2018Destacados

Los mejores discos de 2018

Los 50 álbumes del año para Binaural.es

mejores discos 2018

Encaramos la recta final a nuestro particular repaso de lo más destacable del año listando los mejores LPs de enero hasta ahora. Ya habéis podido echar un vistazo a nuestros videoclips favoritos, los mejores EPs y las bandas emergentes a tener en cuenta de cara al año próximo. Ahora, antes de presentaros nuestra lista con las mejores canciones de este año,  os traemos una recopilación de los mejores discos de 2018 para todos los redactores y colaboradores de esta web.

Tienen cabida viejos conocidos pero también fulgurantes promesas, y revisamos trabajos que abarcan de lo más lírico y clásico a lo más urbano y experimental. ¡Empezamos!

50 – IT IT ANITA – LAURENT

Si “AGAAIIN” (2016) fue ya un pelotazo, It It Anita se reafirman y nos dan un rapapolvo este año con “Laurent”, su segundo disco. Laurent Eyen es el quinto miembro de la banda, además de modelo de portada  e ingeniero de sonido, y quizá por esto han conseguido superar su trabajo anterior. Este álbum hace que el noise esté más patente que el trap en el Primavera Sound del próximo año, logrando un equilibrio perfecto a la hora de combinar elementos de post rock con pinceladas de punk para generar un ambiente oscuro idóneo. Y si sumamos a todo ello las voces de Damien Aresta, con sus arranques psicóticos casi krautrockeros a los sangrantes riffs que manejan, estamos ante uno de los larga duración del año a tener bien en cuenta. Destacan en él temas como el single ‘Say No’, ‘Denial’, ‘User Guide’ y ‘We Are Nothing’ – atención a lo que es uno de los grandes cortes no solo del disco, sino de todo el año – hacen de “Laurent” un disco más rebelde que Ousmane Dembelé.  [Sebas Rosas]

49 – NACHO VEGAS – VIOLÉTICA

Decidí conscientemente asociar mi trabajo a mi compromiso político”, confesaba Nacho Vegas a Santi Carrillo de Rockdelux en una extensa entrevista publicada en septiembre con motivo del lanzamiento del nuevo disco del asturiano. Cero sorpresas, pues con “Resituación” (2014) y el EP “Canciones Populistas” ya pudimos comprobar el cambio de rumbo en los intereses compositivos y líricos de Vegas. Un giro con el que no hubiese habido problema alguno si no fuese porque la inspiración del asturiano pareció congelarse en esta nueva etapa.

Cuatro años después, Vegas se ha resarcido de las críticas, demostrando que puede continuar reivindicando su compromiso político y hacerlo de forma brillante. Pero no todo es política en “Violética”,  también hay costumbrismo folk de impoluta factura, como la maravillosa ‘A ver la Ballena’, canción que cierra el disco, o ‘El Corazón Helado’,  en la que Vegas pone música al poema ‘Canción’ de los hermanos Aurelio y Manuel Caxigal. Y el punto álgido del álbum lo encontramos en la increíble reinterpretación de ‘Maldigo del alto cielo’, de Violeta Parra. Un doble disco oscuro por momentos y luminoso en otros, con la artista chilena como inspiración global. Tremenda vuelta, Nacho. [Lidia Lombardía]

48 – TROPICAL FUCK STORM – A LAUGHING DEATH IN MEATSPACE

Nombre de la banda: Tropical Fuck Storm. Nombre del álbum: “A Laughing Death in Meatspace”. Portada: personajes de ‘Donde viven los monstruos’, ‘La historia interminable’ y el imaginario de Iron Maiden se van de tripis.

