DestacadosEntrevista

[Entrevista] Vetusta Morla: ‘Canciones Dentro de Canciones es un proyecto alternativo’

entrevista vetusta morla

En ocasiones, una buena forma de evolucionar pasa por dar un pequeño paso al lado, y no buscar de forma obcecada la conquista de una baldosa situada frente a ti. Si no nos creen mejor será que hablen con un referente en ese sentido. Hablamos de Vetusta Morla, formación que ha hecho un alto en el camino para perderse (en el buen sentido) deconstruyéndose a sí mismos con «MSDL – Canciones Dentro De Canciones«, nuevo álbum en el que se reinterpretan todos y cada uno de los cortes incluidos en «Mismo Sitio, Distinto Lugar». Percusión, progresión de los acordes, cadencia de las bases exhibidas en los teclados… Prácticamente son todos los elementos que quedan reconvertidos en un «tour de force» creativo que ha permitido al grupo reivindicar, a su llamativa manera, aquel deseo reinterpretativo tan enarbolado en su faceta en vivo.

Tras gozar del hipnótico show que dieron en el Auditori barcelonés el pasado mes de marzo, y con ganas de conocer más sobre este retorcido nuevo ejercicio compositivo, desde nuestra web contamos con el placer de conversar durante 20 minutos con David, batería de la banda. El instrumentista nos dio 1001 detalles referentes a naturaleza, orígenes y referencias del proyecto que está manteniendo ocupado a Vetusta Morla en 2020.

¿De dónde surgió la necesidad de replantear lo expuesto en “Mismo Sitio, Distinto Lugar”?

Este disco tiene su germen en un concierto que hicimos hace casi dos años, justo después de aquella gran actuación que dimos a forma de presentación de “Mismo Sitio, Distinto Lugar” en Madrid. Ese show fue en Veranos de la Villa. Fue un concierto sorpresa, para 1.000 personas o así… La gente no sabía a qué grupo o artistas iban a ver… Y bueno, la cuestión es que a nosotros nos surgió la idea de hacer un concierto especial. Uno no al uso. Lo que hicimos fue darle una vuelta a todo el disco entero, y tocarlo ese día. Con esa instrumentación que se puede escuchar en este nuevo álbum, y que se puede ver en los vídeos. Y con los arreglos más o menos parecidos a aquellos que empleamos en la grabación.

La cuestión es que en ese concierto tocamos como en un escenario circular, todos mirándonos los unos a los otros… El público estaba alrededor. Nos gustó mucho la experiencia. Fue el germen de lo que acabó siendo el disco… Pero la historia de este trabajo también tiene que ver con una trayectoria que hemos tenido siempre nosotros. Que es que siempre nos ha gustado adaptarnos a la circunstancias. Que si un bolo en la radio con una instrumentación ajustada, que si otro en otro lugar… Siempre nos ha gustado, no solo adaptarnos, sino también rearreglar las canciones. Por eso hicimos lo del disco con la sinfónica, en la que también le dimos una vuelta a los cortes, o “Los Ríos de Alice”, que estaban basadas, aunque lejanamente, en las canciones nuestras. En fin: son proyectos paralelos que nos alimentan desde el punto de vista creativo. Nos ayudan a explorar toda la parte creativa de la composición, de la plasticidad de las canciones… Ahora en este disco hemos dado con canciones que encierran a otras dentro suyo. Cómo se puede desnudar una canción y vestirla de otra manera diferente…

Totalmente. Da la sensación que habéis descubierto las “matrioshkas” en vuestro propio repertorio…

Sí, eso es. Y luego en la gira, que estábamos empezando y que no hemos podido continuar, el resto del repertorio, que no solo es el disco, lo forman canciones que en su momento ya las reinterpretamos de manera parecida a esta. Entonces, hemos recuperado todas esas canciones que cada vez que las tocábamos decíamos: “joder, esto en algún momento molaría grabarlo porque tienen un rollo especial”. Pues por eso también ahora lo hemos vuelto a replantear.

