Entrevista

[Entrevista] BOYTOY: “King Gizzard & The Lizard Wizard tienen una gran ética de trabajo”

boytoy

BOYTOY es agosto, es verano. Es olvidarnos de la dependencia a Cupertino, y también a Silicon Valley, fumando peyote y bebiendo margaritas caseras en una perdida playa del sur de California. Su sonido, a medio camino entre el alt rock de corte más country y el folk psicodélico más añejo y floral, destila ese tipo de sabores que tanto y tan bien nos remiten al “groove” propio de los setenta.

Su segundo álbum, “Night Leaf”(editado por Papercup Music, Stolen Body y Burger Records el pasado abril de 2018), nació en un rancho en Topanga Canyon, California, con la compañía de tres perros, dos cerdos, los nostálgicos tonos cálidos de amplis de válvulas, grabadoras de cassette, viejas camionetas, autocaravanas y tablas de surf. A sabiendas que hoy mismo arranca su gira española (fechas de la misma, al final de la entrevista), aquí os dejamos con una entrevista que realizamos vía email a Saara, Glenn y Chase. Que la disfruten.

En esta ocasión decidisteis grabar el disco en un rancho en Topanga Canyon. ¿Cuáles fueron las razones que os llevaron a materializar vuestro álbum allí?

Saara: Glenn y yo queríamos escaparnos de la temporada invernal neoyorquina. El pasado invierno lo pasamos en Los Ángeles (2016) concibiendo varias demos con Lena Simon en un pequeño estudio. Estaba hablando con Brooks (Nielsen de The Growlers), quién ha sido una amiga íntima desde que giramos juntas varias veces, y él sugirió que siempre que quisieses podría grabar en el estudio de Kyle Mullarky. Glenn fue a comprobar cómo estaba en verano de 2016, y pensó que era un paraje perfecto para dicha labor. Cerdos, perros, tablas de surf… Era como un idílico oasis. A Kyle le gustaron nuestras demos y aceptó cerrar cierto tiempo de grabación y residencia en el estudio de Pump House Studios por unas tres semanas en marzo de 2017.

Gleen: Fue algo diferente de lo que habíamos hecho anteriormente. Parecía que podíamos relajarnos y tomarnos nuestro tiempo para crear el álbum. De hecho teníamos aún más tiempo para grabarlo de lo que lo tuvimos en el pasado.

 Chase: El trabajar en Topanga fue algo que ya estaba cerrado cuando entré a trabajar en la banda. Así que la situación fue perfecta para mí.

Audio completo del álbum “Night Leaf”:

Por lo que sé Topanga Canyon parece un sitio directamente extraído de los años setenta. No recuerda para nada a un paraje del siglo XXI. De hecho aún parece conservar aquel ambiente y/o esencial “hippie” de aquella añeja década. ¿Ayudó ese “feeling” a la hora de componer allí?

Saara: Definitivamente. Residíamos en un pequeño tráiler “vintage” y en una habitación ubicada en un sótano. Surfeamos por la mañana y Kyle nos llevaba a comer en un pequeño pero precioso Land Cruiser. Cocinábamos comida para toda la familia Mullarky y comíamos con su mujer e hijos. El ambiente fue de lo más relajado. Podíamos estar en el estudio sin sentirnos angustiados de estar allí. Y también podíamos tomarnos nuestro tiempo para la mezcla y demás sin ceñirnos al clásico sistema por horas que impera en muchos estudios.

Glenn: Existía cierto rollo romántico en el asunto. Es cuanto menos curioso, porque en ese pequeño poblado hippie un tráiler cuesta como un millón de euros. Pese a todo aún se mantiene ese feeling de relax y tranquilidad, como si el tiempo no hubiese pasado. Todo el mundo allí parece querer preservar esa sensación.

Chase: Me enamoré de un cerdo que vivió en nuestro estudio en Topanga. Eso ayudó a que mi sonido a la batería sonase más romántico. ¿Sabías que los cerdos tienen la inteligencia de un niño de tres años?

