DestacadosEntrevista

[Entrevista] Benjamin Francis Leftwich: “componer es como escribir un testamento”

benjamin francis leftwich entrevista

Otoño nos está brindando multitud de sorpresas. Una de las más disfrutables es la que nos llevará a ver por primera vez en sala a un artista del que hemos hablado de forma frecuente desde hace más de un lustro. Él es Benjamin Francis Leftwich, brillante compositor surgido de York (Reino Unido) que empezó a llamar la atención de muchos con el folk delicado y sentido ofrecido en los EPs “A Million Miles Out” y “Pictures”, y muy especialmente en el material incluido en su álbum debut “Last Smoke Before The Snowstorm”. Desgraciadamente su gloria mediática se vio interrumpida de forma inesperada por el fallecimiento de su padre. Ese trágico suceso le obligó a cerrar filas y recluirse en sí mismo durante años, a expensas de conseguir solidificar todas sus murallas internas. Con las heridas ya cicatrizadas, Benjamin está hoy de vuelta con un revitalizador segundo álbum titulado “After The Rain” que se puso a la venta de forma oficial en el mes de agosto.

Deseábamos conocer más sobre él, por lo que aprovechamos su paso por el Mad Cool Festival 2016 de Madrid para entrevistarlo. Más de 20 fueron los minutos que compartimos en su camerino, hablando sobre giras, ‘Groves’, The National y demás puntos que están centrando su vida. Adjuntamos transcripción de la conversación y, lo dicho, no se lo pierdan en directo en Barcelona (21 de octubre, Sala 2 Oriol Martorell de L’Auditori) y Madrid (22 de octubre, Sala Changó Live) en los próximos días. Dos de los conciertos “must” de la temporada.

Muchos como yo descubrimos tu música años atrás al publicar “Last Smoke Before The Snowstorm”. Ahora con “After The Rain” descubrimos un sonido más armado. La producción parece haberse llevado un paso más allá.

Totalmente. Soy un gran fan de emplear recursos sónicos en el estudio, para así poder enfatizar las emociones en un disco. Consiguiendo que en temas como ‘Mayflies‘ consiga llevarte hasta el techo. Buscaba jugar mucho con las dinámicas, tal y como se muestra en el arranque de ‘Tilikum’. Ha ayudado mucho trabajar con Charlie Andrew, que me ha servido para desarrollar una paleta de diferentes colores a la que poder recurrir. Mi propio gusto musical se ha vuelto mucho más amplio del que tenía años atrás. Creo que cogí e hice propios algunos elementos sónicos de otros artistas, y los intenté llevar a otro nivel.

Porque solo hace falta revisar el título del disco – “After The Rain” – para darse cuenta que hay ciertas cosas que han cambiado en tu vida en los últimos años. Esto quedó demostrado de forma muy evidente en la carta que publicaste meses atrás en Facebook. Por lo que dices parece que ha existido un gran punto de inflexión al menos a título personal desde que produjiste tu última obra… [nota del autor: en esta carta Benjamin refleja que años atrás tuvo que tomarse un descanso por el trauma sufrido por el fallecimiento de su padre]. 

Buena pregunta. Sí, al 100% ha existido un cambio. No identifico ninguna diferencia entre mi vida personal y mi vida musical. No aplico ningún tipo de filtro a la hora de añadir elementos a mi música. He cambiado mucho, muchísimo en estos años, y en muchos sentidos. Uno de los puntos en los que he notado más esta transformación es tanto en mi gusto musical, como también en mi forma de ver la música. También la perspectiva en la que veo la creatividad, y los temas. Debía tener 18 o 19 años cuando empecé a grabar discos. Por entonces la idea de la honestidad es completamente diferente a la que puedo tener ahora. Cuando componía siempre pensaba que al crear algo estaba siendo honesto, por el hecho que saliese de mí. Ahora lo siento diferente. Me doy cuenta que lo primero que se me pasa por la cabeza no necesariamente es lo más honesto. Pero no creo que esto sea en lo relativo a la música, sino más bien a nivel personal. Quién sabe… Podría publicar mi tercer álbum en un año, o en diez. Depende de cómo lo siente. Para ayudar a algunas personas con mi música, igual que otra música me ayuda a mí mismo. Como la de grupos que tocan en este festival en el que estamos ahora… Caribou, Band Of Horses… [Benjamin se pone a cantar el estribillo de ‘No One’s Gonna Love You’] Son increíbles.

Es eso… Siento que estoy más centrado en términos creativos de lo que estaba anteriormente. De hecho me cuesta acordarme de los conciertos que hice hace tres o cuatro años… Me pasa eso porque por entonces intentaba distraerme como fuese por lo que me había sucedido. Se me hizo muy complicado saber que mis temas estaban sonando por la radio, y que yo no sabía qué hacer en el mundo musical. Muchos cantautores describen el vivir en este mundillo como el vivir una experiencia religiosa. Componer es como escribir un testamento. ¿Qué puede pasar si pasa algo conmigo en el próximo paso que vaya a dar? ¿Habré dicho todo lo que necesitaba decir?¿Y de la forma más honesta y consistente posible?

