DestacadosEntrevista

[Entrevista] Black Country, New Road: «For The First Time muestra un sonido que hemos dejado atrás»

entrevista black country new road

Pese a ser casi unos recién llegados en el sector, Black Country, New Road son toda una rara avis dentro del circuito musical. Los británicos son unos «outsiders» de la «o» hasta la última «s» de su ser: de nombre un tanto difícil de memorizar, estos «enfants terribles» del cuarto arte juegan sus cartas sobre el tapiz sin prestar atención a las barajas de los rivales. No son de mirar de reojo la movida post punk que impera en el Reino Unido, tampoco de atender demasiado al «buzz» del jazz londinense liderado por Nubya Garcia o Ezra Collective: nada de eso; ellos van a la suya, dejándose guiar por sus adentros, entremezclando jazz, post rock (algo de Slint resuena en el asunto) y el tono cavernoso de Scott Walker con el fin de conseguir evolucionar a pasos agigantados.

Por esto último, por este anhelo por mudar piel día sí, día también es por lo que creemos que el septeto ha llegado para quedarse. Mejor de los ejemplos: su hambre voraz por redefinirse ha hecho que hoy este pequeño gran conjunto integrado por Isaac Wood, Tyler Hyde, Lewis Evans, Georgia Ellery, May Kershaw, Charlie Wayne y Luke Mark estrene hoy «For The First Time», su espectacular a la par que esperado álbum debut. En su presentación del mismo la propia formación nos ha descubierto que, para ellos, el sonido que lo caracteriza ya les suena a pasado. Ya les suena a viejo. Vamos, que los temas que grabaron en marzo de 2020 junto a Andy Savours (My Bloody Valentine, The Killers), reinterpretación de ‘Sunglasses’ incluida, exhiben la versión 1.0 de su grupo, mientras que ellos a día de hoy ya están encarando la 2.5 «redux», con la 3.0 a tiro de piedra.

Así son ellos: inquietos hasta la médula y prolíficos a más no poder. Para entenderlos, recientemente tuvimos la ocasión de charlar con Tyler (bajista) y Lewis (saxofonista) para que nos explicasen bien de dónde surge el «hype» que los envuelve como detalles de las entretelas de ese ímpetu creativo que los hace ser, a todas luces, uno de los fenómenos musicales más atractivos de esta nueva era. No pierdan detalle a la charla, porque tuvo su miga.

“For The First Time” se nos muestra como un poderoso álbum debut. Pese a presentarse como una producción realmente refrescante, algunos de los temas que lo integran, al menos un par, los conocemos desde hace un tiempo. Pregunta obligada: ¿cuándo empezasteis a componer todos estos cortes?

Tyler: Empezamos a componerlos a principios de 2018. Poco a poco fuimos concibiendo extractos hasta acabarlos todos, excepto, ‘Track X’, en 2019. ‘Track X’ lo finalizamos en el estudio, grabándolo todo en marzo de 2020.

Lewis: El proceso de grabación fue súper rápido. Lo hicimos todo, excepto las voces, en solo 6 días. Cuando empezamos a hacer los temas en 2018 no existía una intención de que acabasen formando parte de un disco. Nuestra única motivación era presentarlas en un setlist, solo eso.

Entonces… ¿Cuándo os empezó a picar la idea de enfocar el material para formar un LP?

Tyler: Más que hacer un álbum conceptual, queríamos sacar una representación de lo que ha sido la banda en su primer año y medio de existencia. Al final ha quedado materializándose como un honesto retrato de nuestro primer año y medio de vida como grupo.  

Existen un par de canciones que no entraron en el corte. No eran lo suficientemente buenas… o quizás no nos gustaban tanto, así que las dejamos de lado. También existían algunas canciones que tocábamos en vivo. Estas sentimos que queríamos sacarlas más adelante, en algo que fuese más conceptual. 

“For The First Time” es un trabajo de enfoque sumamente narrativo. Muy comandado por los cambios y en el que existe una marcada paleta sonora de lo más variada. ¿Qué os llevó a trabajar con Andy Savours? Deduzco que su labor con My Bloody Valentine y Sigur Rós debió empujaros algo a colaborar con él.

Lewis: Sí. Tuvimos mucha suerte de que nuestro manager nos pusiese en contacto con él. Trabajamos con él en ‘Sunglasses’ cuando lo sacamos como single. Fue en 2019. Nos encantó como consiguió modelar el sonido en esa canción. Queríamos grabarla en vivo, para capturar nuestra esencia en directo, y Andy lo bordó a la hora de traducirla en ese sentido. También nos gustó mucho lo entusiasmado que estaba con nuestro material. Estar trabajando con alguien como él te ayuda a trabajar duro. Especialmente esto sucede cuando estás encarando unos temas que has tocado 1 millón de veces. Es fácil perder energía en estas situaciones, y él consiguió revertir la situación. Estuvo genial trabajar con él.

