BlogListas

Los mejores discos del 2010

Por fin ha llegado el momento que tanto hemos estado esperando en la redacción de Binaural, el de compartir con vosotros los que para nosotros han sido los 20 mejores elepés del año que se nos escapa.

El proceso ha sido duro y complejo pero creemos que podemos estar orgullosos de un resultado coherente, que no peca de elitista y que, a nuestro modo de ver, ilustra perfectamente el sentir de los cuatro redactores y coincide con lo que ha sido el espíritu del blog a lo largo del 2010.

Para confeccionar la lista hemos dejado de lado la vía del consenso, porque es imposible poner de acuerdo a cuatro personas aunque tengan gustos similares. Lo que hicimos fue proponer una gran cantidad de discos a principios de octubre para que todos pudiéramos ir escuchándolos y valorándolos con calma. Finalmente, cada redactor elaboró su lista personal, en la que se otrogaban 50, 35 y 25 puntos a los tres primeros discos y puntuaciones correlativas entre 17 y 1 puntos para los restantes. Al cruzarlas, obtuvimos el resultado que hoy os mostramos.

Por supuesto, nos podemos haber equivocado al elegir el sistema, pero creimos que esta era la mejor manera de tratar con objetividad el que, para nosotros, es uno de los más importantes posts del año.

En el camino se han quedado álbumes a los que nos gustaría hacer mención, como Hurley de Weezer, Come Around Sundown de Kings of Leon o Contra de Vampire Weekend, votados por la mayoría de nosotros pero que no consiguieron hacerse un hueco entre las 20 primeras posiciones. Veinte discos son muy pocos discos y las matemáticas han terminado por ordenar nuestras divergencias de criterio.

Esperamos de todo corazón que la disfrutéis:

20. Jesse Malin – Love It To Life

El neoyorkino Jesse Malin, acompañado en esta ocasión por los St. Mark Socials, nos ha regalado este año un álbum que sigue en la línea de sus mejores trabajos. Sin llegar a la sublime calidad de Glitter in The Gutter, este Love It To Life ha sido una de las sorpresas agradables de este 2010 para los que todavía creemos en el rock and roll de las pequeñas salas y bares.

19. Avenged Sevenfold – Nightmare

Nightmare es, probablemente, uno de los mejores discos de metal alternativo que hemos podido disfrutar este año. Puede que la naturaleza del grupo haya variado (cada vez le dan más entrada a las baladas), pero Avenged Sevenfold no ha perdido esa esencia y esa garra que les ha consolidado como una de las realidades del firmamento internacional. The Rev: deberías estar orgulloso de estos chicos.

18. Micah P. Hinson – And the Pioneer Saboteurs

El tejano Michael Paul Hinson se va haciendo mayor y nosotros vamos siendo testigos de ello. Tras varios discos notables, que le han valido el reconocimiento de fans y crítica, este 2010 ha vuelto con And the Pioneer Saboteurs, su disco más orquestral, más musicado, más completo. Tal vez falten algún tema memorable; o quizá lo que ocurre es que todavía no somos capaces de verlo y todo sea cuestión de tiempo.

17. Beach House – Teen Dream

Tras hacerse un nombre con Devotion (2008), el dúo de Baltimore regresó con un pop brillante, joven y efectivo. Pero atención: no todo son flores, luces y alegría. El Teen Dream está plagado de tristeza, soldad y duda. Temas como “Walk in the Park” o “10 Mile Stereo” son melodías que reflejan el desamparo típico de todo teen que se precie. Un referente.

16. Tired Pony – The Place We Ran From

Muy grata sorpresa la este trabajo de folk alternativo más o menos paralelo a Snow Patrol. Un disco de muchísimo calado y que contiene temas, como “Dead American Writers”, de esos que uno no pararía jamás de escuchar mientras conduce su coche a través de largas autopistas solitarias. Imprescindible.

15. LCD Soundsystem – This is Happening

Probablemente, el tercer disco de LCD Soundsystem es el más bailable del año. La mezcla perfecta entre el dance y todos los derivados del rock se dan cita en la última obra maestra de la banda de James Murphy. Ninguna fiesta para celebrar la llegada del 2011 será adecuada si no suenan temazos como “All I Want” o “I Can Change”.

14. The Black Keys – Brothers

Cuando reseñamos la eclosión de The Black Keys no pudimos dejar de hablar de la evidente y constante comparación con el otro gran dúo de la década: The White Stripes. No sabremos cómo seguirá la pugna en un futuro, pero sí podemos decir que las apuestas, a día de hoy, les dan la reputación que hace tiempo que reclamaban. Aplíquese a Brothers la misma postilla discotequera que a This Is Happening.

13. Surfer Blood – Astrocoast

Un debutante que se ha colado en todas las listas. Cuarenta minutos de rock indie, del de toda la vida, pero mejor. Riffs de guitarra contundentes, baterías sólidas y voces en perfecta harmonía. Además, su atractiva mezcla de estilos les confiere un estatus que a muchas bandas les cuesta varios discos alcanzar. ¿Seguirán en esta línea en el futuro? Ojalá.

12. Neil Young – Le Noise

Este año Neil Young ha sido el único dinosaurio del rock que se ha colado en nuestro Top 20. El incombustible canadiense nos ha tocado la fibra con este álbum casi experimental en el que sólo su voz y su guitarra -sobretodo la eléctrica- nos introducen en una más que interesante burbuja catedralicia con alma de puro rock and roll.

11. Fran Healy – Wreckorder

Justo cuando Travis se resentían de la resaca de una década plagada de éxitos, su líder, Francis Healy, se desmarcó con un proyecto en solitario que no ha podido alegrar más a los fans del cuarteto escocés. Wreckorder es uno de los discos más preciosos (y más olvidados) de este 2010. Dádle una oportunidad porque se la merece.

