Promesas

Casa das Feras: bienvenidos al circo de la música

Subiendo por la carretera de La Rabassada de Barcelona hay un casino en ruinas que da para un buen filme de terror. Supongo que lo conoceréis, es una reliquia engullida por la vegetación, un antiguo lar de ocio, juego y montañas rusas de las que ya solo pueden apreciarse los surcos que marcaban su paso. En fin, es un sitio lúgubre a más no poder, un poco como el dúo musical que conocí allí mismo, los Casa das Feras, es decir, Ana Biermann y David Malatesta. En realidad os diré: no acudáis a ese paradero, es peligroso, pero en cierto modo es un lugar que casa a la perfección con su estética y forma de ser. Algo radicalmente atractivo dentro del bullicio musical barcelonés que debería conocer más gente pero del que poco se oye hablar.

No creo que os suenen demasiado porque recientemente abandonaron su identidad de Annalogik, pero a decir verdad Ana y David ya han rodado un rato largo por nuestros barrios durante los últimos meses, pasando por Sofars, Primavera als barris, concursos y demás. Respiran cierta alma bohemia, con sus trajes estilo Bitelchús, ese serrucho a lo Mercury Rev y su particular cuadro instrumental de cuerdas, del que destaca el singular y protagonista banjo de David, pero sobre todo la virtuosa voz de Ana, nada lejos de una CocoRosie.

Su particularidad musical se traduce en un estilo intransferible: swing, gipsy, country americano, Tom Waits; se pueden encontrar matices de mil corrientes, algo que deja al descubierto una canción como ‘The Mule‘. Con ella nos lo dicen todo: el espectáculo está a punto de empezar, las lonas del circo ya están alzadas y, de momento, estos dos primeros números proponen una función de altura. Tomen asiento porque el próximo 12 de marzo llega «Calloway Circus«, un espectáculo apto para todos los públicos.

Facebook | Twitter

Màrius Riba
el autorMàrius Riba
Comunicación y marketing digital. Sin música no seguiría aquí. Así pues, sobreviviendo| Twitter: @MariusRiba

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.