Diseccionando un poco parte del material: ‘Instrumental’, uno de los dos temas inéditos, sorprende por su tez exótica. Suena a ratos a Yin Yin por esa influencia aparentemente oriental. ¿En qué os basasteis para creer el esqueleto rítmico del corte?

Lewis: Gran parte de ‘Instrumental’ bebe de la música folk judía. Georgia y yo hemos tocado mucho ese estilo de música en el pasado, de hecho Georgia aún estaba metida en esto antes de que arrancase toda la movida del COVID. Definitivamente queríamos canalizarlo todo en ese tema a través de la armonía empleada.

También me sorprendió bastante el hecho que decidieseis hacer un “lifting”, y a su vez expandir, el inicio de ‘Sunglasses’.

Tyler: Sí… He olvidado por completo cómo sonaba el inicio de la canción en un primer lugar (risas)

Lewis: (risas) Entraba por corte en la parte más melódica.

Tyler: Ahora caigo. Eso surgió porque era un recurso que Isaac empleaba cuando tocábamos en vivo. Generalmente juega con ese tipo de sonidos y le dijimos: “suena increíble, definitivamente tienes que tirar de él”. Tras mucho probar de tocarlo en vivo, Isaac lo bordó en el estudio. Es semi improvisado, sobre todo en la parte final, pero esa es un poco la magia de lo que hacemos. A veces parece un poco broma cuando sacamos algo a flote y lo proponemos, y te ríes de ello, pero a su vez sabes que eso también mola. Nos gusta operar así.

Ya había salido una versión de ‘Sunglasses’ por lo que nos seducía la idea de hacer algo diferente. ¿Por qué repetir lo mismo? Queríamos también que sonase a nuestra banda en ese preciso punto de nuestra historia.

Dicho esto… ¿El enfoque a nivel de sacar material al mundo se continúa rigiendo a día de hoy a partir de vuestra faceta de tocar todos juntos en vivo?

Lewis: Sí, aunque la verdad es que esto ha variado con el paso del tiempo. Cuando tocas mucho los mismos temas te acabas cansando de ellos. Así es como, al hacer muchos directos, las cosas acaban evolucionando. Ahora que no hay shows hemos tenido que cambiar un poco ese tipo de enfoque. Nos hemos vuelto mucho más selectivos con lo que hacemos. Personalmente estoy mucho más concentrado en una idea en concreto, no tanto en que fluya, en que algo evolucione. ¡Pero estamos bien! Nos gustan mucho las cosas nuevas que estamos haciendo. Lo cierto es que preferimos lo nuevo respecto a lo viejo. Nos gusta más… aunque, quién sabe: quizás las cosas cambien cuando volvamos a tocar en salas. Quizás el nuevo sistema hace que sonemos de forma terrible al pisar un escenario. Nunca se sabe. Hemos cambiado esta forma de modelar los temas.

Interesante lo del giro que comentas. Si lo nuevo suena como ‘Opus’, quizás mi tema favorito de “For The First Time”, estoy muy dentro. Suena increíble ese corte. Tan épico como ‘Sunglasses’ pero con un ritmo más sesgado.

Tyler: ¡Sí! También es nuestra canción favorita del disco.

Sé que no os encargáis de las letras pero quizás sepáis algo respecto a ellas. ¿Qué tipo de concepto se esconde tras la “fiesta” a la que Isaac hace referencia especialmente en el último tramo de la pieza?

Lewis: ¡No te sabría decir! La verdad que no hablamos mucho de las letras entre nosotros. Isaac las hace todas… No sé a qué se refiere… Quizás se refiera a sentirse descolocado. Como “desplazado” de un lugar.

Tyler: Y ansioso. 

‘Opus’ me suena como un punto final colosal y redondo para el disco. Antes me comentabais lo de que planteabais el disco más como una colección de cortes, y un retrato, que algo conceptual. Pero es que encaja muy bien como final premeditado.

Lewis: Bueno, ‘Instrumental’ y ‘Opus’ se compusieron en un mismo período de tiempo. Estoy convencido de que solo existen días de diferencia entre la gestación de uno y otro tema.

Tyler: Sí.

