Promesas

Declan Mckenna: indie rock reivindicado desde la juventud

El factor edad cada vez me sorprende menos. Últimamente parece hasta normal conocer a un artista que roza la veintena sonando como un adulto. En su día salía Tom Odell, más tarde King Krule, luego Jake Bugg y ahora les sigue Declan Mckenna, un talento británico ya pulido al que todavía le faltan singles para contar todo lo quiere. Es una promesa, aunque si lo leyeran en el Reino Unido quizá se reirían de mi. Es que tienen motivos para verlo ya como un pequeño dinosaurio, porque a día de hoy Mckenna atesora un par de singles que superan el millar de reproducciones. ¿Qué hace pues este tío?

Pues aún queda por definir, pero este chaval combina géneros y estilos con una habilidad tremenda. Lo plasma en canciones de espíritu power pop y letras de carga política. Cuando quiere, las engalana con guitarras jangle y teclados cromáticos, así hasta arrimarse a la esfera synth. Pero como decía, aún no hay una línea muy clara, porque su colección de sencillos nos deja varios escenarios: una ‘Isombard‘ que mira de reojo al indie rock de Bombay Bicycle Club, otra ‘Basic‘ que quiere sonar más androginia (¿Devendra?) y una  guitarrera ‘Brazil‘ con madera de hit que llama la atención de aquellos.

Desde su sello leímos que debutará en largo el próximo mes de febrero de 2018 con Columbia (sí, dentro de un año), pero Mckenna ya rueda, y no solo por Inglaterra. Si el frío de invierno os ha jodido, tomaros un paracetamol, pero de los de Declan. Puro Vampire Weekend. La otra es jugársela, pillar la bufanda e ir a verlo a Razz el próximo 9 de febrero. Al menos que sea por una buena causa. Entradas ya a la venta.

Similar a: Miles Kane, Bombay Bicycle Club

Facebook | YouTube

Màrius Riba
el autorMàrius Riba
No necesito que me busques trabajo. Estoy bien así. Soy poeta | Twitter: @MariusRiba

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.