10. Jay Malinowski – Bright Lights and Bruises

Este álbum ha sido, sin lugar a dudas, una de las grandes sorpresas de los últimos meses. El vocalista de Bedoin Sounclash se ha alejado del reagge mediocre de su proyecto principal para traernos una auténtica joya. Bright Lights and Bruises es inspiración elevada a la máxima potencia. Un elepé inolvidable.

9. Chief – Modern Rituals

El sonido de los californianos Chief no entiende ni de tendencias ni de artificios y eso, justamente eso, es lo que hace que la pureza de canciones como “Night & Day”, “In The Valley” o “Wait For You” suene incluso un tanto marciana dentro del contexto de un panorama que parece estar pendiente únicamente del snobismo que caracteriza a ciertos círculos de su audiencia. Si todo va como debería, les seguiremos escuchando.

8. Junip – Fields

Junip -o más bien José González- han publicado un más que correctísimo elepé lleno de sentimiento. Lo hemos disfrutado casi tanto como los trabajos en solitario de su líder, ese peculiar sueco de ascendencia argentina que nos deja boquiabiertos con su guitarra española y la profundidad de su sonido.

7. Band of Horses – Infinite Arms

Desde el primero hasta el último, los temas que componen el magnífico Infinite Arms de Band of Horses han hecho a más de uno recuperar la fe en el rock de raíces americanas que no da la espalda a las más actuales tendencias. Temas como “Laredo” han estado sonando en nuestros altavoces durante mucho tiempo en estos últimos doce meses.

6. Ryan Bingham – Junky Star

Junky Star ha sido el álbum que ha servido para convencer a los más escépticos de que el de Nuevo México no es hombre de una sola canción. Es cierto que se llevó el Oscar con “The Weary Kind”, pero este trabajo es de lo más coherente y emocionante que hemos escuchado en el panorama del alt-country en mucho, mucho tiempo. Lo sobrevuela el fantasma de Whiskeytown, antiguo proyecto del enorme Ryan Adams.

5. The National – High Violet

Una de las sensaciones del año. Los de Brooklyn van a más y cada vez llegan a más público. Sus tres últimas joyas son la clara demostración de que ya son imparables. The National serán, sin duda, uno de los grandes atractivos de la nueva década. Muchos puntos a destacar: “Terrible Love”, “Sorrow”, “England”, “Bloodbuzz Ohio” y un largo etcétera (tan largo como canciones tiene el disco). Lástima que se dejan ver poco por España.

4. Kashmir – Tresspassers

Temas como “Pursuit Of Misery”, “Bewildered In The City” o “Danger Bear” son auténticas preciosidades que se comen, literalmente, todo el primer tramo del disco. Sólo por eso ya se puede afirmar que Trespassers es un disco realmente notable que nos demuestra que Kasper Eistrup es todo un genio en peligro de extinción. Los daneses machacan con fuerza.

3. Eels – End Times

Tras quince años publicando si parar, con varios discos conceptuales y con un reconocimiento mundial más que justificado, Mark Oliver Everett se marcó tres discos notables en cosa de año y medio para contarnos su divorcio. En la cúspide melancólica, End Times, publicado el pasado enero, como uno de los mejores “discos de ruptura” que recordamos. De escucha obligada, de reflexión necesaria.

2. Arcade Fire – The Suburbs

Los entendidos en listas dicen que el verdadero ganador de las clasificaciones es el segundo. Lo que está claro es que, pese a quien le pese, este 2010 ha sido el año de Arcade Fire y de su esperadísimo The Suburbs. Preciosista, directo, épico y espectacular. El disco más importante del año será también uno de los más recordados, y con razón. Para Binaural, su trabajo más completo (y complejo).

1. The Gaslight Anthem – American Slang

Pero digan lo que digan…el primero es el primero. A estos cuatro tipos de New Brunswick, Nueva Jersey, sólo podemos darles las gracias por este maravilloso álbum para el cuál se nos han acabado los adjetivos. Hemos estado insistiendo en ello desde principios de año, a Brian Fallon y compañía hay que seguirles muy pero que muy de cerca porque este American Slang nos parece sólo un magistral paso más en una carrera que se nos antoja larga, honesta y llena de éxitos.

El rock no ha muerto. Y no lo hará jamás mientras podamos seguir escuchando trabajos como éste; vive en todas y cada una de las notas grabadas en este demoledor elepé que todavía nos tiene temblando de emoción. Son los justos ganadores. American Slang es, para la redacción de Binaural, el mejor álbum de este 2010.

.

Así pues, la lista completa queda tal que así, con sus correspondientes links a Spotify para que podáis escuchar lo mejor del año:

  1. The Gaslight Anthem – American Slang
  2. Arcade Fire – The Suburbs
  3. Eels – End Times
  4. Kashmir – Tresspassers
  5. The National – High Violet
  6. Ryan Bingham – Junky Star
  7. Band of Horses – Infinite Arms
  8. Junip – Fields
  9. Chief – Modern Rituals
  10. Jay Malinowski – Bright Lights and Bruises
  11. Fran Healy – Wreckorder
  12. Neil Young – Le Noise
  13. Surfer Blood – Astrocoast
  14. The Black Keys – Brothers
  15. LCD Soundsystem – This is Happening
  16. Tired Pony – The Place We Ran From
  17. Beach House – Teen Dream
  18. Micah P. Hinson – And the Pioneer Saboteurs
  19. Avenged Sevenfold – Nightmare
  20. Jesse Malin – Love It To Life

4 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.