DestacadosEntrevista

[Entrevista] Angel Olsen: «Al hacerme mayor he querido ser más directa con aquello que es real en mi vida»

entrevista angel olsen

Es adentrarte en las entrañas de «All Mirrors» y descubrir un infinito juego reflectante. «Lost the light, but there the sun was shining» – que dice Olsen en el ecuador de ‘Summer’. Donde hay sumisión también hay furia exacerbada. Donde habita la fragilidad, también lo hace el exceso. Y donde existe un mundo basado en interiorizar también se halla uno guiado por (intensos) anhelos dramáticos. «Standing, facin’, all mirrors are erasin’ / Losin’ beauty, at least at times it knew«, tal y como reza la estadounidense en ‘All Mirrors’. Todo en el trabajo es un juego de contrastes; de equilibrios, y de una continua puesta a punto centrada en asimilar que vivimos en una realidad condimentada por decepciones, impulsos y creencias en (¿falsas?) experiencias vitales. También, a su vez, «All Mirrors» es como un «grand prix» de la vida. Angel Olsen juega en esta ocasión a exponer el concepto de pisar o ser pisado tan presente en una cruel sociedad muy dada a azotar sensibilidades sin tapujo alguno.

Es centrando nuestra mirada sobre dicho óculo creativo que descubrimos a una artista en pleno estado de gracia. No es mera casualidad que «All Mirrors» haya copado algunas listas de los mejores de discos de 2019 como la nuestra: colaborando junto a una pequeña orquesta vertebrada por 12 músicos diferentes, la de St. Louis ha conseguido manufacturar una obra lóbrega, robusta y sobria que busca ser incisiva en contenido y continente. Tsunamis de viento y cuerda golpean con fuerza las entretelas sentimentales de Olsen en un barroco compacto que se siente un tanto anacrónico para los tiempos que corren.

Planteado casi desde sus cimientos como un doble álbum (la segunda parte llegará a finales de año), «All Mirrors» es uno de los grandes trabajos de esta última temporada. Con tal de conocer más sobre el mismo, y también sobre lo que nos depararán sus conciertos en Madrid (25 de enero, Sala But) y Barcelona (26 de enero, Sala Razzmatazz), desde esta casa contamos en diciembre con la irrechazable posibilidad de entrevistar a Angel Olsen por teléfono. 20 preciados minutos nos sirvieron para poner cara y ojos a algunas de las cuestiones que más pululaban por nuestra cabeza. Dato curioso: la conversación arrancó con un intenso «miau» de su querida Violet, probablemente nuestra «instagramer» favorita.

“All Mirrors” ha aparecido top 1 en nuestra lista de los mejores discos de 2019, pero también se ha encaramado a las primeras posiciones de algunos de los medios internacionales más seguidos del momento. ¿Cómo has asimilado todo este nuevo aluvión de buenas críticas recibidas a lo largo de estas últimas semanas?

Creo que estoy bastante sorprendida pero a su vez también me siento muy agradecida por lo que está pasando. Estoy muy contenta por ello, especialmente por el hecho que este disco es bastante extraño.

Desde tu propia perspectiva… ¿Consideras que este tipo de recepción ha sido muy diferente del que experimentaste al poco tiempo de publicar “My Woman”?

Sí, en gran medida porque recuerdo que hubo mucha gente que se quedó demasiado con lo expuesto en el título de “My Woman”. Pensaron de forma bastante obtusa en lo supuestamente feminista del asunto, algo que yo consideré que era algo bastante corto de miras en relación al contexto abordado, por lo que tuve que batallar asimilando que había gente que se tomaba dicho LP como una obra feminista, mientras que otros lo tomaban como un disco normal. Con este disco creo que he madurado bastante (risas). No me importa demasiado lo que la gente piense… Ahora si alguien me viene diciendo “esto es una obra feminista” yo le contestaré “vale, eso será desde tu punto de vista”, ¿sabes? En relación a la gente ahora soy más comprensiva. A su vez me preocupa menos que encaje en un género en concreto, básicamente porque a lo largo de los años voy a realizar discos que suenen diferente.

