Noticias

Cierra Burger Records

burger records

Triste desenlace para uno de los activos musicales más importantes del DIY californiano: Burger Records, uno de los sellos discográficos independientes más importantes de la costa oeste estadounidense, acaba de anunciar su cierre como empresa. El principio del fin de Burger Records arrancó este fin de semana, cuando dirigentes y artistas del sello como The Growlers, Cosmonauts, SWMRS (banda del hijo de Billie Joe Armstrong de Green Day) o The Buttertones fueron acusados de abusar sexualmente tanto de mayores como de menores de edad a lo largo de los años. Parte de estas demandas quedaron registradas en la cuenta de Instagram «Lured By Burger Records«.

Estos ataques obligaron a Burger Records a anunciar el pasado martes diversos planes para realizar «grandes cambios estructurales«. Con el fin de eliminar toda «cultura de masculinidad tóxica» en la empresa, los co-fundadores Sean Bohrman y Lee Richard abandonaron la misma, dejando a una nueva figura, la de Jessa Zapor-Gray, como nueva presidente interina. Pese a los intentos de forzar cierto rebranding (de Burger Records a BRGR), y marcar un «tabula rasa» empresarial en todos sus aspectos, hoy mismo Bohrman ha confirmado que la compañía cesará toda actividad de forma inminente. Un comunicado emitido hoy por Jessa Zapor-Gray ha servido para poner la puntilla a la compañía. «Mi plan pasó por empezar rápidamente a asesorar y evaluar si la compañía podía mutar en algo mejor. […] Cuando pedí tomar este rol, esperé cierto retroceso de cara a mi decisión por aceptar pero creí que la oportunidad de tener un rol en un cambio real y positivo en Burger, y también en la escena indie, valía el riesgo. Pendiente de revisión, he informado a Burger Records que no seré capaz de alcanzar mis intencionadas metas en asumir el rol y liderazgo en Burger en el actual clima en el que nos hemos sumergido. Por ello, he decidido apartarme íntegramente del sello para centrarme en otros proyectos«.

Fundada en Fullerton (California) en 2007 por Rickard y Bohrman, Burger Records consiguió erigirse como un estandarte dentro de los sellos independientes enfocados al garage rock de finales de la pasada década. También fue señalada como una de las empresas musicales que mejor supo sacar partido a la venta de cassettes: en apenas 5 años de actividad (2007-2012), Burger había confirmado la venta de un total de 100.000 cintas. CHAI, King Tuff, Peach Kelli Pop y Gap Dream fueron solo algunos de los artistas que aparecieron listados bajo las filas de su «rooster».

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.