su ya más que reconocible sonido.

Hola Ruban.

Hola.

Esta es la primera vez que he sentido que un álbum de Unknown Mortal Orchestra no suena “tan nuevo”, da la impresión de que mira mucho a trabajos anteriores. Algunas canciones parecen enfrentarse directamente a otras de los LPs previos ¿Es “Sex & Food” una especie de antología sónica de la carrera de Unknown Mortal Orchestra?

¿Quieres decir como un sumario?

Sí, como si estuvieras mirando al pasado y seleccionando lo que te gustaba.

Sí, creo que lo es, estoy de acuerdo, es verdad.

Una cosa que retomas muy explícitamente es el hablar de tu familia, eso no lo hacías tan directamente en “Multi-Love”, hablar directamente a tus hijos como en “II”. No sé si este álbum podría ser una especie de disculpa a ellos por el mundo que les estás dejando.

Oh… (risas) Sí, supongo que sí, realmente no lo sé, no sé cómo va a sonar cuando sean mayores, pero espero que lo que les quede, sea lo que sea, no sea mi culpa… Si es malo… (risas). Lo que siento que he intentado hacer es figurarme cómo hacerles la vida más fácil en el futuro, porque cuando yo crecí mis padres parecían tener esa conciencia, pero no me dieron ningún dinero o me dejaron nada… Quiero decir que si hay alguna razón por la que hago lo que hago es para hacerles la vida algo más fácil. Tal vez podría… No sé, construirles algún tipo de propiedad o al menos otorgarles cierta clase de conocimiento que pudiera hacer su supervivencia posible. Me gustaría ver un poco el futuro, no sé siquiera cómo va a ser el año que viene.

Sí, eso está muy presente en el álbum. Creo que comenta mucho el presente, y en ocasiones con miedo.

Yo también lo creo, siento que lo que he estado intentando hacer es permitirme a mi mismo mirar las desgracias del mundo, pero en un sentido humano… Supongo que por eso he llamado al disco “Sex & Food”, estaba tratando de anular la idea de que el álbum fuera pesimista. Porque creo que el mundo es oscuro, y lo estoy señalando: “está oscuro”, pero no creo que sea mi culpa (ríe). Creo que sexo y comida muestra la idea de que a veces hago bromas y tengo un sentido del humor oscuro, pero al mismo tiempo siento que me pueden hacer feliz con las cosas más sencillas… Y en realidad a veces soy bastante sencillo y bruto, y lo quería llamar así para que la gente se hiciera cierta idea sobre mí.

¿De que disfrutas estas cosas de forma fácil?

Sí, creo que son cosas en las que todos nos ponemos de acuerdo. Creo que porque el mundo se está volviendo más violento y la gente tiene muchas cosas por las que discutir, yo pienso que el mundo es bastante más simple.

Estoy de acuerdo. En las letras hay referencias religiosas a tradiciones como la griega o la judía (Samael, Chronos, Hubris…) ¿Cómo sucedió esto? Porque se sienten en ocasiones como apocalípticas.

No estoy seguro de cómo sucedió… ¿Te refieres a las mitologías? Tal vez.

Sí… De algún modo. No suena como un disco triste o rabioso, pero por esta y otras razones suena a que algo está yendo realmente mal.

Sí, supongo. Mi vida ha estado bien recientemente, y estoy de algún modo agradecido de que en lo personal no haya tenido grandes problemas ni nada se haya desintegrado. Pero creo que en la cultura americana y en la política sí que da un poco la sensación de que el mundo se cae a trozos, y no sé si es sólo América, pero creo que iba a ser difícil evitar sentirse influenciado por ello. También creo que estaba pensando mucho en ciencia ficción, porque a veces hablar sobre el presente se siente como hablar de ciencia ficción. Parece irreal, o algún tipo de cuento, es difícil saberlo.

Hablando de “American Guilt” es un poco ambiguo porque parece que esta ‘culpa americana’ es más una especie de ‘culpa occidental’.