Creo que lo interesante de actuar y crear movidas es sentir que lo que la gente escucha, y cómo lo escucha, es bien diferente de lo que tú inicialmente habías imaginado en tu cabeza.

Me pica la curiosidad… ¿Te ha sorprendido la variedad de interpretaciones que ha generado “All Mirrors” en los oyentes?

(Piensa). Me quedé un poco sorprendida, la verdad. Pero en esta ocasión decidí escribir mi propia biografía sobre el disco para así poder trasladar directamente lo que yo sentía que se decía en este nuevo material. Creo que eso hizo que todo fuese más sencillo de entender ya que así no había demasiadas preguntas al respecto.

¿Cuándo fue que se te vino exactamente a la cabeza la idea de crear un doble disco? Con una parte descarnada (aún sin publicar) y una bien armada en términos instrumentales (la publicada hasta el momento).

Inicialmente quería hacerlo todo de golpe pero poco a poco, a medida que me adentraba a concebir las partes más armadas, sentí que debía separar ambas versiones. No solo para la gente, sino incluso para mí. Al introducirme en esa posición me di cuenta que era un poco como un ejercicio. “Ok, tengo este tipo de capturas de los temas. ‘Con cómo son, cómo deberían ser y cómo debería interpretarlas en directo’ Y por otro lado tengo unos forjados colaborativamente, trazando secciones de cuerda en determinados momentos. Podría haber grabado el disco totalmente en solitario pero creo que gané mucho Congleton y cía en el trabajo.

Hace un año y medio o así te vi en directo en la sala BARTS de Barcelona. En dicha gira interpretaste varias canciones que aún en dicho momento no estaban finalizadas. ¿En qué medida ese tipo de tour te ayudó a la hora de crear el material incluido en “All Mirrors”?

A veces cuando comparto demos con la gente no intento buscar una respuesta crítica por parte de la gente. Va más sobre cómo me siento justo después de la interpretación, especialmente si algo no está finalizado. Esa gira fue un ejercicio que sirvió para acabar de conocer los temas, entendiendo las partes que más me gustan de ellos, o aquellas que bien podrían estar sometidas a diversos cambios. Recuerdo el caso de ‘Chance’. Es una canción muy larga y lo cierto es que sentí que necesitaba añadirle un tramo final. Eso se concretó justo tras la gira.

No sé, creo que estaba intentando entender hacia donde se dirigía el material. De hecho dediqué mucho tiempo a componer temas en ese tour. No suelo componer demasiado de gira pero al estar muy sola me salió de forma natural. Secretamente este asunto me permitió criticar mi propio material en cada actuación (risas).

‘Lark’ es probablemente el tema más complejo de todo el disco. Consta de unas tres secciones diferentes. Como tres actos diferenciados. ¿Cuánto tiempo te llevó el componerla íntegramente?

Empecé a componerla en 2014. De hecho el primer tramo que compuse fue el segundo verso. Después los intercambié. Creo que la canción no es tan poética como la gente puede llegar a pensar… Este nuevo material es menos florido de lo que era el anterior. Al hacerme mayor he querido ser más directa sobre aquello que es real en mi vida. Y al volver a la demo de ‘Lark’ me di cuenta que me parecía bien que estuviese partida por secciones. Es una canción rara (risas).  Recuerdo que la interpreté en la gira que mencionabas en países como Portugal e Italia.

Me fascina ‘What It Is’. Es muy cruda, con versos muy incisivos como “just wanted to forget that your heart was full of shit”. ¿A quién va destinada las partes más agresivas de la letra?¿A ti?

Sí, a mí, esencialmente (risas). A veces tras hacer entrevistas me dedico a analizar un poco mis canciones. Me llego a preguntar: “¿qué estaba diciendo?”¿Era eso real?”. Creo que en este caso sí era real pero lo fue creando a medida que iba desarrollando la narrativa. Desafortunadamente eso no se puede hacer cuando creas el material a partir de amistades o relaciones (risas).

