DestacadosEntrevista

[Entrevista] Rolling Blackouts Coastal Fever: «la presión del segundo disco la sentimos más desde dentro del grupo que de los medios o del sello»

rolling blackouts coastal fever

Hicieron ruido con un segundo EP («French Press», 2017) integrado por seis canciones para luego, poco después, reafirmar todo lo bueno que se había dicho de ellos con un primer álbum («Hope Downs», 2018) editado bajo los gigantes Sub Pop. Hablamos, cómo no, de unos Rolling Blackouts Coastal Fever que entraron en juego y subieron muy rápido en gran parte debido al soplo de aire fresco que es su música.

Originario de Melbourne, este particular quinteto demostró su valía en un memorable concierto en el Primavera Sound de ese año, un festival que les viene de perlas con su estilo. La pasada semana Keaney, White, Tussie y los Russo deberían haber estado en la edición 2020 del festival barcelonés promocionando su segundo disco, un «Sideways to New Italy» que salió a la venta el pasado 5 de junio y que demuestra las nuevas miras con las que los australianos han conducido su eléctrico sonido. Vía teléfono charlamos con Tom Russo, guitarra y voz de Rolling Blackouts Coastal Fever, para ahondar en la producción de su última incursión discográfica.

Hola Tom, ¿cómo estás? ¿qué tal la cosa por Australia?

Bien, bien, aquí no ha sido tan duro como allí en España. La verdad que es una cosa muy mala para todo el mundo pero por suerte, nosotros estamos bien de salud física y mental. Aquí, en Australia, las cosas llegaron mucho más tarde que en Europa por lo que el gobierno cerró las fronteras a tiempo y se ha controlado el virus lo mejor que se ha podido.

Cuéntanos un poco acerca de la banda, ¿cómo se formó?

Pues es curioso porque somos dos hermanos y dos primos. Joe y yo somos hermanos, Frank y Joe White son primos y Marcel era mi compañero de piso, uno de mis mejores amigos y nos conocemos desde el bachillerato. Ya tocábamos en otras bandas pequeñas de Melbourne y por alguna razón, en 2013 aproximadamente, comenzamos a juntaron y ensayar pero de manera muy relajada y más como un pasatiempo. De allí la química entre todos fue bastante rápida, se profesionalizó la cosa y nacieron las primeras grabaciones en forma de EP como «Talk Tight» (2016).

¿Cómo definiríais vuestra música?

Creo que como grupo somos coherentes pero poco a poco nos hemos ido profesionalizando más, con la experiencia que ganamos pulimos detalles que antes quizás no veíamos o no éramos capaces de ver pero eso es un buen punto sobre RBCF. Sobre la música pues hacemos lo que nos gusta, no nos gustan las etiquetas porque uno nunca sabe qué derroteros tomará mañana. Componemos lo que nos gustaría escuchar.

Esa misma cercanía que tenéis como grupo siendo familiares y amigos ¿cómo repercute en el funcionamiento de la banda? Encima componéis y cantáis 3 personas.

Creo en nuestro caso es muy fácil, nos conocemos todos y muy bien, eso hace que la química sea fácil y muchas veces no tengamos ni que decirnos las cosas que esperamos los unos de los otros. Eso sí, siempre respetando la personalidad de cada uno. La verdad que musicalmente somos muy cercanos así que no es un impedimento para la banda. Somos amigos antes que tíos que tocan juntos, algo bueno para la longevidad de una relación es que nunca hemos planteado nada muy rígido entonces nos vamos amoldando el uno al otro, cada día.

Cuando os vimos tocar en el Primavera Sound, la química entre vosotros era bastante latente y el concierto sonó muy pero que muy bien. ¿Cómo definirías un día normal para RBCF?

Sí, recuerdo ese show y haber estado en un festival como el Primavera Sound fue todo un honor y un placer, recuerdo que había bastante gente para un grupo que venía de tan lejos y parecía que la gente se lo pasaba bien. Es una lástima porque veníamos con muchas ganas de repetir este año y poder ir a Barcelona pero bueno, esperamos poder estar en 2021. [Recientemente Rolling Blackouts Coastal Fever han sido anunciados para la próxima edición del Primavera Sound].

Sobre el proceso del grupo, generalmente uno de nosotros tres viene con una idea y la banda luego añade capas para que mejore la canción. En este segundo disco hemos querido hacer la experiencia de grupo de cinco cabezas, es decir, cada uno ha estado involucrado en la creación de las canciones. Queríamos sacar tiempo para componer, tenías ideas e ir por otros caminos que no habíamos explorado. El proceso ha sido más duro pero creo hemos crecido como grupo, ya que ha sido más democrático.

Cuéntanos un poco sobre el nuevo disco «Sideways to New Italy», ya que habéis recibido buenas críticas con el primero.

Estamos muy contentos con este segundo disco, a pesar del panorama mundial en el que estamos. La diferencia con el anterior, aunque no sabemos cómo será recibido, es que creemos está mejor producido. También trabajamos mucho en parirlas y no quiero que se malinterprete que las anteriores no, pero aquí ha sido todo más profesional y de progresión natural. El sonido de la batería también ha cambiado un poco, dotando de más groove al asunto. Marcel es un gran batería pero lo que ha hecho en este disco es sensacional.

Ahora con este segundo álbum, el famoso de la consolidación, ¿qué expectativas tenéis después del ruido que generasteis con el primer disco?

Sí, totalmente. Sabemos que tendremos más ojos encima que con el primer disco donde nadie esperaba nadie. Creo la presión del segundo disco la sentimos más de dentro del grupo que por parte de los medios o del sello. Estamos bastante contentos con el resultado, nos ha gustado cómo ha quedado el disco y esperemos que a la gente le guste.

¿Qué tal trabajar con Sub Pop?

La verdad que es un sello estupendo, además de la fama y la reputación. Ellos como personas son fantásticos, la primera vez que los conocimos, fuimos a Seattle y fueron muy amigables, se burlaron en el buen sentido de nosotros como australianos, nos sentimos como en casa. Ellos tienen una línea muy definida y un control de calidad muy elevado, estamos muy orgullosos de ir de la mano con ellos. Así que como RBCF tampoco queremos fallarles la confianza que han depositado en nosotros.

¿Cómo os preparáis para esta «nueva normalidad»?

Será raro, con el tema de las capacidades que se están manejando acaba un poco con la magia. Desde el lado de los músicos queremos ver la mayor gente posible pero parece no será por un tiempo al menos. Será muy extraño, pero nadie lo sabe, tenemos que pensar más allá de cómo veníamos pensando e inventar nuevas maneras.

Recomiéndanos artistas australianos que nos puedan sorprender.

Unos que estoy escuchando bastante y son de Melbourne, son RVG buenos amigos y músicos. Otro que podría recomendar son Body Type que son de Sydney y tienen un par de EP’s y por último Cable Ties, amigos nuestros de Melbourne, más garajeros y acaban de sacar un disco «Far Enough».

Sebas Rosas
el autorSebas Rosas
BELIEVE IN THE ANTI † † † Twitter: @sebastopol17

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.