Bueno, del directo hablaremos un poco después. Pero de entrada te quería preguntar: encarar un resto así debe dar algo de respeto como artistas. ¿Qué fue lo que más os preocupó de cara a reinterpretar vuestros propios temas y sacarlos como álbum?

(piensa) Bueno… El mero hecho de la propuesta a nosotros nos sirve como justificación, y eso ya nos hace quitarnos los temores y los miedos. Yo no he sentido ningún tipo de presión, miedo o preocupación por lo que iba a pasar… Yo confío en la intuición que surge cuando nos ponemos a tocar en el local. Sé que ahí surgen ideas, surgen cosas cuando estamos los unos con los otros. Surgen caminos que te llevan a un arreglo especial o a algo diferente. A algún tema hubo que darle una vuelta más, otras han quedado más parecidas a las originales… Ahí está el resultado: que cada uno evalúe el asunto como quiera (risas).

Me pareció bastante curioso cómo sesgasteis los versos de Pucho en ‘Deséame Suerte’. ¿A qué obedeció este cambio?

Eso es Pucho quien lo quiso hacer. Es Pucho quien lo decidió. Y ya está. Dentro de su margen para variar melodías y/o letras o aspectos vocales, decidió eso y así se quedó.

Entendiendo esto… ¿Cómo os repartisteis entre todos la toma de decisiones de cara a la composición?

Bueno, trabajamos de una manera bastante intuitiva. Las reinterpretaciones podían surgir de la idea de alguien que sabía por donde tirar, y luego al ponerla al común, sin más, te pones a tocar y luego ya va surgiendo todo… La música te va llevando de un sitio a otro. A veces de una manera más cerebral, otra de una más intuitiva… Más o menos surge así.

Por cierto: la nueva versión de ‘Te Lo Digo A Ti’ suena casi a rock tirando a espacial. Casi operístico (risas). Incluso en algún punto me recuerda un poco a Muse. ¿Cómo surgió?

Fíjate… Como las otras, de una manera semejante. Nos apeteció llevarla a un terreno opuesto, llevarla a una parte más salvaje, con un rollo más lento y más pausada… Es como pausada pero dura. Estaba pensando lejanamente en trabajos de gente como Portishead… Pensando en el mundo del trip hop… Pero bueno, al final por mucho que pienses en cosas, el resultado de lo que queda puede distar mucho de estas comparaciones. Tú has pensado en Muse, mira. Puede ser (risas).

¿Cuál de los temas presentados en “MSDL – Canciones Dentro de Canciones” consideráis que ha adquirido mayor sentido diferencial respecto al corte en el que se inspira originalmente?

De las que más, creo que sin lugar a dudas ‘Punto Sin Retorno’. Creo que esa es bastante impactante. Estoy bastante contento en cómo ha quedado esa. ’23 De Junio’ también tiene una vuelta curiosa. Es como muy pop. Luego… ‘Palmeras En La Mancha’ la hemos llevado a un tono más divertido e incluso latino. Nos hemos dejado llevar también por otras cosas, y hemos ofrecido otras caras del grupo. No solo escuchamos tres cositas que son las que nos influencian… Escuchamos muchos tipos de música. Las licencias para juguetear estaban totalmente abiertas de cara a hacerlo.

¿Consideras que existe algún tema del disco que el empuje melódico haya conseguido que la letra adquiera un significado diferente en comparación con la original?

No sabría decirte… Más que la parte de las letras, si que es cierto que la parte vocal sale beneficiada. Ya que al estar más desnuda, y menos intensa, queda más liberada. Pero no sé si alguna ha cambiado algo de significado. No me he hecho esa pregunta. ¿Hay alguna que te haya dado esa sensación?

Precisamente la que comentábamos al principio: ‘Deséame Suerte’. Pensaba que lo del cortar los versos era algo premeditado de cara a variar su mensaje.

¡Fíjate! Pucho no llegó a explicarlo. Particularmente yo no se lo pregunté, no sé si se lo preguntaría alguien. También es cierto que no solemos hablar mucho sobre los significados de las letras. Así dejamos que cada uno interprete… En este caso no sé porque sucedió eso.

