Primavera Sound

Younghusband: entendiendo la psicodelia desde la recreación temporal

younghusband

Aprovechar el tiempo, eterno dilema. Es una lástima desperdiciarlo, pero debo admitir que lo hago casi a diario. Eterna reflexión. Me levanto pronto para escribir sobre Younghusband, el grupillo fantasma que pasó por el Primavera Club 14 y que actuará en mayo en el Primavera Sound 15, y descubro que estas mismas cábalas las plasman y desarman en ese álbum que lleva circulando por las redes más de año y medio. Buen fichaje el de Sonic Cathedral, shoegaze impregnado de un entorno luctuoso, no del todo siniestro, pero sí sin un alma en vida. Son un cuarteto oriundo de Londres, aparentan indiferencia, ensimismamiento, y recuerdan a sus convecinos TOY con menos volteos encima. Ya puestos, también a The Horrors.

Su debut en largo les ha otorgado un buen colchón de credibilidad, no solo por los precedentes que arrastra, producido casi a golpe de milagro por Nicolas Vernhe (Deerhunter y Silver Jews), sino por lo mucho que convence ese «Dromes» (2013). Todo parece gravitar hacia un lugar desgastado por el tiempo y sus agrios recuerdos. Cuenta Euan Hinshelwood, alma máter del grupo, que al principio de registrar el disco se enclaustró en un piso que había sido un centro de rehabilitación para toxicómanos; hecho influyente en los ambientes del disco, por supuesto, pero más que aferrarse en lo fatal, lo utiliza como trampolín para evadirse en sus propias introspecciones.

La falta de tiempo es urgencia en ‘Reunion Message’, la tensión de un alarmado. Yo La Tengo están muy vivos en esas bases repetitivas por las que transitan sintetizadores y voces del más allá, remitiendo a los noventa constantemente. Algunas canciones, como la propia ‘Dromes’, acaban desembocando en una lluvia de decibelios, pero por lo general Younghusband sienten un serio apego por el pop psicodélico. Si vas al hit, quizá te pierdas. ‘Comets Crossed’ o ‘Silver Sisters’ son las más accesibles, pero todo es entrar en su juego y dejarte llevar, porque experimentan sin saturar y sacan pistas muy fluidas. Escuchar «Dromes» no supone, ni mucho menos, una pérdida de tiempo. Creo que escucharlo ha sido lo más provechoso que he hecho durante el día de hoy.

Facebook | Soundcloud

Similares a: TOY, The Horrors

Màrius Riba
el autorMàrius Riba
No necesito que me busques trabajo. Estoy bien así. Soy poeta | Twitter: @MariusRiba

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.