DestacadosEntrevista

[Entrevista] Deftones: «Estamos buscando constantemente el equilibrio»

entrevista deftones

Deftones son una rara avis del sector. Desmarcados totalmente de aquellos vínculos tangenciales que los relacionaban en el pasado con otras formaciones guitarreras, el grupo liderado por Chino Moreno lleva años, por no decir lustros, gobernando una república independiente que no entiende de elementos demográficos y geográficos. Amparados ya bajo cierto etiquetaje de culto, los de Sacramento han enfilado a lo largo de esta última década tres álbumes («Diamond Eyes», «Koi No Yokan», «Gore») que han afianzado la sensación de que Deftones han conseguido barnizar los pilares de su robusta propuesta creativa.

Mañana, 25 de septiembre, los californianos regresan con la edición de «Ohms», noveno álbum que ha motivado a Moreno, Carpenter, Vega, Delgado y Cunningham a volver a colaborar con Terry Date, reputado productor que ya trabajó con el grupo en sus cuatro primeros discos («Adrenaline», «Around The Fur», «White Pony», «Deftones»). Gozando de cierto estado de confort, y tomándose su tiempo para realizar las sesiones de grabación del LP (varios fueron los descansos que se tomaron entre sesión y sesión), Deftones nos ofrecen en esta ocasión una obra completa pero compacta, en la que la voz de Moreno impera sobre guitarras que, pese a ser bastante más frontales, resultan menos abrasivas de las divisadas en anteriores ejercicios. Motivados por la curiosidad del momento, conversamos con Sergio Vega, bajista del grupo, para que nos desvele varios de los entresijos creativos que dieron pie a la creación de «Ohms».

Resulta interesante el comprobar cómo “Ohms” os ha llevado casi tres años entre descanso y descanso. El agravio comparativo a nivel cronológico respecto a otros discos parece estar allí…

Cuando hicimos “Diamond Eyes”, y nos encerramos en una misma habitación, estuvimos unos ocho meses trabajando. Con “Koi No Yokan” esa labor estuvo situada entre los ocho y los diez meses. Entonces nos metimos a girar y ya enganchamos con el proceso de composición de “Gore”. Aunque dé la sensación que no lo cierto es que con “Ohms” la cosa ha sido similar. Creo que esta manera [de ir buscando descansos entre grabación y grabación] es buena ya que te da la oportunidad de escuchar el material en tu casa. De digerirlo y, además, de trabajar en varias ideas para el mismo. Hay veces que uno elabora grabaciones caseras, hay otras en las que surgen demos… Te da una perspectiva diferente y ayuda a dar equilibrio a tu vida.

Supongo que esta búsqueda del equilibrio viene en parte porque tenéis familias.

Sí. Es cierto que todos queremos encontrar un gran equilibrio. Estamos buscando constantemente ello. Queremos que todo quede bien dosificado para que no existan carencias en ningún sentido.

Terry Date ha vuelto a trabajar con vosotros en el disco. ¿Qué fue lo que os motivó a poneros en contacto con él y meterlo una vez más en vuestro engranaje creativo?

Fue una experiencia genial el poder volver a colaborar con Terry. El grupo lo adora y la verdad es que él se comunica de forma increíble con todos los miembros de la formación. Para mí personalmente fue algo muy ilusionante ya que lo conozco desde hace tiempo. Llevábamos años hablando sobre producir y mezclar porque me encanta grabar en casa. Fue muy divertido grabar en los dos lugares. En mi casa grabé la sección del bajo y en su estudio concreté todas las pistas vocales.

Chino comentó en una entrevista que los roles de Abe Cunningham y Stephen Carpenter variaron un tanto en la concepción de “Ohms”. ¿Te dio también esa sensación?

No sé… No te sabría decir. En lo relativo a proponer ideas y trabajar vías creativas creo que hemos sacado un poco lo de siempre. Eso sí: me da la sensación que ahora cada uno de nosotros nos encontramos muy cómodos gozando de nuestros roles. Cada año que pasa nos sentimos mejor y eso nos lleva a dar más.

¿Y sobre tu rol?¿Cuál tema consideras que es aquel en el que se ha mostrado tu involucración en términos creativos?

(piensa) Todas las canciones. Toco el bajo pero también soy compositor. Proporciono demos de canciones que grabo en casa… Algunas de ellas consiguen acabar en el disco. Me veo como un bajista que consigue componer música. Creo que esa diversificación ha quedado bien representada en el álbum.

Chino Moreno se ha encargado una vez más de componer las letras del disco. Según su prisma, estas planean sobre conceptos como el ying y el yang o la polarización. Por curiosidad: ¿qué visión tienes tú de los versos que ha compuesto?

