DestacadosEntrevista

[Entrevista] Yendry: «Sueño con colaborar con Frank Ocean»

Al menos aparentemente, Yendry es otro de aquellos meteoritos que parecen estar predestinados a impactar próximamente en el pop de primera línea. La antigua participante del Factor X italiano llamó de lleno la atención con ‘Barrio’ en 2019, para poco después pegar un buen pelotazo con una pieza, ‘Nena’, que vino acompañada en 2020 de un respectivo episodio de los siempre codiciados A Colors Show. Desde entonces la cosa ha ido para arriba: su Instagram ya cuenta con más de 100.000 seguidores y ‘Nena’, como estelar single, ya está acariciando los 3 millones y medio de reproducciones. «History continues»: ese éxito sirvió las bases para que ‘Se Acabó’, concretada junto a Mozart La Para en el 2021 que nos ocupa, ya empiece a rascar un buen rango de escuchas. Por ello, ya se le han abierto puertas a todo tipo de colaboraciones internacionales, como aquella materializada recientemente «in studio» en Miami con Damian Marley, u otras de imponentes que verán la luz pública próximamente.

Pese a haber nacido en República Dominicana, Yendry Fiorentino vivió buena parte de su vida en Italia. Tras residir temporalmente en alguna ciudad como Londres, esta inquieta promesa del sector tiene la cabeza puesta al 100% en su mudanza a la ciudad de Miami. Ese sentido itinerante es casi tan imprevisible como el que marca sus pasos en terreno musical: sencillo que edita, sencillo en el que esta compositora nos sorprende abrazando texturas totalmente diferenciadas entre sí. Su mirilla no se arruga ni se arrugará ante nada: el dembow, la electrónica más ácida y los ritmos dominicanos figuran en una «pantene» propia que, año tras año, va ampliándose sin rubor alguno.

Llamada a tocar el cielo sin mediador de por medio, esta buena hija del caribe se dejó ver recientemente por Barcelona por puros motivos promocionales. Un café compartido en una terracita del Poble Nou nos ayudó a conocer más de cerca el porqué del pujante éxito de una de aquellas risueñas artistas que ya está trabajando con productores de «first row» mundial.

Te empezamos a escuchar hace dos años. Concretamente con ‘Barrio’. Después llegó ‘Nena’ y empezó la locura respecto a ti…

Locura, sí. ¡Dijiste bien!

Hay algo que fascina un poco en tu historia. Aparte del hecho de que tu música es muy transversal, es curioso comprobar cómo tienes anclas en diferentes puntos geográficos. Viviste gran parte de tu vida en Italia, para trasladarte después al Reino Unido. Tus orígenes son dominicanos. Supongo que tus primeros recuerdos los tienes en nuestro país vecino, ¿no?

Sí, aunque tengo algún que otro flashback de lo vivido en Santo Domingo. Me mudé cuando tenía 4 años por lo que toda mi vida la pasé en Italia. Viajando pero siempre en Italia. Fue raro porque cuando llegué no estaba acostumbrada a lo que se vivía allí… Mi mamá me suele recordar: “cuando llegaste me preguntaste por qué existía allí tanta gente blanca”. La razón de esto: en Santo Domingo son más mulatos. Nunca antes había visto personas con otras tonalidades de piel. Allí aprendí el idioma, absorbí la cultura italiana… Creo que eso me dio algo más para experimentar en la música. También me permitió escuchar géneros diferentes. Escucho de todo (risas).

¡Ya lo sé, ya! He visto que tocas un poco todos los frentes. Desde Massive Attack hasta… Venga, me la juego. Supongo que en tu top 1 está… quizás meto la gamba, ¿eh?… pero diré… ¿Amy Winehouse?

¡Ay, sí! Amy me encanta. Aunque lo cierto es que cuando me preguntan por mi música favorita no sé qué decir. Me gustan tantos… Empecé adorando a Destiny’s Child y Whitney Houston. Después me metí de lleno con el pop que salía de MTV. En mi televisión siempre estaba puesto eso. Desde Amy Winehouse hasta Hooverphonic, Blur… Había mucha cosa diferente entonces. Me da la sensación que ahora todo es un poco más homogéneo.

¿Cuándo fue que te diste cuenta de que tú también querías aparecer en primer plano en esa MTV?

Pese a lo que pensé desde bien pequeña, me costó encontrar el coraje de hacerlo. ¿Sabes cuando piensas algo como “me gustaría hacer eso” pero no das el paso? Pues eso. Veía a demasiada gente hacerlo bien. Me preguntaba a mí misma: “¿qué voy a hacer yo?”. Siempre he cantado pero creo que fue en el instituto cuando me di cuenta de que algo bueno podía salir de esto. Había bastante gente que me venía y me pedía que le cantase algo. Eso me reafirmó. Empecé con jazz, con música electrónica experimental… Cuando me sentí lista a hablar de mi historia, arranqué mi carrera sola. Antes de esto, pese a componer mis propias letras, no hablaba de mí. No me gustaba hablar de mi historia. No es fácil… Es como invitar a la gente a conocerte.

