Entrevista

[Entrevista] Cloud Nothings: “En ‘Last Building Burning’ queríamos sonar más agresivos”

entrevista cloud nothings

Dylan Baldi es el cerebro detrás de Cloud Nothings, formación que ya cuenta con cinco discos de estudio. Su ya dilatado curriculum les ha hecho ganar un lugar entre ese público que aprecia a una banda que no se duerme en los laureles y que se ha establecido como uno de los grupos más cinéticos de noise que tenemos hoy en día.

Lo suyo no es el postureo, su lucha se libra con un puñado de canciones poderosas que podemos destacar de su último trabajo, el magistral “Last Building Burning”: ocho canciones insaciables de energía con un sonido distópico que se coló en nuestra lista de los mejores discos de 2018. A poco menos de un mes de verlos en vivo en Donostia-San Sebastián (21 de febrero, Dadadaba), Madrid (22 de febrero, Sala 0), Valencia (23 de febrero, La Marina de Valencia) y Barcelona (24 de febrero, La 2 de Apolo), charlamos con Dylan sobre el nuevo LP, su manera de entender la música y sus planes futuros.

¿Qué tal? ¿Cómo va el tour?

Muy bien, estamos ahora mismo en UK con un tiempo de mierda. Bueno, lo usual por aquí ¿no? Estamos muy emocionados de poder ir a tocar a España en un contexto que no sea el Primavera Sound. Tocar en sala nos gusta mucho más.

Vuestros discos siempre suenan muy poderosos ¿seguisteis el mismo enfoque componiendo “Last Building Burning”?

 Desde “Life Without Sound” llevábamos un ritmo bastante lento entre discos más las giras y demás, todo eso hace que pierdas un poco el ritmo de componer. Para este nuevo LP quería recuperar lo que más me gustaba de los discos anteriores y poner nuestra mejor faceta personal a nivel de música. Escribir canciones a veces es aterrador para mí, a pesar de que son canciones que luego tendré que cantar para el público. Es raro porque cantar para mí mismo es algo que ni siquiera diría que necesariamente disfruto. “Last Building Burning” suena mucho más sólido y estamos muy contentos con el resultado.

¿Cómo fue la experiencia de grabar el disco en solo 8 días?

La verdad es que fluyó bastante, todo muy fácil. Ya veníamos compenetrándonos bastante bien en los ensayos y lo único que hicimos fue entrar al estudio en Texas con Randall Dunn -productor de Sunn O)))-, que acabó de hacer el trabajo.

¿”Last Building Burning” es acerca de política y temás más sociales?

No necesariamente, o al menos no de forma intencionada. Supongo que por la portada y alguna canción puede entenderse así. Pero cuando cojo la guitarra comienzo a componer sin más. Aunque esta vez he intentado hacerlo desde fuera de una zona más cómoda y hay mucha duda acerca del futuro y angustia general sobre lo que somos.

En el pasado canciones como ‘Pattern Walks’ o ‘Wasted Days’ eran más extensas que las demás. En este disco, ‘Dissolution’ cumple la regla – personalmente una de mis canciones favoritas de 2018-. ¿Casualidad o ha estado pensado? ¿Es igual de larga en directo?

Buen punto, jajajaja. Primera vez que me doy cuenta, pero no, no es intencional. Es mera casualidad. Con ‘Dissolution’ me senté y, de repente, la canción se fue estirando. Me gusta cuando una canción comienza a tomar forma, eso es una buena señal. Después, al tocarla con la banda, se hizo mejor y mejor ya que tengo la manía de llegar con una estructura un poco vaga, pero luego con los instrumentos coge forma. En directo nunca suena igual, vamos improvisando sobre el jam pero sí, es una de nuestras favoritas para interpretar en vivo.

¿Personalmente tienes una canción favorita del disco?

Una que es especial es ‘Offer An End’, una canción que está construida sobre capas y con una letra muy potente, sobre la importancia de decir la verdad aunque duela. Me gusta mucho.

Cloud Nothings ha ido evolucionando en su sonido, desde el power pop, el lo-fi, pasando por el pop punk, el indie e incluso el post-hardcore. ¿Cómo lleváis ese flujo de sonido?

La progresión la tomamos como algo natural, nace de ir tocando juntos y no lo vemos de otra forma. Siempre tratamos de hacer giras y discos todo el tiempo que podamos. Nos sentimos lo suficientemente afortunados de estar en una posición en la que podemos hacer esto, es algo muy sostenible. Ya tengo una idea para el próximo disco y espero hacerlo realmente más largo. Veremos.

Pienso que este nuevo disco captura vuestra esencia en directo, es decir, suena mucho más bruto y sólido. Vamos, como llegáis al público en directo. ¿Estás de acuerdo?

Sí, queríamos sonar 100% así, hay mucha banda que toca y suena muy limpio. Nosotros queremos sonar más agresivos y descarnados.

Sonando así, en algunos tramos me recordáis a bandas como The Wipers o Drive Like Jehu. ¿Qué piensas?

Puede ser, me parece un buen halago. No lo tenía presente pero sí, la comparación es buena.

En términos de música nueva, ¿qué estás escuchando últimamente?

Rose Mercie, un cuarteto francés que lo hacen realmente bien. Su disco me encanta. Si no los conoces, te invito a escucharlas.

Saliendo un poco de “Last Building Burning”, ¿qué tal fue la experiencia de grabar el disco “No Life for Me” junto a Nathan Williams (Wavves) ¿alguna colaboración en mente?

La cosa surgió por su hermano Joel, que nos sugirió hacer el álbum. La parte de composición del disco fue bastante fácil también. Grabamos el disco sin pretensiones y creo que quedó bastante bien. Sobre las colaboraciones, no tengo ninguna en mente, espero que alguien me invite, jajaja.

Sebas Rosas
el autorSebas Rosas
Beers, Burgers & Black Sabbath. Twitter: @sebastopol17

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.