Mozes and The Firstborn: pop rock psicodélico de los Países Bajos

Una brisa fresca psicodélica llega desde Holanda. Mozes and The Firstborn y su pop garaje prometen amenizar tu salón en tu próxima fiesta. Mezclando sonidos setenteros llenos de electricidad con ritmos más actuales, nos entregan su disco debut homónimo a través del genial sello Burger Records (en Europa ya había sido editado pero en cassette). Sus temas son pegajosos y contienen estribillos “a lo Weezer” que hablan muy bien de este grupo de Eidhoven que también no recuerdan al Beck de “Mellow Gold” y pedazos de algunos temas de la Brian Jonestown Massacre. Representan el fino hilo que separa el pánico de la confianza, son jóvenes pero parecen que tocan desde hace años.

En un blog holandés su cantante, dijo tener fuertes influencias de la música de los años sesenta, pero también mucho noventa como Nirvana, Pixies y Sonic Youth. Si bien no tienen tanto noise en muchos temas, algo de ruido hacen, su sonido los hace estar más cerca de San Francisco que otra cosa pero también se atreven a ritmos delicados, con bases de piano y dulces armonías.
Llamémoslo convicción, pero lo de estos chicos es estilo. Mozes and The Firstborn aglutinan lo mejor de muchas épocas y desde su punto neutral en un pequeño país europeo se han nutrido de muchas corrientes sin estar directamente “contaminadas” por una en particular. Capturan registros relativamente oscuros y no los dejan caer en el olvido. Pegadizos, descarados y bien documentados.

0 Shares:
1 comment
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te podría interesar