2016

Los mejores discos nacionales del 2016

mejores discos nacionales 2016

5 – UNIVERS – LÍMIT CONSTANT

univer
«Lo que nació como un proyecto paralelo entre miembros de Mujeres, Aliment y Piñata!, ha dejado de ser un pasatiempo para adquirir personalidad propia y la muestra es su tercer trabajo, Límit Constant. Con La Pedregada, Univers se movían de forma cómoda entre el surf pop y el sonido c-86 y con l’Estat Natural comenzaron a coquetear con el shoegaze. Ahora, con «Límit Constant», hacen apología directa a los primeros ochenta, al post punk y el synthpop más oscuro. Como ejemplos, ‘Aliança 2000’ y ‘Rocaprevera’, cortes en los que juegan a ser New Order y The Cure. A medida que avanza el disco, encontramos tenues destellos de luz pop con aires surferos en temas como ‘Supera el col·lapse’ o ‘L’umbracle’. ‘Barcelona JJOO’ es el colofón final, un tema con título noventero, sonido ochentero y exquisita percusión» – Lídia Lombardía.

4 – CALA VENTO – CALA VENTO

cala vento
«Varios meses atrás, de Cala Vento podíamos esperar grandes cosas, como que aquella colección de demos de ‘Isabella Cantó’ y ‘Rossija’ encontraran techo en un formato de larga duración. Su álbum debut, homónimo en su primera andadura, reúne todas las cualidades que Joan y Aleix ya mostraban con su forma de entender el rock. Sensibilidad por la melodía, letras que sangran de dolor y una pasión incontenible que explosiona mediante batería, voces y guitarra. Con ello, el dúo ha sido capaz de crear una identidad hermética que nos permite seguir esperando grandes cosas de ellos. En su mochila queda un álbum lleno de flechazos (‘Estoy Enamorado de ti’), estaciones el año en las que se siente más el rock que el frío (‘Febrero’) e himnos que marcarán generaciones. Entre paréntesis caben muchos«. Màrius Riba. Crítica del disco.

3 – PAVVLA – CREATURES

pavvla
«Pavvla, el nombre artístico de Paula Jornet, empezaba a asomarse discretamente a mediados de 2016 por el ambiente musical de Barcelona. Algunos la veían guitarra en mano y cantando con una voz angelical. Algunos la escuchaban en casa. Y todos se enamoraban. Porque el estilo folk tierno y a la vez fresco de Pavvla tiene la capacidad de calar enseguida a cualquiera. Este noviembre ha sacado a la luz «Creatures», su primer disco, una máquina compuesta por diez piezas que juntas ponen en valor el nivel musical de la artista. Diez canciones que vuelan entre el folk y toques electrónicos, en las que la harmonía más dulce y los sonidos de sintetizador se entrelazan con total naturalidad. ‘Young’ es una de las canciones que define mejor su disco: una explosión ecléctica tanto de técnica como de transmisión de emociones, de arte, al público. Es un estilo limpio y directo del folk necesario para la escena en Barcelona.» – Karen Montero.

2 – TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO – SALVE DISCORDIA

triangulo de amor bizarro salve discordia
«Ignoro qué acuerdo mefistofélico tienen firmado los miembros de Triángulo de Amor Bizarro. Si la parte contratante de la primera parte que será considerada la parte contratante de la primera parte son ellos, o el Diablo. Pero algo de esotérico hay en esta manera de crear discos tan certeros, como si no pudieran ser jamás infalibles. Porque lo han vuelto a hacer. ‘Salve Discordia’ es una nueva Bomba H, otra epopeya de amor visceral (“habría votado a la derecha por ti, trampearía las papeletas“), una patada de kung fu de Cantona, el siguiente nivel de elevación en esta logia a la que te invitan estos gallegos.

Desde su libro de conjuros babilónicos invocan arcanos ya conocidos de sus tres entregas anteriores (Spacemen 3, Stereolab, My Bloody Valentine…) para depurar con más maestría si cabe lo que ellos llaman su “chorro de sonido” y en el que juega un papel fundamental la idea de Rafa Mallo de que, en algún disco, tiene que conseguir volatilizar su batería.» – Carlos Forjanes. Crítica del disco.

1 – VIVA BELGRADO – ULISES

mejores discos nacionales 2016
«Viva Belgrado demuestran que quieren mantener su línea basada en el post rock de “Flores, Carne” pero conservando esos guiños vocales que vimos en ‘Báltica’ y acoplándose más al post-hardcore y al spoken word y la cosa les sale bien, muy bien. Estos chavales no parecen tener techo y están destinados a ser muy grandes, nos han entregado un disco más maduro, poesía en ambiente post apocáliptico que nos gusta, y mucho. De Belgrado se tomaron toda la grandeza que dejó el comunismo y sus imponentes edificios marxistas, para Viva su música y letras, pequeñas obras de arte que entregan un grandísimo disco a nivel nacional. ¿Alguien me lo discute? Celebremos con ellos, pues. Copazo en mano y brindis por estar vivos: “A las buenas vistas / A los reencuentros / Y a la vida, que es movimiento” – Sebastián Rosas. Crítica del disco.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.