Lewis: Cuentan con una vibración similar. Jugamos un poco con el orden de los temas para crear una experiencia colosal. Pusimos ‘Instrumental’ al principio y ‘Opus’ al final para que envolviesen al resto de canciones. Las que están en el medio van moviéndose de forma más libre. Pero sí: esa sensación que tienes viene precisamente porque ambos temas se compusieron en un mismo período de tiempo.

¿Cómo os movéis actualmente a la hora de componer temas?¿Soléis partir de un riff por sistema o, en cambio, jugáis con elementos mucho más espontáneos a la hora de dar el pistoletazo de salida a algo creativo?

Tyler: Anteriormente las ideas surgían a partir de un riff de guitarra o de unas secciones melódicas que alguno de nosotros propusiese. A veces Isaac o Lewis venían a ensayar con secciones ya definidas. Entonces veíamos cómo fluir a partir de eso. Así es cómo operábamos con el primer disco.

¿Y en el disco dos?

Lewis: Algo parecido. Isaac ha trabajado de forma mucho más concienzuda en términos individuales. Creo que nadie del grupo ha compuesto más partes de guitarra que él… bueno, quizás Luke… Mi sensación es que en el próximo disco, como músico más “de primera línea” en el grupo, he tenido más control sobre mi sección. Algo así creo que pasa también con Georgia y May. Anteriormente las ideas quizás venían de una sola persona. Ahora, en este segundo álbum, sentimos que todo ha surgido de un modo increíblemente natural. Casi sin hablar, solo trabajando.

Ya que hablas del LP dos: seguro que muchos de vuestros fans se preguntan qué ha pasado con ‘Basketball Shoes’, una canción que solíais interpretar en vivo. No ha aparecido en el disco.

Tyler: Esa canción presentaba demasiada base de nuestro nuevo sonido. Por lo que… mejor será que esperes al futuro (risas)

Bien dicho. Mirando un poco el tracklist de “For The First Time”: ¿cuál de las composiciones consideráis que se asemeja más a vuestro yo 2.0 como banda?

Lewis: ‘Track X’. Probablemente esto sea así porque fue la última cosa que hicimos en el estudio. Definitivamente es una pista de lo que está por venir. No todo será como ‘Track X’ pero se acerca a lo que nos gusta hacer y escuchar ahora.

Tyler: Eso me agobia un poco. La gente nos conoce por algo que no nos define en este preciso momento. Este primer álbum muestra un sonido que hemos dejado atrás… “For The First Time” ya no suena para nada como lo que somos o lo que nos define. Eso pasa porque, como no podemos tocar en vivo, no podemos presentar el material. No sé… ¡Es raro! Es raro comprobar esto.

¿Cuáles son las vibras energéticas a las que os sentís más próximos ahora mismo?

Lewis: Creo que ahora hemos adoptado un enfoque mental bastante relajado. En esta pandemia hemos tenido la suerte de estar rodeados de la gente que queríamos que nos rodease. La gente nos ha apoyado y todo ha sido muy sano para nosotros por lo que no hemos pasado una etapa complicada, hemos tenido mucho tiempo para ponernos introspectivos y relajarnos mucho. Nos hemos cuidado mucho. Como consecuencia de esto, el material se siente diferente. Se siente menos ansioso. Ojo, no necesariamente como algo no ruidoso, o como algo catártico o intenso. Nos hemos vuelto menos ansiosos.

Tyler: Hemos intentado madurar. 

Lewis: Ahora hacemos música sana (risas). Música vegana.

Tyler: (risas)

Hablando más sobre vosotros como formación: en algunas entrevistas habéis comentado que os sentís más un colectivo que otra cosa. Dejando de lado individualidades, decís sentiros una unidad. ¿Existe algún grupo con el que os sentís relacionados en ese aspecto?

Tyler: Jamás he pensado en eso…

Lewis: Diría que Arcade Fire.

Tyler: ¡Es verdad!

Lewis: Diría que esa banda. Nunca me acuerdo del nombre de su cantante. A ver: también es cierto que nunca me acuerdo de los nombres de los cantantes de las bandas. Aún y así: en este caso no descubrí cómo se llamaba durante años y años pese a que me encantase su música. Para mí, eso es algo muy bueno. Está guay no saber quién es el cantante. Está guay no saber el nombre del batería. Eso significa que esa banda es más una unidad que otra cosa.

Buscamos eso de muchas maneras diferentes. De la forma en la que nos mostramos en el escenario, de la forma en la que componemos, de la forma en que posteamos en redes sociales… De hecho solo publicamos lo justo y necesario sobre la banda. Nada más. No somos unas celebridades o algo así.