Me he fijado en que vuestras letras están basadas generalmente en ideas de lo más dispares. Me recuerda, al menos a su manera, a aquel estilo “dripping” de pintura gestual que Jackson Pollock empleaba en sus obras. ¿Cómo está construido por dentro el proceso de creación de este tipo de conceptos?

Saara: Generalmente empiezo con una melodía, y a partir de esto canto creando palabras o sonidos. Entonces habitualmente aparece una frase que sirve para crear una idea a partir de la misma. A veces canto una canción entera de palabras inventadas, y después la escucho y decodifico aquello que estaba realmente diciendo. En otras ocasiones tengo una idea o concepto que modelo alrededor de la melodía. Puedes decir cosas con palabras en un millón de formas diferentes, pero sólo existe una manera para cantar en una melodía específica.

Glenn: Sí, y a partir de esto algunas de estas palabras inventadas hacemos que suenen como palabras real, y todo nace a partir de allí. Me gusta jugar con silabas y rimas un tanto sesgadas. No todo siempre va sobre significados literales pero sí sobre cómo suenan las palabras, y cómo juegan todas entre sí. Me gusta combinar ideas que invitan al cerebro a encontrar algún tipo de significado personal.

Chase: ‘Static Age’ fue una de las canciones más memorables para mí. La finalizamos bastante rápido en términos instrumentales pero nos estirábamos de los pelos con las letras. Recuerdo cómo nos gritábamos ideas la una a la otra…¡a la vez! Dije “heart-beat obsolete” como siete veces seguidas hasta que una de ellas la escuchó. Entonces discutimos sobre la esencia de su cadencia durante un rato (risas). Quería que sonase punk y monótono, todo a la vez. “Heart. Beat. Obsolete”. Algo así como una audiencia furiosa en plenos disturbios. Creo que puedes escuchar nuestro propio compromiso en el disco. Siempre sonrío cada vez que escucho la canción en el álbum.

Todo sea dicho: he identificado una pequeña excepción a lo citado en el trabajo. ‘Juarez’ es un tema que no parece estar compuesto por ideas sueltas, sino que hila una historia casi de principio a fin. ¿Podéis aportar algo de luz sobre el nacimiento del mismo?

Saara: Probablemente esta es la canción más lírica de todo el disco. Es una historia sobre cuando estábamos girando con The Gooch Palms, una banda australiana. Habíamos recorrido todo Texas en el RV de nuestra amiga, y yo no paraba de tocar la guitarra mientras ella estaba conduciendo. Recuerdo que teníamos un show en El Paso y The Gooch Palms quería acercarse a ver la ciudad de Juárez en la frontera. Es un lugar peligroso pero sabíamos que allí tienen las mejores (y más baratas) margaritas. Por lo que aparcamos el coche y nos acercamos al puente. Esperábamos que allí existiese algún tipo de aduana para revisar nuestro pasaporte pero llegamos al otro lado y no había nada. Podíamos haber desaparecido en México y nadie lo habría sabido. Tuvimos que saltar de vagón en vagón en un tren parado para llegar a Kentucky Bar, un local conocido por contar antiguamente con Heminghway o Bob Dylan como clientes estrella. Todo esto fue durante la administración de Obama. Supongo que ahora ya no sería tan fácil pasar por allí. Trump es un mierdas y no deberían existir las leyes fronterizas que existen ahora. Es terrible cómo se trata a las familias mexicanas.

Chase: Ese ‘Muzzle Man’ en la canción hace referencia a un tipo que vimos que llevaba una moto mientras literalmente llevaba puesto un bozal.


Sobre vuestros clips… Debo deciros que me gustó mucho el de ‘NY Rip Off’. Esa pinturas que aparecían en el fondo del mismo estaban muy chulas. ¿Fue vuestra idea ponerlas allí, o surgió de Addison [directora del clip]?