Supongo que para alcanzar ese punto también influenció de alguna manera tu relación con la música de tus orígenes. ¿Cómo estuvo presente en tus inicios?

Siempre lo estaba pero de forma un poco indirecta.

¿A través de tu madre?

Sí, a través de mi mamá. Y también cuando hacíamos barbacoas con mis tíos, mis tías… Porque allí solo sonaba reggaetón y bachata. Ya sabes que los dominicanos son muy de eso (risas) Entonces bachata, salsa, merengue… Eso escuchábamos cuando estábamos juntos. Pero yo, por mí sola, le daba a otras cosas. Fue indirecto. Ahora tengo un poco ese feeling cercano a esos estilos… La escuché tanto en su día que me la sé toda (risas). Me sé las letras, los riffs de guitarra de la bachata… Tienen unos cambios de ritmo muy típicos.

¿Acabaste aproximándote entonces a algún instrumento?

La verdad es que yo no sé tocar. Y la verdad es que me arrepiento de no haber estudiado música. Quería estudiar pero siempre he trabajado mucho, por lo que no he tenido ni el dinero ni la oportunidad para hacerlo. En Italia, en Torino, existía el Conservatorio pero no se podía aprender jazz vocal, sino que el enfoque estaba solo puesto en un canto lírico de ópera. Recuerdo que me quería mudar a Barcelona para estudiar pero ustedes tienen todas las clases en catalán. Casi todas (risas).

¿Eso fue lo que te frenó?

La verdad es que no. Yo estaba con mis dos bandas de jazz y música experimental, por lo que me quedé allí.

¿Cuándo fue que se dio el paso de ‘Barrio’?

Con mi banda de jazz cogíamos temas y los revestíamos. La mayoría de temas que trabajábamos eran en inglés y en francés. Un día yo traje un tema que era como un vals peruano. Lo descubrí gracias a Silvia Pérez Cruz. Me puso la piel de gallina y se me hizo raro escucharme cantando en español. Pero me gustó. Y mis compañeros de banda me invitaron a que le diese más caña en ese sentido. Posteriormente hice un viaje sola a Santo Domingo. Para descubrir más cosas de allí. Hablé mucho con mi mamá, para conocer más toda la historia… Pensé que estaba lista para compartir un poco todo lo relacionado con mis orígenes. Así surgió ‘Barrio’.

Llama mucho la atención el foco que tienes puesto desde ese entorno. De hecho solo hace falta hacer alguna visita vía Google para descubrir que has aparecido en programas televisivos de dicho país, etc.

Es increíble porque yo no me consideraba dominicana. Y lo curioso es que en Italia no me consideraban una persona 100% italiana.

¿Es como si estuvieses en algún punto intermedio, no?

Sí, totalmente. El amor que recibí desde República Dominicana, y que aún estoy recibiendo, es increíble. Pienso que proviene, al menos en parte, de mi procedencia europea. Eso les resulta fascinante. Hay mucha gente dominicana que cree sentirse orgullosa por ver que les estoy representando, al menos de alguna manera, con algo diferente. Con una propuesta diferente y nueva. También les llama la atención mis rizos y mi estética.

Después vino tu evolución. Y tu Instagram se disparó hasta las nubes…

(risas) Eso fue Colors.

Claro, tú hiciste ‘Nena’ y de golpe se te apareció esa oportunidad. Viniendo de un ámbito alternativo, debió ser algo mágico para ti. Tener un espacio en A Colors Show es un sueño para muchos.

Yo soy muy fan de A Colors Show. De la plataforma. Creo que todos los que trabajamos en este sector conocemos A Colors Show, porque cubre nuevos artistas que son sumamente interesantes. Sobre todo creo que es importante algo así ahora, porque los algoritmos siempre acaban ensalzando a los mismos. Considero que es necesario el poder descubrir música nueva con plataformas así.

Así es como descubrí tiempo atrás a James Blake, Frank Ocean… Cuando me enviaron una propuesta me quedé… (esboza una amplia sonrisa). “¡Ya voy!”.

¿Ese fue tu primera gran momento a nivel profesional?

Sí. Al principio mi manager me preguntó por mis tres grandes objetivos. Uno de ellos era tocar en Colors. Al menos de entrada, pensaba que iba a tardar mínimo unos dos años en conseguirlo. Pero… ¡pum! Se hizo la luz.