Por cierto: ¿estos últimos meses os habéis dedicado íntegramente a componer solo estas reinterpretaciones o, a su vez, habéis estado trabajando en nuevo material original?

No… Este trabajo se hizo hace ya un año. Se grabó y… A la hora de trabajar en nuevo material necesitamos sumergirnos durante bastante tiempo. Necesitamos par y dejar pasar un poco página, y llegar con la cabeza un poco limpia. Abrir una nueva etapa. Por ello necesitamos terminar con todo lo anterior, descansar un poco y ponernos un poco en marcha.

Genial. Oye, hablando un poco de vuestro formato en vivo: os vi en el Auditori y me pareció fascinante el trabajo que habéis hecho con esta nueva gira. La labor escénica es brutal. ¿Quién fue la persona encargada de diseñar toda esta compleja arquitectura visual?

Pues mira: esa historia también es interesante. Maral Kekejían, directora artística del festival Veranos de la Villa, es la persona a la que acudimos para la gira. Queríamos que hiciese toda la parte visual. Ella, junto a un equipo de personas, fueron las personas encargadas de trabajar el hilo conductor del espectáculo.

En esencia algo me recordó a la estética de alguna gira pretérita de Radiohead… ¿Teníais alguna referencia en mente a la hora de plantear el asunto junto a Maral?

De Radiohead en concreto no creo… No sé de qué influencias habrán hablado pero es cierto que en algún momento salió lo de David Byrne, lo de su última gira. No sé hasta qué punto influenció pero algo se dijo. La intención pasaba por salir de lo estrictamente musical para meternos de alguna manera en el del teatro. En el mundo de la danza contemporánea, también. El tema de los dos actores que interaccionan también…

Daba totalmente esa sensación. De hecho era inevitable pensar que habíais tenido que ensayar una barbaridad. Especialmente en el caso de Pucho, claro está.

Coreografía. Estaba todo coreografiado. Ha existido un trabajo intenso, sí. Todo ha sido un trabajo por fases. Primero hubo la fase musical. Había también que probarlas, ya que recordemos que los temas no tienen que responder igual en estudio que en directo. A veces hay que cambiar unas cositas para que funcionen mejor con el público. Tuvimos que hacer ensayos de sonido, ensayos de sonido de público, ensayos de escenografía… Creo que empezamos en octubre o noviembre a trabajar y estuvimos ocupados hasta febrero, que empezamos los directos.

Empezasteis con los directos, y por desgracia esta nueva y extraña situación, ha partido por completo vuestros planes. ¿Tenéis algún tipo de esperanza de volver a tocar en este 2020?¿O tenéis las miras puestas directamente en 2021?

Pues la verdad es que no lo sabemos. Estamos sometidos a lo que se dictamine a nivel gubernamental. Y lo que vaya habiendo. Tenemos las fechas reubicadas entre septiembre y octubre, para acabar esta gira. Depende de lo que pase tendremos que replantear todo eso. No sabemos.

¿Haréis más fechas de directo de las anunciadas?

De la presentación de este disco tan solo teníamos intención de hacer una pequeña gira. Es decir: las tres fechas de Barcelona, Pamplona, A Coruña, Sevilla, Valencia… 

¿Se podría llevar este formato a un festival?

Podría ser, pero no es la idea con la que lanzamos toda esta historia. Era solamente para hacer una pequeña gira y ya está. Para dejarlo ahí y pasar a lo siguiente. Esto es un proyecto alternativo, pero no queríamos que se convirtiera en un proyecto muy, muy grande y muy largo ya que llevamos mucho tiempo con el desarrollo de este último disco. Y nos apetece pasar a algo más allá.

Fotografías: Carol Sánchez
Texto: Pablo Porcar

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. En busca constante de aquel "clic" que te haga engancharte a un artista o grupo nuevo durante semanas y semanas. Mi Twitter personal: @pabloporcar

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.