Entrevista

[Entrevista] DobleCapa: “En nuestro disco puedes escuchar errores, idas de tempo y demás imperfecciones, suena humano y eso nos gusta”

entrevista doblecapa

Hace años, leyendo una entrevista a Josh Homme —a saber cuál era la pregunta—, el frontman de Queens Of The Stone Age se refería al sonido de no sé qué banda con la expresión “suena asesino”; me dije que era la forma más cojonuda que había oído jamás de definir a aquellas bandas que, por lo afilado de su sonido, lo quebrantahuesos de su propuesta, ofrecen una experiencia verdaderamente potente, rockera, incendiaria, con lo bueno de lo de antes y lo que despeina de lo de ahora.

Pues bien, ¡lo de DobleCapa es una puta masacre!:

Habéis grabado «La Felpa» con Steve Albini en Electrical Audio, Chicago, un giro considerable en vuestra carrera. Contadnos un poco más sobre esta bonita historia.

Al acabar la segunda gira de presentación del primer LP, ya teníamos algo de material nuevo y no queríamos demorarnos mucho en sacar el segundo, entonces nos pusimos a trabajar y había que decidir dónde íbamos a grabar, ya que no queríamos repetir la experiencia de grabarlo nosotros mismos para estar más centrados en nuestra música, así que de manera muy natural, dejándonos llevar un poco por la locura y haciendo antes las cuentas pertinentes, decidimos reservar unos días en Electrical Audio e irnos a Chicago a grabar con Steve Albini…, llevábamos años y años escuchando discos que nos flipan grabados por él y siempre hemos pensado que ese sonido era lo que necesitábamos. Como dato a destacar, ya teníamos reservado el estudio mucho antes de coincidir con Shellac en el Primavera Sound 2018.

Grabado íntegramente en directo, ¿qué beneficios aporta este proceso a la grabación?

Bueno, creo que nunca nos planteamos grabarlo de otro modo, queríamos algo natural que representase de verdad nuestro sonido, con lo bueno y lo malo que eso pueda implicar. Algo que echamos mucho de menos en las grabaciones de hoy en día es la naturalidad en el sonido, todo está retocadísimo, editado hasta el último silencio, dando una ejecución perfecta que en la mayor parte de los casos acaba siendo una mentira…, en nuestro disco puedes escuchar errores, idas de tempo y demás “imperfecciones”, suena humano y eso nos gusta.

Vuestra propuesta tiene un punto de rock duro muy interesante, enmarcado con sutileza en un fondo blues, grunge, country, bluegrass… si creéis que soy el típico listo gafapasta que va de entendidito me lo podéis decir. ¿Acierto con estas influencias, o me estoy yendo por las nubes?

Es innegable que tenemos influencias muy marcadas y a la vez muy distintas entre sí, nos gusta el blues de los años 20’s y 30’s, los ragtimes y la forma de ejecutar el fingerpicking sin seguir ningún patrón determinado dentro del blues, pero también hemos crecido escuchando bandas de los 80´s y 90´s, las escenas underground de ciudades como Seattle, Chicago o Washington D.C…, digamos que intentamos tener nuestra propia visión de lo que es el blues con un lenguaje distinto, sacando de contexto el género. Nos gustan a partes iguales Nina Simone o Bo Diddley, que Melvins, Killdozer o Junior Kimbrough y Skip James.

‘El que no tiene nombre y nunca nos acordamos’, ‘Dama de Elche con cara de Monalisa’, ‘Carmelo, cobra y rosa’… Los títulos de vuestras canciones tienen un punto de humor, e intuyo que también un trasfondo íntimo, ¿hay alguna línea divisoria entre estos dos aspectos?

Exactamente, el humor forma parte de nuestra fuente de inspiración, intentamos pasarlo todo por ese filtro pero como bien dices también hay aspectos más profundos y por desgracia hemos tenido varias experiencias que nos han hecho pasar por momentos duros. Generalmente no se suelen entrelazar, pero humor y sentimiento van cogidos de la mano en nuestra música.

¿Seguís yendo un poco de guays con la ropa rota, o este nuevo disco os ha metido de lleno en un nuevo registro más meditado, quizá más maduro, sobre todo en cuestiones técnicas y creativas?