Como si ya prácticamente los pudierais escuchar, ¿no? Nacida del hiato indefinido de The Drones, esta banda australiana (de dónde iba a ser) ha sabido seguir la lógica de que la psicodelia llevada al extremo del mal rollo desemboca en esquizofrenia, y que no hay marco mental más preciso en el que hacer música hoy. Letras afiladas y de maneras posmodernas se abren camino con ímpetu punk entre disonancias y riffs que se tambalean como si ni pudieran con la carga que llevan ni la quisieran. Tropical Fuck Storm nos llevan en su primer álbum de paseo por las ruinas trasnochada del sueño de la razón, y no es bonito, pero sí necesario. [Pau Ortiz]

47 – PARCELS – PARCELS

El universo Parcels es una gran paleta de sonidos. Los de Byron Bay exploran diferentes géneros creando una mezcla deliciosa que redefine su estilo. Los franceses Daft Punk ya nos advirtieron del talento de estos jóvenes cuando lanzaron la bailable ‘Overnight’: el quinteto coquetea con el funk, la electrónica, el pop y la música disco en su primer trabajo homónimo. Las influencias son clave en su sonido, los riffs de guitarra a lo Neil Rodgers se mezclan con el rock setentero de Steely Dan y el pop surfero de los Beach Boys. Parcels (Kitsuné / Because Music) es un popurrí de sonidos que viajan desde el groove clásico y el funk que podemos escuchar en la luminosa ‘Lightenup’ y ‘Iknohowifeel’, al pop más fresco de ‘Tieduprigthnow’ y ‘Tape’ pasando por la electrónica en la asimétrica ‘Everyroad’ y las baladas románticas como ‘Withorwithoutyou’.  Surfeamos por un storytelling de emociones que componen un excelente álbum donde la banda perfila su sonido insignia mostrando su esencia más pura. [Fátima Conde]

46 – HALEY HEYNDERICKX – I NEED TO START A GARDEN

Heynderickx suele describir su música como “doom folk”, básicamente por la sobriedad inherente a su ADN. Pero ni al disfrutar de ella nos vemos cumpliendo condena en el infierno de Dante, ni parece que el sonido nos vaya a rebanar los tímpanos. Al contrario: la propuesta de la de Oregon es de las más abrazables que hemos disfrutado en estos últimos meses. En “I Need To Start A Garden” la estadounidense ha puesto un pie sobre las dóciles baldosas sonoras del folk de Angel Olsen, abrazando al desamor y sonriendo inocentemente al infortunio. Con un binomio guitarra-voz encarado con una firmeza impropia de alguien de su edad, el LP encuentra sus particulares clímax en gemas doradas como ‘No Face’ y una ‘Untitled God Song’ vasta, sinuosa, sugerente. Y demuestra mucho, quizás demasiado. Haley es nuestra Feist de 2018. La del “Reminder”, claro está. Una recomendación: dejen su corazón en sus manos. No se arrepentirán. [Pablo Porcar]

45 – TOM GRENNAN – LIGHTING MATCHES

El vozarrón de Tom Grennan no deja a nadie indiferente. De hecho, si a este joven de Bedford (Reino Unido) no le hubiese dado por cantar ‘Seaside’ de The Kooks en una noche de fiesta –y consecuentemente cautivado a los allí presentes–, quizás ahora seguiría persiguiendo su ambición inicial de convertirse en futbolista. Pero de momento parece que en terreno musical se encuentra de lo más a gusto y, de hecho, incluso logra que parezca muy fácil esto de convertirse en artista. ¡Lo que muchos darían por publicar un álbum debut como el suyo!

En “Lighting Matches” tienen cabida desde candidatos a himnos indie rockeros –como ‘Royal Highness’ a baladas pop que podrían perfectamente formar parte de la banda sonora de algún drama romántico –’Little By Little Love’ o ‘Lucky Ones’ por ejemplo–. Además, el álbum también sirve para recuperar piezas como la delicada ‘Something in the Water’ –tema que da nombre a su primer EP (2016)–, una versión en acústico de ‘All Goes Wrong’ –su colaboración con Chase & Status– o el ya convertido en tema insignia del artista ‘Found What I’ve Been Looking For’ – incluido en el FIFA 2018–. En total, 16 temas conforman el variado y atractivo debut de Tom Grennan, un trabajo en el cual su voz actúa como principal elemento diferenciador. [Elies Delgado]