Sí, es posible, creo que lo que me gusta de esa frase es que puede referirse otra gente o puede ser un tema… Sobre mí mismo. Ha vivido en los Estados Unidos diez años y creo que he sentido… Esta culpa, que se va colando en ti a medida que se lo permites. A veces creo que (mi música) es sólo yo hablando de mí mismo y no siento que pueda estar haciéndolo de otros americanos, una vez hecha la cosa se vuelve más complicada ¿Sabes?

También te quería preguntar si la culpa de la canción, combinándola con la referencia en la letra “viva la México” estaría relacionada con cómo el terremoto (que sucedió mientras Ruban estaba allí) fue tratado en el resto del mundo.

Fue extraño estar en el terremoto, porque me di cuenta de que nadie realmente sabía lo que estaba pasando, y era complicado saber si a alguien verdaderamente le importaba… Estábamos atrapados en un parque y no podíamos salir, ni trabajar, pasamos horas allí. Cuando nuestra furgoneta empezó a funcionar en realidad estaba ya todo tranquilo, no fue una historia demasiado grande y la mayoría de nuestras familias ni siquiera se enteraron de que estábamos allí. La gente de algún modo lo ignoró en otros lugares, mientras que en algunos fue realmente duro… No sé qué pensar…

¿Este sentido de estado catastrófico ha ayudado a formar el tono del álbum?

Sí, fue bastante inspirador en algunos sentidos… La tensión, y creo que fue después de aquello que decidí ir a otros lugares. Sentí que las luchas geográficas me podrían inspirar para escribir, que podrían ser un lugar interesante para meditar. Entonces fui a Seul, quería estar cerca de la frontera entre Corea del Norte y Corea del Sur porque siempre me ha encantado la leyenda de Bowie e Iggy Pop en Berlín y quería comprobar como sonaría en este tipo de conflictos en la actualidad. Entonces me di cuenta de que esta frontera tenía las mismas tensiones, pero tal vez incluso más, por lo que iba al estudio todo lo que podía para ver si me molestaba. Era un estudio de K Pop, lo que era también interesante, pues pasaba tiempo con la gente que estaba viviendo el problema realmente cerca. En los Estados Unidos la gente está informada y preocupada, pero con tantas distancias alrededor, lo realmente bonito era poder hablar con gente que de verdad vivía allí y estaba asustada. Hanoi también fue interesante porque sabía que quería más guitarra en este disco, y casi todo estaba bastante formado antes de que llegase a esa conclusión. De lo que me di cuenta es de que la primera vez que escuché ese tipo de guitarras fue a Jimmy Hendrix y en una película sobre Vietnam, así que de algún modo asociaba ese tipo de efectos que me encantan como los de Motown o Hendrix con la guerra de Vietnam, así que fui un poco por esa razón, a ver si podía señalar como aquello sonaba.

Supongo que trabajar en Vietnam fue bastante distinto de trabajar en Portland…

Sí…(Risas)

Y siendo un disco que habla tanto sobre tu familia, ¿cómo fue componer tan lejos de ellos?

Supongo que no fue tan extraño como generalmente, suelo tener problemas con ello, pero cuando estaba grabando no me preocupaba tanto. Es difícil, porque nunca había estado fuera tanto tiempo y era un tipo de situación y de presión diferentes… Sí, creo que no fue tan duro, además he pasado mucho tiempo con ellos últimamente, sólo últimamente, este año vuelvo a sentirlo.

Sí, porque el disco es muy colorista y enérgico a pesar de todo. Dónde puedo sentir más aflicción es en las canciones que hablan sobre la tecnología, sus límites y las drogas ¿Por qué ha vuelto el tema de las drogas a ser relevante?

Creo que parte de lo que estoy haciendo en este disco es mirar atrás hacia “II”, y creo que estoy pensando en los mismos temas en algún modo. Creo que “Multi-Love” trataba de ser un disco más alegre y que este (“Sex & Food”) era más triste como “II”. Mis padres eran adictos y hay bastante adicción y alcoholismo en mi familia, incluso yo he tenido cuestiones y problemas relacionados. Es bastante difícil para mí escapar de hablar de ello, porque se siente como una cosa realmente importante que ha sucedido en mi vida. Supongo que lidiar con esas cosas y superar las adicciones es algo que nunca se ha ido.