(risas) Hemos dejado bastante de lado el material del anterior disco y es verdad que nos hemos centrado mucho más en este último disco a la hora de crear un repertorio para el directo. Digamos que entre un disco y otro hemos aprendido a ser más concienzudos con lo que queremos tocar, haciendo más hincapié en las estructuras, la dinámica, el sonido, en como debíamos tocar cada parte para conseguir el efecto deseado. El procesamiento se ha hecho más complejo pero la idea inicial sigue siendo muy natural y espontánea.

Esta se la hago a todas las bandas a las que entrevisto, así me culturizo un poco, más allá del mainstream: ¿qué otros y otras artistas de aquí, ya sean grupos o músicos en solitario, destacaríais de la actualidad?

¡Nos encantan un montón de bandas y artistas de aquí!,la lista puede ser muy larga pero así a bote pronto se nos ocurren Césped de Verdad, Les Conches Velasques, Lisabo, Capitán Bazofias, Joseba Irazoki, Adrift, Za!, Kill Kill y así podríamos seguir un buen rato…

Sería genial que nos contaseis brevemente la historia de Buen Mambo.

Buen Mambo es el nombre que le puse a mi estudio de grabación y que a la vez es el cuartel general de DobleCapa. Cuando The Joe K-Plan dejamos de tocar, me centré en la construcción de un humilde estudio en el cual se pudieran llevar a cabo pequeñas producciones pero con un nivel de calidad de altura, con un equipo en su gran mayoría analógico escogido al gusto. En los últimos años se han realizado varias grabaciones, pero sin estar nunca al 100% de su funcionamiento por falta de tiempo, aun así el estudio está completamente disponible para quien quiera venir a grabar su disco.

Mario, para que nadie que asista a uno de vuestros bolos sin conoceros de antes se pregunte aquello de “¿¡qué es esa guitarra tan rara!?”, ¿podrías darnos una masterclass sobre cigar box guitar?

Las CBG son instrumentos muy artesanos ,en su origen era un alternativa que podías fabricarte tu mismo si no podías adquirir una guitarra, hoy en día no deja de ser un instrumento complementario, no conozco ninguna banda que lo use como instrumento principal. En mi caso es una CBG de 4 cuerdas en afinación abierta variable, con una caja de puros de los años 30’s y varios componentes sacados de guitarras de los 60’s, obviamente, sin dejar de ser muy artesanal, se le han instalado elementos modernos para que se pueda ajustar bien y aguante una forma de tocar más agresiva. Es divertida, me hizo descubrir una forma nueva de tocar añadiendo elementos como el slide o los anillos de metal, aun siendo un instrumento más limitado que una guitarra.

En los próximos meses os esperan un par de paradas bastante potentes, Mad Cool Festival en Madrid y ArcTanGent en Bristol, ¿qué les diríais a quienes no os conocen para que se vengan al bolo?

¡Que las bandas chiquitas son las más interesantes de los grandes festivales!

En Mad Cool, ¿tenéis intención de ir a ver a Rosalía?

¿¡También actúa en el Mad Cool!?, la verdad que no encaja mucho en nuestros gustos musicales, pero creo que echaríamos un buen rato.

Actualmente tenemos una muy buena escena de rock en España, que pasa, a su vez, por géneros derivados que hasta el momento no se habían explotado demasiado, y pese a todo mucha gente insiste en que “la guitarra ha muerto”. ¿Qué opináis de esto?

El concepto de música que conocemos y que practicamos es el que se toca, el que se transmite a través de una acción física. Está claro que la creatividad para hacer música no tiene limites y que cada vez existen más recursos para ello, pero el día que se pierda esa acción física se habrá perdido la verdadera esencia de la música. Disparar un sampler no emociona, darle al play a un Mac y pseudocantar (con o sin Autotune) sigue sin emocionar; escuchar cantar a un coro de 20 personas, o a alguien tocando un elemento percusivo, siempre hará que algo se te mueva dentro, pero todo esto es solo una opinión.

Para finalizar, todo este poso que está dejando la electrónica y la música urbana en nuestro país, y que otras bandas de rock de aquí ya se han aventurado a explorar, ¿os veis experimentado con ello en algún momento del futuro? No me refiero a si acabaréis haciendo trap, sino más bien a si dais la espalda a experimentar con este tipo de registros, centrándoos en lo que os mola, o no os importaría romperos todavía más las vestiduras.

No nos cerramos a nada, pero a día de hoy creemos que tenemos nuestra propuesta muy clara y definida echando más bien la vista hacía atrás en cuanto a cómo se hacían las cosas antes. En el futuro seguro que añadiremos nuevos elementos, pero me da que andarán más cerca de una armónica que de un sampler (risas).

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.