Tyler: (risas)

Lewis: No nos estamos grabando a nosotros mismos todo el rato en Instagram. Solo queremos que la música hable por sí sola. Existen muchas formas de operar en este sentido… Nosotros lo hacemos así.

Os habéis mantenido a buen resguardo debajo de esa especie de “capa invisible” a lo largo de estos últimos años. Y eso sorprende, especialmente sabiendo que ese odioso término llamado “hype” os ha ido persiguiendo desde 2019. ¿Cómo habéis sentido desde dentro este asunto?¿Creéis que se disparó de golpe?

Tyler: Al principio éramos muy naifs. Empezamos a tocar con mucha rabia en nuestros primeros conciertos. Algo así como romper guitarras, y darle duro al pedal de distorsión, era como el truco más sencillo para empezar. Tardamos un tiempo para dar más aire a los silencios y así adoptar otro enfoque en la intensidad que se palpaba en el ambiente. A veces que no se escuche nada es sumamente necesario. Por lo que… Creo que esto [del hype] salió de los directos y fue creciendo poco a poco. Fue algo gradual.

Pese a llevar no mucho en activo, habéis girado una barbaridad. Entendiendo lo particular de vuestra propuesta, ¿cuál ha sido la actuación más rara e inusual que habéis realizado hasta la fecha?

Tyler: Uff…

Lewis: Con nuestra antigua banda dimos una actuación en un pabellón de cricket de Bedforshire. Tocamos para mi padre y para nuestra amiga Molly. También estaban unos 20 tíos que entraron de fuera del pabellón. Se reían de nosotros. Esperaban al DJ set que se iba a realizar justo después nuestro. El DJ no paraba de subirse a nuestro escenario para editar su playlist en su portátil. Me molestó mucho que hiciese eso por lo que le puse yo mismo los auriculares. ¡Y yo estaba sudando una barbaridad! Recuerdo que el tipo no paraba de decirme: “¡no!¡no!”. Yo tenía las manos sudadísimas. Fue un directo muy divertido. Estaban todos esos tíos fuera, riéndose de nosotros.

Tyler: Recuerdo que el cantante que teníamos por aquel entonces llegó a abandonar el escenario. Se fue fuera y se hizo unas birras con esos tíos. Creo que… Sí, sí, ahora recuerdo: Isaac, que ejercía de guitarrista en la banda, se puso a cantar. Fue muy raro. Tyler, ¿te acuerdas lo que pasó con Charlie? Rompió el set de batería.

Lewis: ¡Es verdad! Al acabar el show nos enviaron desde la sala un mensaje diciéndonos: “no está nada bien que hayáis roto el set de batería. Os enviaremos una factura. Y sobre vuestro saxofonista: puede parecer que lo haga bien con el saxo, pero debería probar con los teclados” (risas).

Tyler: (risas)

Dime por favor que hubo alguien que grabó esa actuación.

Lewis: No, no. Sé que Molly lo hubiese en algún momento pero ya no está colgado.

Brutal. Chicos, un placer el haber pasado esta media horita con vosotros. Una última pregunta quizás un poco “freaky” que os tenía que hacer: al anunciar “For The First Time” sacasteis a la venta una serie de test pressings firmados del disco. Fue algo raro lo que sucedió con ellos. Un día volaron unos 50 y después se fue ampliando y ampliando el número de discos que existían de esa tirada. ¿Qué pasó?

Tyler: (se tapa la cara y solloza)

Lewis: Esto fue muy raro. No queremos incriminar a nadie. No teníamos ni idea de cuántos iban a salir a la venta. Inicialmente pensamos que iban a ser 10 o 20. Al final quizás sean unos… ¿500? No estoy seguro.

Tyler: Solo somos unos chavales. No tenemos ni idea al respecto.

Lewis: La verdad es que lo digo es cierto. Sería el primero en admitir si fuese cosa nuestra para generar algo de dinero. Más aún en tiempos de COVID (risas).

Tyler: Somos unos novatos con estas cosas. Solo contestamos “sí, sí” a las propuestas. Nos sorprende cuántos hay de estos ahí fuera.

Black Country, New Road tienen planeada una actuación en el Primavera Sound 2021. También han reprogramado sus actuaciones en España. Conciertos confirmados finalmente en Donostia (30 de octubre, Dabadaba), Madrid (2 de noviembre, El Sol) y Barcelona (3 de noviembre, LAUT).

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. En busca constante de aquel "clic" que te haga engancharte a un artista o grupo nuevo durante semanas y semanas. Mi Twitter personal: @pabloporcar

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.