DestacadosEntrevista

[Entrevista] Faye Webster: «Me gusta pensar que aún puedo llegar a más»

faye webster

El de Faye Webster es de esos talentos que brillan y despuntan desde una envidiable y temprana edad. Con tan solo 22 años, la artista nacida en Atlanta acaba de firmar su cuarto disco de estudio (su tercero junto al sello Secretly Canadian) y recientemente hemos sabido que visitará nuestro país. A pesar de su bisoñez, lejos queda ya de ser un talento emergente, y a partir de una prolífica constancia ha acabado ganándose un puesto de pleno derecho en la mesa de los mayores. La suya es una voz que nos coge de la mano y nos traslada a un paraje inhóspito pero increíblemente romántico, y con una espiga de trigo entre los dientes y sentados sobre una bala de paja, nos invita a contemplar la rojiza despedida del sol estival.

Aunque pueda parecer que le quedan ya pocas metas que alcanzar después de los éxitos acaecidos en los últimos años de su carrera, nos confiesa que tras “I Know I’m Funny haha” (Secretly Canadian, 2021), disco que sale la próxima semana a la venta, todavía tiene planes para seguir llevando su particular folk tradicional a siguientes niveles.

Déjame comenzar contándote una breve anécdota que tengo contigo…

¿Conmigo? ¿De veras? Vale, dispara.

Hace un par de años, en Londres, hiciste un concierto doble con Liz Lawrence.

Sí, creo que lo recuerdo. ¿En una sala muy pequeña, como en un callejón?

Sí, así es. Era un almacén reconvertido en sala de eventos en Bermondsey, con la barra muy cerca del escenario.

Lo recuerdo, sí. Muy rollo “country bar”.

Total. El caso es que cuando acabó el concierto, fui al aseo. Y éste estaba increíblemente sucio (no voy a entrar en detalles).

Vale…

Y bueno, hice lo que pude. Pero nada más salir… estabas tú haciendo cola para entrar.

Oh, no… (risas)

Iba a quedarme a felicitarte por tu concierto, pero al darme cuenta de que ibas a creer que había sido yo el que había dejado el baño así, me morí de vergüenza y me marché.

Nooo (risas). Bueno, si te sirve de consuelo no recuerdo haber visto nada del otro mundo en aquel baño, tranquilo.

Genial. Otra cosa que también recuerdo de tu concierto es el sonido de ese pedal steel guitar tan maravilloso. ¿Qué tiene ese instrumento que encaja también con tu estilo y tu voz?

No lo sé, la verdad. Pero desde que lo escuché por primera vez en los viejos discos que mi familia tenía por casa supe que quería incorporar ese sonido en mi música. Le da un aire de country antiguo que me encanta.

Te relaja y te traslada lejos.

Sí, además tengo la inmensa suerte de contar con un músico profesional en mi banda que sabe tocarlo increíblemente bien.

Con el primer adelanto, “In A Good Way”, me asusté porque pensé que no ibas a usar este instrumento para tu nuevo disco.

Ah, no. Simplemente quería darle otras vibraciones a ese tema. Es un tema muy íntimo y quería que tuviera un ritmo pausado diferente, cálido pero no tan árido. Pero sí, vuelve a estar presente en otros muchos temas.


Hablando de ese tema en concreto, ¿recuerdas cuándo fue la última vez que lloraste “in a good way”?

Sin duda, de risa por culpa de alguna estúpida broma de mis amigos.

Pensé que me nombrarías el momento en el que te enteraste que estabas en la lista de las canciones favoritas de Barack Obama del año pasado.

Oh, bueno. No tuve tiempo de emocionarme demasiado con aquello. Fue tan random y extraño. Recuerdo que me pilló de vacaciones con mi familia en invierno, y cuando lo vi me quedé muy flipada.

No es para menos, es que “Better Distractions” es un temazo.

Muchas gracias, la verdad es que estoy muy contenta con ésa en particular.

¿Crees que has alcanzado tu mejor sonido con este álbum?

La verdad es que no lo sé. Me gusta pensar que aún puedo llegar a más, aunque tampoco quiero obsesionarme con ello. Por el momento, disfruto de lo que hemos hecho con este álbum, que no es poco.

¿Cuál dirías que es la principal diferencia entre “Atlanta Millionaires Club” y tu nuevo álbum, “I Know I’m Funny haha”?

