DestacadosEntrevista

[Entrevista] Rhye: «Estoy trabajando con Diplo en un nuevo álbum de música dance»

entrevista rhye

A Mike Milosh, el alma detrás del proyecto musical Rhye, le encanta sumergirse en diferentes estilos creando ese halo de misticismo que le acompaña desde que debutara con “Woman”. En 2013 irrumpía en la escena con una propuesta sensual e inquietante, su voz suave y tediosa hacía pensar que se trataba de una mujer. Su cuarto álbum de estudio – «Home» – nos devuelve ese misticismo, configurando piezas como ‘Holy’ en las que se abarcan diversos géneros, fundiendo su voz con música celestial, r&b alternativo y electro pop.

Gracias al reciente estreno de su llamativo último trabajo, recientemente pudimos conectar vía Zoom con el cantante y productor canadiense. Acomodado en su impresionante hogar en Los Ángeles, el polifacético músico nos expuso inquietudes, proyectos actuales (¡existen sorpresas!), y pareceres varios respecto a directos ofrecidos en el pasado, como aquel que pudimos disfrutar en 2018 en el marco del Primavera Sound.

Es casi imposible no preguntar en estos tiempos tan extraños que corren, ¿cómo te encuentras?

Personalmente muy bien, vivimos en un espacio muy especial, no tenemos vecinos, no siento el miedo que está constantemente alrededor la ciudad. Quizás el mayor miedo es el no poder ir a ver a mi familia en Canadá, es duro no poder visitarlos en esta situación.

Después de haber vivido en varias ciudades, te has acomodado en Los Ángeles…

Si, me mudé aquí en 2012 pero siempre estaba viajando y casi no estaba en la ciudad. Hace un año y medio compramos una casa, donde también tengo mi estudio y decidimos comprometernos a estar aquí una temporada.

De hecho, tu nuevo álbum se llama «Home» (casa), que tiene un sonido más entusiasta y funky que el álbum anterior «Spirit», parece como si volvieras a las raíces y al sonido soul y sensual de tus dos primeros trabajos “Blood” y “Woman”. ¿Qué te hizo ir en esa dirección de nuevo?

Para mí “Home” es una mezcla de muchas cosas, empieza con el coro en la intro que es muy clásica, pero también hay pasajes disco, funk, rock y sonidos más modernos. Venía de estar mucho tiempo de gira y he tenido mucho tiempo para descansar, pero he estado fantaseando con la idea de volver a tocar en directo. Lo echo mucho de menos, necesito tener la experiencia de tocar delante de la gente y verla bailar. Tengo mucha música melódica y me encanta tocarla en directo, porque está creada para ello.

¿Y cómo es lanzar un álbum en mitad de una pandemia?

Hemos cancelado 50 conciertos en EEUU, Europa, Japón, Indonesia… Ha sido duro procesar todos estos cambios porque tocar en directo es lo que más nos gusta hacer. De momento, he lanzado otro videoclip y estoy creando paralelamente más música. Los conciertos en streaming nos los hemos planteado, pero somos muchos en la banda y necesitamos también un equipo técnico, ahora parece inviable por la situación. Queremos ver cómo se desarrolla todo poco a poco.

Volviendo al álbum, en el tema ‘Come In Closer’ hay una estrofa que dice: «Déjalo todo atrás / Has conseguido atravesar esas aguas profundas». Creo que es una buena manera de comenzar el año, dejando atrás todo por lo que hemos pasado estos últimos meses. ¿Qué te ha enseñado este 2020?

He aprendido que no puedes estresarte tanto por las cosas pequeñas, hay que saber dejarlo ir y no obsesionarse, hay que vivir con buenas intenciones y dejar que las cosas no nos afecten tanto, no aferrarse a nada. Las amistades y las relaciones son muy importantes en este momento, hay que ser pacientes con cada uno. Hemos tenido que pasar por momentos de salud delicados con mi familia y ha sido realmente estresante, pero para mí hay que enfrentarse a los malos momentos, lidiar con ellos y mirar hacia delante.

Tratar de ser positivos y no tomar nada por sentado.

Exacto, en ciudades como Barcelona y L.A. hay climas muy parecidos; en Canadá, en cambio, la gente no puede ni salir de casa porque hace muchísimo frío. Aquí al menos podemos pasear al perro, caminar en la playa… Estamos muy a gusto, no quiero dar nada por sentado y valorar lo que tengo.

El disco abre y cierra con dos preciosas piezas interpretada por el Danish National Girls Choir, una vibra mística que además se aprecia en temas como ‘Holy’ y ‘Hold you down’. ¿Cómo te inspiraste para introducir este tipo de sonidos tan clásicos?

Mi padre es violinista, empecé a tocar el chelo cuando tenía 3 años en The Royal Conservatory of Music y he cantado en muchos coros, de hecho, hasta estuve en un coro de chicas. Crecí en un ambiente de música clásica y me encanta la música coral, por lo que introducir este tipo de melodías ha sido un proceso natural, refleja gran parte de mí.

¿Cuál es el tema con el que más has disfrutado creando? ¿Hay alguno que te haya resultado difícil decidir no incluirlo en el disco?

Es difícil elegir, hice 35 temas y solo pude meter 13, me encantan todos los temas del álbum, pero disfruté muchísimo componiendo y grabando ‘Holy’, tiene algo especial. Me encanta hacer música, me lo paso muy bien, para mí no es algo estresante.

Este disco es más luminoso que tu anterior trabajo “Spirit”, un proyecto muy personal y sensible enfocado al piano, ¿qué te inspiró a salirte un poco de la línea que seguías hasta entonces?