 Mi función fue la de proporcionar melodías a esas ideas y esos conceptos. En el estudio no podía evitar sentir algo como “este verso es muy chulo”. Las letras en “Ohms” tienen una presencia como muy bípeda y eso mola mucho. Estuvo muy guay darle como un sentido melódico a su ideario.

¿Melódicamente tenías algún objetivo principal a la hora de poner “Ohms” en el punto de mira creativo?

Lo que mola de Deftones es que tienes a 5 personas lidiando con algo en términos creativos. Me escuché los tres editados en estos últimos años y me puse a fondo a ver qué podríamos cubrir yendo un paso más allá. “¿Qué podemos hacer en el próximo paso?”, me dije. Tomé algo del minimalismo del “White Pony”, algo de la profundidad del “Gore”, etc… Eso creó el inicio de la historia del disco.

¿Cuál fue el primer tema en el que empezasteis a concebir “Ohms”?

Estoy pensando en los temas y solo se me vienen a la mente los títulos provisionales de los mismos (risas). Quizás esto sea confuso… Recuerdo que saqué algunos riffs. Al poco esto acabó derivando en ciertas demos caseras. Estoy pensando pero no te puedo decir un tema en concreto porque trabajamos por rachas y abordamos diferentes conceptos melódicos por separado que acaban amoldándose a diferentes canciones.

Siento cierto grado de predilección por ‘Genesis’. Me parece de lo más redondo que habéis hecho últimamente.

¡Gracias! Lo de ’Genesis’ fue divertido. Era un día por la noche… Recuerdo que estaba viviendo en el barrio de Spanish Harlem en Nueva York. Me desperté a las 3 de la mañana y me puse a tocar el bajo. Envié la idea del riff y a todo el mundo le encantó. Ellos cogieron lo ofrecido y lo llevaron a un nivel totalmente diferente. Es divertido para mí porque hace nada escuché la demo y después la comparé con la producción final. Es como ver la foto de un bebé (risas). ¿Sabes? No tengo canciones favoritas. Es como que te pregunten por tu hijo favorito. Sería muy cruel decir uno ya que los amas a todos.

¿Existió algún corte desechado en la gestación de “Ohms”?

Hay alguno que no llegó al estudio. Lo que quedó vivo acabó apareciendo en el disco.  Teníamos algunas ideas que necesitábamos maridar. En ocasiones llegas al estudio con un trabajo completo y en otras te ves forzado a finalizar algo con tal de redondear el asunto. En este caso hubo algo que Chino propuso que debíamos finiquitar en el estudio de grabación. Recuerdo que recuperamos un pilón de ideas que teníamos olvidadas y las pusimos sobre el lienzo para darle forma.

Hablando sobre lienzos y aspectos estéticos: resulta bastante abrumador el feeling a nivel visual que aportasteis al vídeo de ‘Ohms’. ¿Es todo culpa del director?¿O tuvisteis vosotros mucha incidencia en él?

Al abordar un vídeo solemos dejar la base estética en manos de alguien aunque a veces proporcionamos ideas. En ‘You’ve Seen The Butcher’, por ejemplo, Chino y yo proporcionamos un concepto y el diseñador lo llevó a un nuevo nivel. En esta ocasión, con ‘Ohms’, pasó algo diferente: tres productoras diferentes propusieron ideas de lo que querían hacer. Fue entonces cuando nosotros elegimos. Existió un contexto inicial y nosotros opinamos directamente sobre ello.

Ahora estás muy introducido en el núcleo duro creativo del grupo. Ya llevas un tiempo formando parte de él… ¿Cómo consideras que ha sido tu evolución dentro de él a lo largo de esta última década?

Seré rápido: conocí a la banda en 1995. Yo estaba con Quicksand y coincidimos en un Warped Tour en el que participamos ambas formaciones. La primera vez que colaboramos creo que fue hacia 1999. Toqué con ellos justo antes de sacar “White Pony” ya que Chi Cheng se había lesionado. Siempre fuimos amigos. Cuando entré a trabajar con ellos en “Diamond Eyes” todo fue muy fácil, pese a las duras circunstancias, gracias a ese estrecho lazo de amistad que nos unía. Para mí personalmente todo pasó de estar en plan “espero estar a la altura de estos tíos” a sentirme cómodo con la situación. Siempre he mirado hacia adelante como miembro activo de la formación. Siempre intento dar lo mejor de mí.

Ya para finalizar… Te debo admitir que pensábamos que Chino iba a resucitar Crosses en este último año. ¿Sabes algo respecto a este proyecto?

Bueno… Todos estamos trabajando en otras cosas. Todos somos amigos y todos nos apoyamos. Eso sí: cuando estamos juntos somos Deftones.

Fotografía: Tamar Levine

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. En busca constante de aquel "clic" que te haga engancharte a un artista o grupo nuevo durante semanas y semanas. Mi Twitter personal: @pabloporcar

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.