Creo que en “Multi-Love” hablé de forma distinta del tema de las drogas, pero creo que todavía no he hecho un álbum que no esté consternado con ello. Pero sí, creo que ha vuelto un poco más sólo que en este caso era más hablar sobre experiencias pasadas que referirse al “justo ahora”, porque creo que ahora mismo no es un peligro al que tenga que enfrentarme, pero sí al que debo sobreponerme cada día, aunque creo que cuando estoy en casa no me tengo que preocupar por ello. Es más cuando estoy de gira, y toda la presión que ello conlleva, muchas cosas que empiezan a echárseme encima, que siempre sucede cuando estás de gira con las drogas y el sexo. A veces se convierte en una medicación.

Sentirse desconectado de la gente y esta nueva perspectiva con las drogas, mañana cumples 38 años [nota del autor: la entrevista fue realizada en febrero] ¿Podría ser que de algún modo sientes que te estás haciendo viejo?

La cosa es esa, no es realmente una cuestión que me esté haciendo mayor… (risas) Todos nos hacemos mayores de todos modos. Supongo que pienso mucho más en estar saludable de lo que lo hacía antes, es también porque no quiero pasar toda mi vida yendo a fiestas y ese tipo de cosas, quiero reunir dinero y dejar algunos de los comportamientos destructivos atrás. Pero sí, no me asusta realmente la melancolía de hacerme mayor demasiado, siempre me he sentido como si tuviera cincuenta años mentalmente, así que en muchos sentidos cuando voy envejeciendo me siento más cómodo… (risas).

En este punto el álbum parece muy personal, pero al mismo tiempo habla sobre tópicos como la globalización o la tecnología, este sentimiento apocalíptico… Que hace que también parezca tu disco más impersonal o comunal, porque trata muchos temas compartidos ¿Lo sentiste así?

Sí, supongo que pasé mucho tiempo tratando de evitar que se volviera excesivamente político, porque quería que también sonara personal como mis otros trabajos. Pero creo que hay tanto perdido ahora mismo en la sociedad que simplemente no puedo resistirme a hablar de ello, pero no estaba tratando de hacer un disco sobre la sociedad. Es más sobre un individuo que pasea alrededor de todo observándolo, porque siempre quiero que mis discos sean sobre sentimientos privados y experiencias individuales, y no sobre política o sociedad… ¿Tiene eso sentido?

Sí, comparto ese sentimiento sobre que otro álbum protesta podría resultar pesado y cargante, así que ¿Cómo hiciste para sentirte comprometido a pesar de no hablar de política de forma explícita?

Si me gustan los discos políticos es porque algunos primeramente se sienten muy personales. Supongo que estaba pensando en canciones políticas cuando empecé a escribir, y estaba tratando de ver si era posible para mí hacer canciones sobre el tema. Pero al final estaba todo tan repleto de ideas sobre ello que simplemente se filtraron en el álbum, lo cual es muy difícil para mí de decir, porque nunca sé sobre que son mis canciones hasta que pasa un poco de tiempo, un año y medio o dos. Tardo tiempo en entender sobre lo que realmente he compuesto, y a veces me doy cuenta de que lo que he contado es muy confesional, e incluso embarazoso, pero… En este punto siento que lo que he estado escribiendo es muy surrealista, no sé cuánto seguirá así, sólo creo que estoy tratando de ser muy honesto con lo que me ha pasado y cómo lo he vivido, no sé cuan político es, dependerá de lo que otra gente sienta.

Para acabar ¿Entonces no va a haber cómo se rumoreaba un disco punk de Unknown Mortal Orchestra?

(risas)… No, creo que no, estuve repasando muchas cosas que escuchaba cuando crecí, particularmente Gang of Four y PIL, e hice algunas canciones del estilo, pero nada de aquello terminó en el álbum. Igualmente creo que de algún modo eso influyó el tono del disco, aunque no el género, lo que lo hace más interesante.

Unknown Mortal Orchestra estarán en directo este verano en el Primavera Sound Festival 2018.

Fotografías: Neil Krug
Texto: Miguel Pardo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.