Promesas

Full Body 2: estelas químicas de puro glitcheo sobre el cielo de «Philly»

full body 2

Lo de Filadelfia con el shoegaze y lo new wave empieza a pasarse de castaño oscuro. Algún día indagaremos en mayor medida, pero fue nacer Nothing hacia 2011 y, acto seguido, surgir de un plumazo una pila y media de propuestas del ramo. Más allá de mencionar aquellos Knifeplay que reivindicamos en 2022, hoy volvemos a hacer acopio de buenos «promesas» estadounidenses con la presentación de Full Body 2, una de las propuestas más ruidosas que hemos presentado recientemente.

Que no os lleve a engaño el nombre del grupo: no imaginen nada de rutinas «fit», ni movidas «let’s get physical» en todo este guiso. Casi al contrario: este formación integrada por Cassidy Rose Hammond, Dylan Vaisey y Jack Chaffer parte de lo concebido en su anterior formación («Full Body», sí, el «Full Body» número 1) para expandir su registro en un reguero de influencias que van desde la psicodelia de Tame Impala, la pomposidad (a ratos) de M83 o el tono «noisey» de My Bloody Valentine, hasta la delicia vocal de Slowdive y Beachy Head, o el tono semi disruptivo de unos héroes de lo underground: Big Smiley. Glitcheo digital a modo de bandera en un shoegaze marcado por una sobredosis de aceitosos «chorus», y un amalgama de sintes encarados hacia la meca del New Age. Denle un tiento a ‘fifty heaven’ y comprobarán tanto lo dicho, como también esa vocación que tiene el grupo por perdernos en unas sensaciones dignas de una BSO «sci-fi» de índole «8 bitera».

¿Algo bien acertado del proyecto? Su estilo gráfico: si revisáis a fondo el Bandcamp de la formación podréis constatar que todas las portadas de Full Body 2 cuentan con una paleta de colores más cerca de un anime de los 90, que de otra cosa. Puro frenesí en clave «Oh My Goddess» que encaja perfectamente con el empachadísimo sonido con el que Full Body 2 aderezan sus melodías.

Como ya han hecho saber a través de sus dos EPs («demo 01«, «demo 02«) + split (junto a They Are A Gutting Body Of Water) editados hasta la fecha, lo suyo no son ni los singles, ni tampoco petarlo en las radios. Agazapados dentro de una doble madriguera de nichos y más nichos, Full Body 2 se sienten cómodos siendo lo que son: un rara avis que ya empieza a ganarse cierta etiqueta de culto. Parannoul les debe mirar con el rabillo del ojo: por algo será.

Similares a: Beachy Head, My Bloody Valentine, Big Smiley

Bandcamp | Instagram

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. En busca constante de aquel "clic" que te haga engancharte a un artista o grupo nuevo durante semanas y semanas. Mi Twitter personal: @pabloporcar

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.