Promesas

Shame: post-punk londinense joven y rabioso

shame banda

Es una tradición. Cada año emergen en el panorama mal denominado alternativo un puñado de bandas británicas, propulsadas generalmente gracias al poder e influencia de sus medios, que manifiestan año tras año que X llega para salvar el rock, ser lo mejor desde los gloriosos noventa, etc. Como siempre el tiempo, y los discos, nos separa el grano de la paja. Con Shame de momento solo se escucha un murmullo desde aquí, lo que es un grito cada vez más alto y fervoroso en las islas. Los decibelios de sus temas y la biografía de currantes de estos casi veinteañeros londinenses, nos pone en alerta ante su inminente debut, gestado en tres años de aprendizaje vital y musical, marcados por lo bizarro de dejar la adolescencia en la Inglaterra actual.

Los singles que han ido publicando nos sitúan en la órbita del clásico post-punk que tan bien han hecho por aquellos lares. Desde un inicio muy marcado por lo de hacérselo todo uno mismo, como aprender a tocar sobre la marcha –el único con formación es el bajista Josh Finerty-, y que el grupo empezara cuando los amigos que lo integran, aceptaran un ofrecimiento del dueño de Queen’s Head, pub notorio en la escena musical de Brixton degenerado en antro gentrificado. Éste, amigo del padre del batería Charlie Forbes, le dijo que el chaval podía bajar al pub para practicar. Forbes aceptó, sin haber tocado nunca.

A diferencia de la habitual languidez de muchas de las propuestas que quieren enmarcarse en estas sonoridades, el ímpetu un punto sulfuroso del quinteto ha producido algunas piezas más que destacables. Con las guitarras estruendosas por bandera -espaciales o en la cara- y una gruesa base rítmica, conectadas por los alaridos secos o recitados graves de su cantante Charlie Steen. Letras en los que lo social, a veces político -no se callan sobre su actual presidenta ni la situación en su país- tiene buena presencia, con punzante acritud. Ironía, cabreo y una buena descripción de lo sórdido.

No es de extrañar que giren algunas fechas con Protomartyr, que en arrebatos y muchos desarrollos se note que han escuchado a Sonic Youth, o que vengan de la tradición de otros mitos como The Fall o Gang of Four. Falta por ver si ‘Songs of Praise’, que publicará la discográfica Dead Oceans de forma inminente (fecha de lanzamiento: 12 de enero de 2018) consigue amalgamar en diez canciones las grandes capacidades que se escuchan y también las que se intuyen, una creciente personalidad sobre el escenario, para así satisfacernos las ganas que hay de poder soltarse ante unas buenas descargas eléctricas.

Shame estarán en concierto en Barcelona (lunes 14 de mayo, Sidecar) y Madrid (martes 15 de mayo, Boite Live). Las entradas para ambos directos ya se pueden adquirir por 16 euros, gastos de distribución no incluidos, a través de Livenation.

Similares a: The Fall, Joy Division, Wire, Television Personalities

Facebook | Soundcloud

Nil Rubió
el autorNil Rubió
Periodista y sociólogo, escribe sobre música allí donde le dejan. Fuera de un concierto es alguien alienado. Un pogo sudoroso, un riff de Page o Iommi, olor a amplificador quemado, una melodía que te erice el vello, el "White Album", Strummer y Joey Ramone. Twitter: @nilruf | Web: www.nilrubio.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.