Para mí, «Spirit” es una reacción a lo que estaba viviendo en aquel momento, estaba muy cansado de estar girando y trabajé en estos temas al piano porque me encanta tocar ese instrumento, pero ni siquiera pensé en hacer un álbum, era más bien una necesidad que tenía. No hago un solo tipo de música, toco r&b, música clásica, down tempo, ahora estoy trabajando en un álbum de música dance con Diplo… Me encanta hacer diferentes tipos de música.

Volviendo a hablar de Los Ángeles., ¿crees que la ciudad influye en tu manera de componer y de producir ahora?

Pienso en ello bastante, en esta ciudad te rodeas de gente muy talentosa, constantemente escuchas cosas que hace la gente y te sientes muy inspirado. Tengo la suerte de contar con músicos excepcionales, es muy importante tener amigos que te inspiren. ¿Haría este mismo disco si viviera en Toronto? No lo sé, solía pensar que realmente me afectaba lo que sucedía en la ciudad, pero ahora pienso que es más bien lo que sucede en mi vida lo que me afecta más.

La dirección de arte de tus trabajos muestra delicadas imágenes y colores cálidos, así como en los vídeos donde vemos historias entre personas con una fragilidad abrumadora. ¿Formas parte del proceso creativo?

Si, he fotografiado las imágenes del álbum, de hecho, es mi novia Geneviève la que aparece en las imágenes y normalmente trabajamos la parte visual de forma conjunta. Para la portada, hicimos el shooting cerca de nuestra casa en mitad de la pandemia, por eso utilizamos imágenes superpuestas.

En el vídeo de ‘Come In Closer’ decidimos grabar a nuestros amigos y a sus hijos jugando en la montaña, Geneviève produjo ‘Hopeless’ y ‘Black Rain’ lo dirigió uno de nuestros amigos mientras otra de nuestras amigas bailaba delante de la cámara. Me gusta tener gente a mi alrededor con la que colaborar, y que mis amigos participen en el proceso, es casi como tener un diario personal.

En el escenario combinas momentos más tranquilos con otros más funky creando una dinámica amena, ¿decides qué canciones tocar antes de salir al escenario o todo fluye dependiendo de cómo responda el público?

Totalmente, presto atención al público y me encanta ver su reacción. Si veo que la gente está bailando voy en esa dirección, luego coloco una canción más suave porque creo que así se percibe mejor. Es como tener una relación con la audiencia, me gusta conectar con ella, por eso no tengo ningún ordenador en el escenario y tocamos cada canción con un tempo diferente dependiendo del modo en que la gente esté respondiendo.

Recuerdo cuando tocasteis en el Primavera Sound en 2018, en el escenario Ray Ban, justo al atardecer. Me impresionó mucho la puesta en escena, un set mucho más funky y groovy que el sonido del disco original.

De esa actuación recuerdo al público muy entregado y había muy buena energía. ¡Me encanta ese festival! Hablo siempre de lo increíble que es. Recuerdo ver a Nick Cave y llorar viendo a la gente conectando con él. Nick es como una criatura, la forma en que cogía a varias personas y las subía al escenario… Fue mágico. Vi muchísimas bandas que no conocía, echo de menos esa sensación de descubrir nueva buena música en directo y sentirme inspirado.

¿Prefieres los festivales o salas más pequeñas?

Me gusta todo, hacemos los eventos Secular Sabbath donde tocamos desde 50 a 200 personas, donde la gente está sentada en el suelo y canto moviéndome entre la gente. También he tocado en festivales como el Coachella con miles de personas donde han cantado al unísono, y he tocado en un teatro de ópera con gente sentada, un ambiente totalmente diferente. A veces interactúo con el público, pregunto a la gente que me digan algo, ya sea una palabra o lo que sea, y de ahí creo una canción en el momento. Hago estas cosas para que la puesta en escena no se repita.

De hecho, una de las actuaciones más originales que he visto fue el concierto que disteis en el aeropuerto de Charles de Gaulle en Paris.

Es extraño porque lo hicimos en una terminal vacía hace dos años y parece como una premonición de lo que iba a suceder, ver los aeropuertos cerrados. Fue una experiencia preciosa y extraña, cuando intentamos salir de allí los de seguridad no nos dejaban porque dos de la banda no llevaban el pasaporte, y nos quedamos atrapados mucho tiempo intentando convencerles de que habíamos tocado dentro.

¿Cuál sido el lugar más extraño donde habéis tocado?

Hacemos muchas cosas random, Geneviève y yo dimos un concierto en el desierto de Hot Springs, durante 12 horas donde la gente podía recibir masajes y escuchar música dentro del agua. También hice un directo con Diplo en medio del desierto, él pinchaba y yo interpretaba música ambiente. He tocado en catedrales, en bares pequeñísimos en Irlanda, donde la gente estaba muy borracha y yo intentaba conectar con ellos de alguna manera…

Con las cancelaciones de festivales que ya estamos viendo, ¿cómo crees que va a evolucionar el sector de los eventos de música?

He estado hablando mucho de esto, por lo que he oído iremos todos con unas pulseras donde mostrará que nos hemos vacunado. Será muy extraño todo, pero esperemos que los festivales puedan volver el año que viene. Creo que este verano habrá conciertos con aforo muy muy reducido y distancia social, y en otoño gradualmente se irá aumentando el número de asistentes.

¿Cuáles son tus motivaciones artísticas en este momento?

Este año he trabajado poniendo música a una película y también hice un disco de música clásica para Secular Sabbath. Ahora me encuentro trabajando con Diplo en un nuevo álbum de música dance, y estoy empezando otro EP. También tengo todo el material preparado para grabar, me encanta hacer vídeos, y estoy trabajando en otra película.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.