No es mi canción favorita del disco pero me gusta el verso que citaste. Y creo que es importante que apareciese en el álbum. Porque de alguna manera creo que en esta retorcida obra también hay espacio para el humor.

En esa canción la percusión suena durísima. Hay ganas de escucharla en vivo. En apenas unas semanas te tendremos en vivo en Barcelona y Madrid. ¿Qué podemos esperar de cara al doble directo que ofrecerás en España?

Generalmente toco unas seis o siete canciones del nuevo álbum. Aparte de esto hilo canciones más clásicas extraídas de discos como “Half Way Home” (2012), “Burn Your Fire For No Witness” (2014) o “My Woman” (2016). También tocaré un par de temas en solitario de “Phases” o “Strange Cacti”. Y… ¡Ah! Hemos estado intentando tocar ‘True Blue’, aquel tema que grabé junto a Mark Ronson. Será divertido.

Y ya que estamos hablando del futuro… ¿Cuándo crees que sacarás al mercado la otra mitad de “All Mirrors”? La más cruda.

Probablemente en otoño. Y espero poder hacer otra gira en solitario porque me da la oportunidad de componer y de reflexionar sobre algunas cosas. En el LP obviamente vendrán presentadas las mismas canciones de “All Mirrors”. Me gusta verlo y entenderlo como la versión polarizada de lo que ya habéis escuchado.

MCCOOL 003

Una última cosa, Angel. No estamos muy habituados a verte colaborar con gente. Te hemos visto unir fuerzas con Mark Ronson, y poco más. Pero recientemente nos enteramos de que habías aportado tu granito de arena a un tema de Jeff Ament de Pearl Jam. ¿Cómo conociste a Jeff?

Tiempo atrás me di cuenta que él había asistido a un concierto mío en Montana. De hecho escribió a mi antiguo manager preguntándole por un par de mis camisetas. Nos preguntamos: «¿es esto real?» (risas). Le escribimos diciéndole “gracias por apoyar nuestra música y nuestro merchandising”. Acabé conociéndole unos años atrás en Carolina del Sur cuando ellos estaban tocando por allí. De forma muy respetuosa entramos en contacto y hablamos sobre música. De hecho en esta gira lo vimos a él y a su esposa en San Diego. Es un tío normal. Ha estado llevando mucho la camiseta de “Unfuck The World” por lo que suponemos que eso nos ha ayudado a vender bastante bien nuestro merchandising (risas). Debo decir que no es necesariamente mi estilo de música [Pearl Jam] pero mola mucho colaborar con gente así.

Jeff Ament con la camiseta de Angel Olsen

Ya que estamos: ¿cómo fue trabajar con Mark Ronson?

La experiencia que viví con Mark fue muy diferente a todo aquello a lo que estaba habituada. Él y yo contamos con trasfondos diferentes. Mark se encontraba haciendo un oscuro disco de dance sobre amor y sobre pérdidas. Yo entré en el proyecto. Quería cantar mucho más rebajada de lo habitual. El objetivo siempre fue ese: hacer una canción triste de música disco. Nos juntamos y fui partícipe del proceso. Fue algo sorprendente ver cómo se encargaba de la ingeniería de sonido. Fue algo muy divertido. Me alegra mucho haber salido de mi zona de confort, algo que no suelo hacer demasiado.

Gracias por todo, Angel. ¡Nos vemos en nada!

Gracias a vosotros.

Angel Olsen estará actuando en Madrid (25 de enero, Sala But) y Barcelona (26 de enero, Sala Razzmatazz). También la veremos en verano en el Mad Cool y el VIDA Festival.

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. En busca constante de aquel "clic" que te haga engancharte a un artista o grupo nuevo durante semanas y semanas. Mi Twitter personal: @pabloporcar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.