2016

Los mejores discos internacionales del 2016

mejores discos 2016

25 – Big Thief – Masterpiece


Gran mérito el de Big Thief. En su álbum debut los estadounidenses han forjado ya los cimientos de un indie rock de aroma noventero, que araña cuando tiene que arañar (‘Masterpiece’) pero que seduce en todas las facetas del juegoCuando Adrianne Lenker surfea con su voz sobre punteos cristalinos como en el caso de ‘Venus’ o de forma más rampante en ‘Real Love’, es cuando el corazón rojo del grupo brilla con luz propia. Y es entonces cuando se desmantela el gran plan de los nuevos protegidos de Saddle Creek. Partiendo de sus influencias han planteado el golpe perfecto, que acabará por ejecutarse a largo término. Completamente encapuchados, llegarán hasta la cámara acorazada”. – Pablo Porcar.

24 – Suuns – Hold / Still


Con este nuevo concepto de trabajo los canadienses han querido probarse a sí mismos con la total seguridad de que el resultado, fuera como fuere, iba a ser óptimo. Y justa la fusta, han dado en el clavo. […] Como tal, Hold/Still es un gran disco, a pesar de que anímica y mentalmente desgaste. A estas horas de la noche mi cerebro ya no da para más, así que solo puedo zanjar este escrito con mi sello de recomendación. Adentrarse en las lagunas mentales de esta gente no tiene precio.” – Màrius Riba. Crítica del disco.

23 – Anohni – Hopelessness


La historia de la música cantada se ha apuntado un tanto que le era debido desde tiempo inmemorial con el reciente Nobel a Bob Dylan, pero como él mismo pronosticó los tiempos han cambiado: ahora las proclamaciones en contra de todo lo que está jodido a nuestro alrededor no se hacen a golpe de guitarra, sino de sampler. Las bases electrónicas de Hudson Mohawke y Oneohtrix Point Never parecen encontrar en su variedad dinámica y rítmica una estructura perfecta para mimetizarse con el mundo que nos rodea, y sobre ellas Anohni da un giro a su carrera musical y a su propio modo de identificarse como persona para plantar la piedra fundacional de un discurso protesta que esperamos con ansia que siga tomando forma.” – Pau Ortiz.

22 – Savages – Adore Life

savages adore life
“Adore Life” se articula como un continuum del discurso presente en el “Silence Yourself” (2012) con el que debutaron y tiende puentes con otros momentos excesivos de referentes ineludibles del género atormentado. ‘Surrender’ podría ser una demo perdida del ‘Pornography’ de The Cure, por citar alguno. Entre instantes en los que juegan a ser irónicas (‘I Need Something New’) y a acercarse al hardcore, caso de ‘T.I.W.Y.G’ (que ejerce como eco de su polémico ‘Hit Me’), se las percibe algo menos bruscas y lineales. Especialmente en ‘Slowing Down The World’, más elegante (a lo Warpaint) que belicosa, y sobre todo ‘Adore’, la llave a un posible giro futuro hacia nuevos territorios más límpidos. Contiene una coda final de casi dos minutos cautivadora y que debe ser gloria bendita en vivo“. – Carlos Forjanes. Crítica del disco.

21 – Iggy Pop – Post Pop Depression

iggy pop post pop depression
Iggy Pop ha dejado entrever que ‘Post Pop Depression’, hecho con celo pero sin ninguna atadura, podría ser su último disco. Veremos si lo cumple o si la vía abierta con Josh Homme le inspira a proseguir o buscar otras colaboraciones. Pero si su última canción grabada en un álbum, si su testamento discográfico fuera ‘Paraguay’, sin duda se trataría de una de las mejores despedidas de la historia del rock. Seis minutos de virtudes, cambios de tesitura, cadencia de gigante, coros, elegancia contra salvajismo y el monólogo-diatriba final más cabreado en siglos de un Iggy que empieza el tema dirigiéndose a su retiro y lo termina cagándose en los muertos de todos, entre los aullidos eléctricos de Homme, Fertita -gran producción la de los dos- y Helders, con un solo del primero que va directo a la antología. Poco se puede añadir de un muy buen disco cuando escuchas a la iguana y sientes una punzada en todo el estómago mientras lo manda todo al infierno. ‘Post Pop Depression’ tiene la elegancia de un felino, el corazón de un viejo lobo hambriento dispuesto a cazar su última presa, pero sobretodo, no está lejos, ni mucho menos, de lo mejor que ha publicado la iguana“. – Nil Rubió. Crítica del disco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.