Entrevista

[Entrevista] Kaiser Chiefs: «Esperamos que la gente sepa que en directo somos una buena banda»

entrevista kaiser chiefs

La mecha de su éxito se prendió en 2005 con el aterrizaje de su frenético álbum debut («Employment»). Dos años después, ya en 2007, los británicos tocaron techo con algún que otro hit como ‘Ruby’ de la era «Yours Truly, Angry Mob». A partir de entonces la historia de Kaiser Chiefs se centró en una única misiva: la de mantener el equilibrio sin muchas complicaciones, y con una (amplia) sonrisa siempre esbozada en los labios.

Trece años después de toparse con su momento cumbre, los de Leeds continúan capeando el temporal de las tendencias musicales con el estreno de un nuevo compacto. Titulada «Duck», esta nueva obra producida por Ben Allen y Andrew Wells cuenta con aquel perfil de coreables piezas de masticable pop que solo ellos podían concebir. Sin mayores pretensiones que las de entretener el personal, el quinteto capitaneado por Ricky Wilson visitará Madrid (5 de febrero, La Riviera, entradas) y Barcelona (6 de febrero, Razzmatazz, entradas) en apenas unos días para presentar estos nuevos cortes, y a su vez volver a seducir a la audiencia nacional. Con tal de conocer al menos un poco sobre su cambiante perspectiva respecto a trayectoria, entorno y galones, aquí os dejamos con las respuestas que Ricky, Andrew, Simon, Nick y Vijay nos enviaron tras enviarles un pequeño cuestionario a su buzón de entrada.

«Duck» está repleto de temas que buscan convertirse en grandes himnos pop. ¿Consideras que una canción de Kaiser Chiefs siempre requiere algún tipo de cántico coreable planteado en su estribillo?

La respuesta más simple a esta pregunta es «sí». Siempre hemos dicho que formamos parte de una tradición de bandas británicas, con The Kinks, The Who, The Jam, Oasis… Creo que contar un estribillo coreable forma parte de una buena canción. No considero que sea vital para petarlo en una lista de éxitos, pero para nosotros es algo interesante el componer canciones como estas cuando las interpretamos frente a una audiencia.

Vuestras canciones son muy «uptempo». Algunas de ellas, por no decir muchas, son muy alegres. Poseen un «feeling» muy optimista. Tengo curiosidad: ¿resulta difícil interpretarlas en momento en los que uno se siente un poco bajo de ánimos?

Considero que no todas las canciones son «uptempo». Existe cierto material bastante melancólico, pero es cierto que orbitamos más hacia aquel material que la gente pueda cantar y corear. Intentamos contar con algunos momentos algo cambiantes en nuestro set, pero todo depende de la audiencia que tengamos delante.

Al pasar un día de mierda, nos encanta agarrar nuestros instrumentos y ponernos frente a la audiencia. Es la mejor manera de olvidarte de todo. Es como si te pagasen por hacer terapia. Quizás eso sea el secreto de todo este asunto.

Me llamó mucho la atención el tema «Kurt Vs Frasier» que cierra vuestro nuevo disco. ¿De dónde sacasteis la idea para componerla?

‘Kurt Vs Frasier’ es un tema muy interesante. Me gusta mucho cómo surgió la canción. Íbamos a componerla en Leeds pero por algún tipo de razón Ricky fue de vacaciones a Menorca, por lo que nos envió audios con su voz que grabó desde allí. Creamos bastante música y se la enviamos de vuelta para que cantase por encima óptimamente mediante el teléfono, pero de forma sincronizada. Entonces nos sentamos y creamos una canción llamada ‘Cross It Out’, cuyas dos primeras secciones de repetían una y otra vez. Pensamos que ese corte era algo pequeño pero refrescante que podría aportar algo diferente al disco. Para redondearla como tema, necesité medio puente por lo que tomé parte de otro tema como «break» instrumental. En ese punto, Ricky comentó que ese medio puente debería ser el estribillo, algo que de entrada parecía extraño porque no contaba con letra alguna. Lo que pasó es que no teníamos nada que perder y por eso lo intentamos. No estoy seguro si Ricky tenía preparada la letra o no pero en el siguiente ensayo él cantó la línea de bajo con el estribillo de ‘Kurt Vs Frasier’ sonando por encima. Cuando trabajamos los temas del LP con Ben Allen (productor), tomamos esto y nos engatusó para añadir los «hey» de la canción. Eso fue el toque final de la misma. Generalmente contamos con canciones más lentas y más tristes en el tramo final de nuestros álbumes, por lo que pensamos que sería algo bueno el finalizar el disco con un rollo diferente.

¿Qué podemos esperar de los conciertos que daréis en febrero en España?

Tenemos muchas ganas de volver a España. Parece que haya pasado mucho tiempo desde la última vez que actuamos allí fuera de festivales. Obviamente en estos festis explotamos nuestros «hits» porque hay mucha gente que quiere ver en vivo a todas las bandas del evento. Nuestros shows propios nos ofrecen la oportunidad de tocar esos temas estrella, pero también de explorar nuestro «fondo de armario». También lo comprendido en nuestro nuevo álbum. Espero y esperamos que la gente sepa que somos una buena banda en directo, y que si vienen a vernos lo pasarán genial.

Echando la vista atrás… ¿Cuál ha sido el show más salvaje que has vivido en España?

Probablemente diría el que vivimos en el Summercase. El directo en sí mismo fue muy bien, pero tras él estuvimos en el backstage pasando un rato con otras bandas. De repente, Kele de Bloc Party se enzarzó en una pelea con John Lydon de los Sex Pistols y P.I.L. Recuerdo que Ricky estaba allí en medio con un paraguas. Fue raro.

¿Cuáles son los artistas y bandas que más estáis siguiendo a día de hoy?

Unos años atrás volví a mi Leeds natal, por lo que aproveché para meterme de lleno en la escena local de la ciudad. Es fácil sentirse desenganchado de ella… Ahora creo que con los «streamings» es realmente fácil escuchar muchas movidas y no crear conexiones con artistas como las que creábamos cuando éramos jóvenes. Creo que esto viene en parte porque no hay mucho compromiso a la hora de comprar cosas. En Leeds hay mucha actividad ahora mismo.

‘Ruby’ ha alcanzado las 11.000.000 de escuchas en Spotify. ¿Qué visión tienes de este tema en 2020?

La veo como un single de número 1. Con algunos otros temas, ‘Ruby’ forma parte de nuestra historia. Es algo fabuloso para nosotros. Adoramos aún tocarla y sentir cómo la gente reacciona a ella.

¿Te ha variado la perspectiva que tienes de esta o de ‘I Predict A Riot’ con el paso de los años?

A lo largo de los años nos hemos tomado algunos descansos. Al volver a tocar estos temas tras los «breaks», o incluso al recuperarlos tras centrarnos mucho en material nuevo, tanto uno como otro tema se sienten como «covers». Como si fuesen canciones que pertenecen a otra gente, pero que forman parte de nuestro repertorio. Es un «bonus».

¿Habéis considerado la posibilidad de dejar de tocar algunos «hits» clásicos por estar algo cansados de tocarlos en vivo?

No. Queremos que la gente se lo pase bien y escuchen sus canciones favoritas. Con siete álbumes editados ahora tenemos la oportunidad de dar descanso a ciertos temas, pero hay algunos hits muy concretos que jamás dejaremos de tocarlos. Por la audiencia y por nuestro beneficio.

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. En busca constante de aquel "clic" que te haga engancharte a un artista o grupo nuevo durante semanas y semanas. Mi Twitter personal: @pabloporcar

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.