DestacadosEntrevista

[Entrevista] Husky: «fue algo grande fichar por Sub Pop»

entrevista husky

Nueve años atrás nació en Melbourne una de las formaciones australianas de folk más relevantes de la última década. Hablamos concretamente de aquel conjunto llamado Husky que empezó a hacerse un hueco en la escena internacional a partir del lanzamiento en 2012 de «Forever So». Sub Pop fue el sello encargado de la edición de un sabroso LP descrito por melodías acústicas y un juego vocal muy en la línea de los Fleet Foxes de la épocas. Desde entonces el conjunto engendrado por Husky Gawenda y Gideon Preiss ha ido desviando la ruta de su navío con la publicación de «Ruckers Hill» (2014) y «Punchbuzz» (2017, Embassy of Music), acercándose cada vez más a derroteros más cercanos al sinuoso indie rock de perfil más eléctrico. Ese movimiento estratégico les ha servido para expandir su espectro sonoro, y madurar como dúo ofreciendo un ADN más versátil del exhibido en primera instancia.

En apenas un mes Husky visitarán España por primera vez en su carrera. Esta mini gira organizada con la colaboración de Cooncert con motivo del octavo aniversario de Binaural servirá para verlos en vivo junto a Jordan Klassen en Barcelona (18 de octubre, L’Antiga Fàbrica d’ Estrella Damm) y Madrid (19 de octubre, Costello Club). Entradas a la venta a solo 16 euros / unidad. Para descubrir más sobre su historia aquí os transcribimos una conversación que mantuvimos este pasado mes de agosto vía Skype con Husky Gawenda.

Nota: ayer recopilamos en un post los mejores temas de toda la trayectoria discográfica del grupo de las Antípodas.

Hola Husky. Encantado de hablar contigo. Husky nacisteis como grupo en 2008, pero fue en 2012 que disteis un gran salto al publicar su álbum debut “Forever So” bajo Sub Pop Records. De hecho vuestro grupo fue el primer conjunto australiano en fichar por ese sello. ¿Sentisteis algo de vértigo en aquel momento?

Hola. Sí. Fue algo grande para nosotros. Esto fue a principios de 2012… Por entonces aún no habíamos viajado fuera de Australia, de hecho solo habíamos girado un poco alrededor de nuestro país. Grabamos “Forever So” en un pequeño bungalow situado en el jardín de mi casa… En aquel punto nuestro mundo parecía muy pequeño. Apenas habíamos salido de nuestra ciudad (Melbourne)… Y de repente nos enteramos que de alguna manera el disco había llegado a las manos de la gente de Sub Pop. Querían ficharnos. Y eso parecía bastante surrealista para nosotros ya que no teníamos ningún tipo de expectativas internacionales. Fue una gran sorpresa. Crecimos escuchando las bandas de aquel sello, como Nirvana o Soundgarden así que imagínate lo que significó para nosotros todo esto. Aún y así lo que nos pareció más significante fue el saber que nuestro álbum iba a ser distribuido por todo el mundo. En América, principalmente, pero también en Europa. Y sabíamos que ese era el pasaporte para que empezásemos a girar internacionalmente. Fue algo impensable todo lo que nos ocurrió en aquel año.

Sub Pop estuvo trabajando con vosotros durante un único disco. ¿Cuáles consideras que son las puntos positivos y también los negativos de estar representado por un sello tan grande?

El positivo fue el trabajar con una compañía que controlase el mundo musical fuera de las fronteras de nuestro país. Y que supiese cómo funcionaba, ya que el entorno australiano es muy diferente al estadounidense. Por otro lado considero que un aspecto negativo de trabajar con un sello como el suyo fue la distancia física. Al aparecer cualquier tipo de oportunidad en Estados Unidos todo nos resultaba muy caro. No fue nada fácil tratar de lidiar con ese problema. Muchas oportunidades de girar aparecieron y no pudimos tomarlas todas por el hecho de estar viviendo en Australia.