Tal y como yo lo veo, es una continuación y al mismo tiempo no tiene nada que ver. Las letras cada vez son más simples, pero también más directas. Sigo abriéndome emocionalmente tal y como empecé a hacer en el anterior álbum y a abordar temas más personales e íntimos, pero en esta ocasión desde una perspectiva más madura.

Al menos esta vez no has recurrido al chocolate para la portada.

Oh, Dios. Por favor no me lo recuerdes.

¿Ha mejorado tu relación con el chocolate desde entonces?

Sí, sí, ya no tengo ningún problema. Pero aquello me dejó secuelas. Estuve enferma durante dos semanas y durante un tiempo no pude ni tan siquiera pensar en chocolate. Sentía arcadas.

Otro paralelismo que encuentro entre tu anterior álbum y éste es que una vez más vuelves colaborar con alguien, esta vez con Mei Ehara.

Ah, sí. Mei es genial. Es una artista japonesa que llevaba siguiendo ya un tiempo. Desde que la descubrí quise trabajar con ella y que creáramos algo juntas.

¿Qué viste en ella para quererla en tu álbum?

Me transmite mucha paz y tranquilidad, y creí que podría cuadrar bien con mi estilo. Y así fue, vibramos en la misma sintonía y dimos forma a una canción con la que acabamos muy satisfechas.

Hablando de otros artistas, ¿sigues teniendo relación con el sello Awful Records?

Realmente sí, es como si nunca me hubiese ido de allí. Sigo teniendo contacto con ellos esporádicamente y sigo asistiendo a muchos de los conciertos de los artistas que pertenecen al sello.

Me sorprende que un sello especialmente focalizado en hip-hop decidiera apostar por tu estilo.

Bueno, realmente yo no lo veía como estar en un sello de hip-hop como tal, era más bien como pertenecer a un colectivo de artistas que se influenciaba y se apoyaba mutuamente. Me sentí muy arropada en todo momento por ellos y nunca me hicieron sentir como una extraña.

Atlanta parece inspirarte mucho. ¿Ha podido ofrecerte todo lo que necesitabas para desarrollar tus inquietudes artísticas?

Totalmente. Es un lugar maravilloso para los artistas, lleno de comunidades y asociaciones culturales. El talento de la gente aquí es alucinante. No descarto vivir en cualquier otra parte del mundo, pero por el momento en Atlanta está mi familia y es un sitio que me lo ha dado todo a nivel musical.

Casi al mismo nivel que la música me consta que tienes otra gran pasión: el yo-yo. Cuéntamelo todo.

Pues para serte sincera, no hay mucho que contar. Empecé hace algo así como un par de años, me gustó y comencé a indagar. Fue entonces cuando descubrí que había una comunidad enorme alrededor del yo-yo que ni me imaginaba que existía.

Pues yo te he visto manejarlo y no se te da nada mal para llevar tan poco tiempo.

Muchas gracias, te lo agradezco.

Es tal tu pasión con el tema que incluso has llegado a sacar tu propio yo-yo.

Jaja, sí, ¡Y se llama Pigeon! Como una de las canciones del anterior disco. No lo busques, porque ya está agotado.

Pigeon

Entonces no me hace falta preguntarte si podremos comprarlo en tu puesto de merchan cuando nos visites el próximo año.

No, me temo que no, lo siento.

Estamos deseosos de verte en nuestro país, contando los meses.

Yo también, tío. He echado de menos mucho girar y creo que este álbum va a gustar mucho.

¿Nos vemos entonces en el Primavera Sound?

Por supuesto, espero que esta vez no te dé vergüenza saludarme.

Faye Webster nos visitará el próximo 2 de junio de 2022 con motivo de la nueva edición del Primavera Sound.

Fotografías: Pooneh Ghana

2 comentarios

  • Descubrí a Faye el año pasado en una lista de Spotify y desde entonces no paro de escucharla, tiene un estilo y una manera de cantar que me fascinan. Ojalá pudiera asistir al Primavera Sound a verla, aún hay bastante tiempo pero lo veo imposible. Deberían considerar hacer un streaming de todos estos eventos, ya que muchos seguimos con recelo de salir por la pandemia; en mi ciudad aún se están dando brotes.

    Gracias por la entrevista, estuvo genial.

    • Gracias a ti por leerla!
      La verdad es que tiene un toque único que la hace diferenciarse del resto de artistas de su generación y estilo. Ojalá su visita a España no se quede en simplemente su paso por el PS! Un saludo!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.