Bastante pronto aparecía, ¿no?

(risas). Fue “amazing”.

Me retiro mañana.

Totalmente. Me retiro mañana.  

(risas)

Fue lindo, muy lindo.

Eso prendió la mecha. Y ahora cada single parece estar funcionando bastante bien. Supongo que ahora debes estar trabajando en alguna referencia, ¿no?

Siempre estoy en algo nuevo. Ahora hace nada he trabajado con Damian Marley. Pasó todo de manera muy natural. Hicimos una jam session juntos. Nos vimos tres veces, de forma muy distendida, para hablar de música. Sin tapujos, ni presiones.

¿Cómo es una jam sesión con Damian?

Increíble, de verdad. Fue increíble. Su técnico me dio un micrófono y no me salía cantar al principio. Hasta que Damian me dijo: “oye, siéntete libre de cantarte algo, ¿eh?” (risas) Lo hicimos todo en su casa. Tiene una casa que es un estudio y trabaja solo de noche. Juntos hicimos un tema que será el que salga ahora. Todo salió de forma muy natural y él es muy puro. Es un tipo encantador. Me di cuenta que a veces los más grandes son también los más humildes.

¿Esa idea te ha surgido también de trabajar con algún otro artista en concreto?

Sobre todo con productores. Son muy humildes.

Tema Miami: ¿estás viviendo allí ahora?

Estoy viviendo allí ahora pero la verdad es que aún estoy buscando casa.

Vi en una entrevista que hiciste en noviembre de 2020 que estabas mudándote… ¿Cómo han sido tus primeros pasos en una comunidad tan latina como es esa?

Aún no he hecho la mudanza del todo pero he comprobado cosas relativas al entorno. Como dices, tienen una comunidad muy latina. Al principio se me hizo todo un poco raro porque de entrada van mucho a por el reggaetón, porque es lo que más vende. Es la cultura de allí. Ahora están experimentando más. En general la cultura urbana y latina se está abriendo mucho. El último de Bad Bunny, por ejemplo, hay un tema llamado ‘Trellas’ de vibras muy de The Beatles. Creo que en lo mainstream están experimentando más, y en la cultura underground aún se sienten más libres que antes.

Entiendo que te sientes mucho más cómoda en un ambiente donde se respira más libertad que en uno más focalizado a un estilo, como es el reggaetón…

Claro. No quería que me encasillasen como una artista de reggaetón. Cuando dicen que eres latina y dominicana se esperan una imagen y un estilo de música, y no es eso. A mí me gusta hacer lo que me da la gana.

Lo que me gusta mucho de tus singles es que en cada uno estás intentando tocar un palo diferente. Para así alejarte de encasillamientos.

¡Sí! Sale de forma muy natural. De hecho me sale así en el estudio.

Más allá de lo que hemos visto en tus canciones: ¿en qué registro es donde te sientes más cómoda?

¿En mi cabeza? (risas)

Sí.

He hecho un tema que resume un poco todo. Y es electrónica.

Entonces tienes una vocación más electrónica.

Sí, sí. Me gustan las bases gruesas. Y las baterías muy duras.

Cómo…

Como Aphex Twin. Me encanta.

Es duro, ¿eh? (risas)

Me flipa. Lo vi en Torino en vivo y fue una pasada.

¿Ves tu voz entrando en un formato tan incisivo?

Como dije hoy a un amigo: “hay una diferencia entre lo que puedes hacer y lo que quieres hacer en tu proyecto”. No creo que mi música pueda ser así pero creo que se podía acercar a un registro más cercano a Billie Eilish o similar. Con un tono muy grandilocuente. Quiero que suene todo muy refrescante. Suelo adoptar un “mindset” de música electrónica a la hora de crear.

 ¿Y qué otros artistas te dan un poco un feeling similar?

Billie, Arca… Arca me encanta. Jamie xx también.

¿Una colabo con Arca está en la “lista de los deseos”?

¡Ojalá!

¿Qué hay en esa “budget list”?

Pues la verdad es que hay una colabo con Frank Ocean. Sueño con colaborar con él. Pero todo es trabajar duro y “who knows”. Antes tenía miedo a todo pero ahora me he dado cuenta que el mundo es más pequeño de lo que me pensaba.

¿Quieres sacar un EP o LP ahora?

Sí, eso quiero. Me apetece hacer eso para salir un poquito del formato singles y así poder experimentar un poco más. Con los singles todo está muy individualizado pero me gustaría hacer algo que abarcase más.

Fotografías: Kevin Zammit

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. En busca constante de aquel "clic" que te haga engancharte a un artista o grupo nuevo durante semanas y semanas. Mi Twitter personal: @pabloporcar

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.