Apretemos un poco las tuercas; ¿crees que en este álbum existe alguna canción que podría servir como perfecto testamento de todo lo que te ha pasado en estos últimos tres años?

Buena pregunta…(piensa)

Seguro que no es ‘Cocaine Doll’…

(risas) ¿Sabes qué? Siempre que la toco en una prueba de sonido digo aquello de “let’s do Cocaine” (vamos a tocar cocaína).La gente se escandaliza. ¡Y eso que no la he probado en toda mi vida! (risas) Creo que la canción que resume de mejor forma lo sucedido en todo este tiempo es ‘Tilikum’. Aunque desde mi punto de vista de lo que significa la canción, no las posible interpretaciones que cualquier oyente puede hacer de ella. O también ‘Kicking Roses’. Juega en sus versos con ese punto típico de “me siento invencible”.

¿Y ‘Groves’?¿Qué opinas de ella? Personalmente es mi favorita del disco. 

¿De verdad? Eres la primera persona que me lo comenta. Muchas gracias, tío. Obviamente esa canción va sobre el fallecimiento de mi padre. Nací en una localidad llamada York, en Yorkshire. Las arboledas (traducción española de “groves”) están ubicadas justo al lado del hospital de mi ciudad.  Está definida de forma muy visual… [Benjamin canta el estribillo] Me encanta que te guste. En el tema solo pido que mi padre no se vaya. Que me espere en casa cada vez que vuelva. Siempre tengo la imagen de volver en tren de una gira y encontrarme a mi padre en la estación de tren, esperándome con mi perro. El verso “…when you rest your broken bones…” posee un significado muy literal, comentando lo que una enfermedad como la suya afecta a los huesos de una persona. Fue la canción más difícil de componer de todo el disco.

benjamin2

Recientemente entrevistamos a Ben Bridwell de Band Of Horses. Él nos confesó que un tema suyo había estado inspirado en otro de The Cure. ¿Te ha pasado eso con algún tema del disco?¿En ‘Mayflies’, quizás?

‘Mayflies’ nació a partir de un sample que dejé grabado en mi ordenador portátil. Surgió de forma accidental. No soy un productor pero trabajo con Logic. Estaba en mi casa componiendo cosas, y me dio por cortar un fragmento. Ese fragmento fue precisamente ese simple. Le di la vuelta al sample. Lo invertí. Y le añadí muchísimos efectos. Tras mucho meterme de lleno con el tema conseguí sacar ese atmosférico ritmo que envuelve a la canción. Creo que encaja bien, ¿no? Es muy psicodélica. Muy…

…¿muy colorista?

¡Sí! Exacto.

¿Te has dado cuenta que cada vez que hablas de música hablas de imágenes?

Sí, es verdad. Creo que muestro imágenes tanto en las letras como en las melodías de cada canción de este disco. En ‘Groves’ por ejemplo muestro a alguien tumbado en una camilla, y yo aguantándole la mano. Sí, me pasa aquello que cierro los ojos y al cantar unos versos puedo ubicar la semilla en términos geográficos y espirituales de cada tema. Por ejemplo: en ‘Tilikum’ estaba en Sydney. Hay muchas partes de esa canción que muestran referencias puramente visuales. Otros artistas son unos maestros a la hora de aprovechar a fondo esta facción del arte… Es el caso de The National. “You must be somewhere in London. you must be loving your life in the rain” – exclamaba Berninger en ‘London’. Una joya.

En unos días te veremos en directo de nuevo en nuestro país, con conciertos confirmados en Barcelona y Madrid. Sé que antes de esta gira llevabas un largo tiempo sin girar…¿Cómo fue el volver a subirse a un escenario?

Fue increíble. Estaba temblando… Justo antes de ese primer concierto me pasé dos semanas de lo más nervioso encerrado en mi piso. Y jamás pensé que se fuesen a agotar las entradas para los conciertos. Solo pensaba que debía rendir mi más profundo respeto a la gente que quería volver a verme en directo. Y tenía muchas ganas de tocar temas nuevos, y especialmente de conocer a esa gente que seguía mi música. Recuerdo cuando toqué por primera vez en Estados Unidos. Habían 50 personas en la sala, pero esas personas habían pagado dinero para verme a mí en directo. Merecen el máximo de los respetos, y a veces esos conciertos son los mejores. Lo mejor del mundo es sacrificarlo todo por componer temas. Vale la pena hacerlo.

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. En busca constante de aquel "clic" que te haga engancharte a un artista o grupo nuevo durante semanas y semanas. Mi Twitter personal: @pabloporcar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.