Entiendo. Entremos ahora a hablar detalladamente sobre la textura sonora de vuestras obras. “Forever So” era un gran disco de folk clásico. Y su sucesor, “Ruckers Hill”, parecía adoptar una vertiente sonora más cercana al indie rock que su predecesor. ¿Qué influencias consideras que aparecieron en ambas referencias?

Creo que las influencias musicales más fuertes que tenemos son las relativas a algunos grupos y artistas de las décadas de los sesenta y los setenta. Mi compañero de grupo, Gideon, que a su vez también es mi primo, y yo crecimos escuchando este tipo de músicos de carácter clásico. Nombres como Leonard Cohen, The Beach Boys, Neil Young, Joni Mitchell, Simon And Garfunkel… Y también otros como The Doors o Led Zeppelin. Todos estos iconos afloraron especialmente en nuestro primer disco. Recuerdo que por entonces existió cierto “revival folk”, con bandas como Grizzly Bear, Fleet Foxes o Bon Iver que referenciaban de forma bastante evidente a algunos de los artistas que te he listado. Fue una agradable coincidencia que nosotros sentimos como una oportunidad para la exposición de nuestra música. Sin embargo con “Ruckers Hill” exploramos algunos elementos un poco diferentes. Nos empezaron a gustar grupos como The National o The War On Drugs y empezamos a abordar un tipo de indie rock más expansivo. Creo que esa vocación más de “guitarra y batería” quedó reflejada en “Ruckers Hill”, y aún más en “Punchbuzz”.

Así que consideras The National uno de los grandes referentes de tus dos últimos discos…

Totalmente. Ese grupo es uno de los pocos que me han gustado desde siempre. Generalmente me suelen gustar uno o dos álbumes de cada conjunto, pero con The National he vivido la extraña situación de comprobar que me encantan todas sus referencias. Creo que es un logro conseguir algo así. Otra banda que también considero que ha alcanzado ese inmaculado status es Radiohead. Pasan los años y continúan produciendo interesantes referencias. Intentan mejorar siempre.

Todas estas influencias afloraron en vuestros dos primeros LPs. Concretamente en la temporada en la que aún residíais de forma fija en Australia. ¿Qué fue lo que os motivó a mudaros temporalmente a Berlin (Alemania) en 2013?

Como decía antes nos era imposible viajar constantemente entre Australia y América / Europa, por lo que queríamos situarnos en un espacio con menos problemas de logística a la hora de girar. Ese fue el primer motivo por el que decidimos quedarnos un tiempo en Berlín. El segundo tiene mucho más que ver con la creatividad del grupo. Queríamos cambiar un poco el escenario para encontrar inspiración en algún otro lugar del mundo. Berlín es una ciudad salvaje repleta de gente excéntrica. Su ritmo es trepidante. Era un gran sitio para crear nuevas historias, y hallar nuevos elementos inspiradores.

En menos de un mes visitaréis España para actuar en Barcelona y Madrid. ¿Qué tipo de setlists tenéis preparados para los conciertos que ofreceréis por Europa?¿Centráis vuestro material primordialmente en “Punchbuzz”?

En estos últimos conciertos nos hemos centrado bastante en explorar los temas incluidos en “Punchbuzz”, aunque somos conscientes que hemos de abordar obras de todas las referencias. Nuestro set será más largo que el ofrecido hasta ahora, y estará integrado por piezas de nuestras diferentes etapas. Sabemos que serán nuestros primeros shows en España por lo que tendremos que imaginarnos lo que la audiencia española querrá escuchar… Intentaremos cubrir lo máximo de material posible.

¿Tienes algún tema en especial que adores tocar en vivo?

(Piensa) “Punchbuzz” es un disco con un perfil más “uptempo” que el exhibido en “Forever So” o “Ruckers Hill”. Por lo que ahora adoramos interpretar las canciones caracterizadas por un ritmo más dinámico, más “upbeat”. Como ‘Ghost’ o ‘Sharkfin’, ambas incluidas en nuestro tercer LP. Me siento liberado al tocarlas.

Gracias por todo, Husky. ¡Nos vemos en octubre!

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. En busca constante de aquel "clic" que te haga engancharte a un artista o grupo nuevo durante semanas y semanas. Mi Twitter personal: @pabloporcar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.