Saara: Esa idea surgió directamente de nuestro amigo Mike Wartella que es animador e ilustrador. Él fue la persona que creó el término “New York Rip-Off” en una conversación que mantuvimos hace un tiempo. Creí que era una buena línea y concebí un tema alrededor del mismo. Un tiempo después me acerqué a Mike para crear el vídeo, y hacer algo animado sin apenas inversión. Yo acababa de hacer una instalación en la que construía una cocina entera e interactiva en una galería artística. Mike sugirió que yo hiciese algunos de esos sets en versión neoyorquina, y grabar el vídeo en frente de los mismos. Glenn, por entonces, había estado impulsando un festival en una espectacular fábrica antigua en Jacksonville (Florida), y los dueños de la misma nos ofrecieron grabar el videoclip en ese espacio. Creo que nos llevó unos tres días en finiquitarlo. Preguntamos a Adisson para hacerlo y se apuntó. Ella es una vieja amiga mía desde la etapa universitaria, y trabajó anteriormente con nosotras en el vídeo de ‘Postal’. Tiene buen ojo para este tipo de trabajos. Glenn editó el vídeo y se lo envió de vuelta a Addison. Ahora ya vive.

Glenn: (risas) ¡Gracias! Me encantó cómo salió el vídeo. Empezó desde una idea muy grande que mezclaba luces e iluminación, cosas que no podíamos permitirnos, y acabamos trabajando sobre un trabajo conceptual. Ayuda cuando tus amigos tienen talento, y también suelen sorprender con buenas ideas.

Chase: Saara llevaba pintando ese mismo estilo de pinturas durante un tiempo, así que parecía natural el que el vídeo presentase un trabajo suyo. Lució genial.

Leí en una entrevista que os gustan King Gizzard & The Lizard Wizard…

Saara: Su directo nos encanta. También admiro cualquier tipo de banda que puedan existir con tantos componentes. ¡Organizarse con sólo 4 personas es algo bien difícil!

Glenn: Tienen una gran ética de trabajo, y son ambiciosos. Esa banda lo hace casi toda por sí misma, y cada miembro es tanto un jefe como un caballero a su misma manera. Son unos músicos increíbles sin seguir ningún tipo de sentencia.

¿Creéis que es necesario que existan más bandas DIY como ellos?

Saara: Creo que muchas de las bandas con las que giramos y nos relacionamos tienen ese rollo DIY. Jacuzzi Boys empezaron su propio sello, The Growlers han encabezado sus propias giras a lo largo de esta última década, La Luz tienen interiorizado todo su arte, videoclips y tour management. Cuanto más duro trabajes, más control tendrás sobre tu propio destino.

Glenn: ¡Totalmente! La industria musical ha cambiado mucho desde su “época dorada”. Necesariamente no siento que sea más importante que existan bandas haciéndolo. Lo que pienso es que, si lo haces, la mejor manera es que seas inteligente a la hora de abordar los detalles y/o decisiones. Mayor sea lo que consigas hacer, mayor será el número de gente que te querrá ayudar, así que fíjate bien en el equipo que te rodea.

Chase: Sí, no sé si es necesario. Pero es mucho más divertido cuando estás completamente sumergido en un proyecto como el nuestro.

Y ya para finalizar… ¿Qué banda es la que más os está influenciando actualmente?

 Saara: La Luz, Scott Yoder, Surfbort. Estas bandas trabajan durísimo y son super constantes. Es genial ver cómo inspiran a otras personas. Eso muestra que el trabajo duro y el arte honesto siempre prevalecerá. Esas son bandas que siempre trabajan para mejorar y resultar interesantes para la audiencia. Bandas que expanden sus límites musicalmente y teatralmente hablando.

Chase: ¡Hay una banda llamada POW! De Los Ángeles que es genial! También me encantan Carolina Rose, Nude Party y Champagne Superchillin.

——————-

Fechas de la gira de Boytoy en España:

30.08 — MUSAC, León
31.08 — Festival Ebrovisión, Miranda de Ebro
01.09 — Pamplona TBA
04.09 — Radar Estudios, Vigo
05.09 — Siroco, Madrid
06.09 — La Lata de Bombillas, Zaragoza
07.09 — Festival Altaveu, Sant Boi del Llobregat

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. Llevo ocho años escribiendo sobre música alternativa para esta web, y también colaboro puntualmente en la revista nacional Rockzone . Amante del folk, rock alternativo y el indie en general. Twitter | @pabloporcar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.