44 – BODEGA – ENDLESS SCROLL

Las primeras noticias sobre estos neoyorkinos llegaron a nuestros oídos a principios de año, en forma de tres singles. También supimos por aquel entonces que Andrew Savage de Parquet Courts se iba a encargar de la producción del álbum debut de la banda. Y, si bien de entrada otro grupo más de art rock podía despertar el interés justo en la redacción -aunque siempre habremos un sector dispuesto a romper una lanza a favor de todo aquello que enarbole guitarras a modo de insignia-, el apadrinamiento del proyecto por parte de Savage nos hizo confiar en que lo que estaba por venir merecería una inversión de tiempo y escucha por nuestra parte. Por suerte nuestro instinto nos supo guiar bien. “Endless Scroll” son catorce punzantes cortes de lo que por otros parajes empieza a denominarse rant-punk: sardónica crítica social en el apartado lírico con actitud y maneras punk en la vertiente musical, combinada en este caso con toques de post punk británico -es inevitable pensar en Gang Of Four al escucharles-, y todo ello presentado con un enfoque tan fresco, desenfadado e inteligente que consigue diferenciarlos de otras formaciones que transitan caminos similares. [Cristina R. Garrido]

43 – MOURN – SORPRESA FAMILIA

Energía, actitud y un desfile de influencias noventeras. Mourn siguen siendo aquella banda que nos sorprendió por todo ello con su debut y la fórmula continúa funcionando en su tercer disco “Sorpresa Familia”. La banda del Maresme se desenvuelve con soltura en su propia narrativa. En “Sorpresa Familia” la agresividad de sus temas se encauza en un sonido más post-punk, en el que la rabia y la pasión de vivir el momento consiguen hilar el conjunto. Destaca el desparpajo y la fuerza de ‘Barcelona City Tour’, el mejor ejemplo de que la personalidad de Mourn no hace más que reafirmarse con el paso de los años. [Montse Galeano]

42 – PLAYBACK MARACAS – PLAYBACK MARACAS & THE ELECTRONIC MOON ORCHESTRA

El dúo de Mataró se ha ganado a pulso entrar en esta lista. El año pasado se quedaron a las puertas de aparecer entre nuestras promesas y su leyenda se ha ido forjando, imparable, concierto tras concierto. Dos Primavera Sound, un Sónar y un Vida, entre otros –y lo que les queda– avalan lo que estáis leyendo. Por fin, a finales de noviembre se publicó lo que muchos de sus seguidores llevábamos ya tiempo esperando. Playback Maracas & the Electrical Moon Orchestra es la mutación del dúo en una orquesta electro-tropical con cuerdas, vientos y percusión. Épica de baile y camisas hawaianas que trasladan la pasión que se vive con sus directos a, tal vez, uno de los mejores discos de electrónica nacional del año. French-touch, post-rock, samples de Kennedy de cuando la llegada a la luna, Charles Chaplin o Eva Perón, todo esto junto a una cantidad descomunal de sabrosura y ritmos caribeños, que sin duda harán que tu cuerpo no pueda parar de menearse. [Sergi Cuxart]

41 – COURTNEY BARNETT – TELL ME HOW YOU REALLY FEEL

En “Tell Me How You Really Feel” Courtney Barnett modula la fórmula de su primer disco de forma casi imperceptible generando paradójicamente un álbum que es como el reverso tenebroso de aquél. Por eso mismo, de entrada puede dar la impresión de que estamos ante una versión descafeinada, lánguida e indiferente de lo que eran una pluma y guitarra directas y afiladas. Pero a medida que se van conectando las canciones, percibiendo la forma en la que se han concebido y estructurado los casi cuarenta minutos del álbum, las mejores ya no brillan solas sino en conjunto y se entiende que, sin ser un disco ni mucho menos definitivo, el talento de Courtney Barnett es un valor seguro aunque ella se empeñe en contarnos que tiene serias dudas sobre ello. Tal y como canta hablándose a sí misma: “I know all your stories, but I’ll listen to them again”.  [Nil Rubió]

Crítica completa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.