Promesas

Snail Mail: indie rock desde un dormitorio de Baltimore

Desde Baltimore nos llega una carta embotellada. Lleva un sello de coleccionista y la firma de una tal Lindsey Jordan, una chica que a sus 18 años se acaba de graduar. Dentro no hay diplomas, ni historias de amor, ni mapas que revelan tesoros secretos. O bueno, quizá sí. La carta musical de Snail Mail, el trío de Jordan, vale oro, así que no es de extrañar que el cazatalentos de Matador Records ya los haya fichado. Sí, este grupo esconde cosas de valor, como un EP llamado ‘Habit‘ (2016) con apariencia a cofre destartalado. Ábrelo y muerde las monedas; te dije que no eran de chocolate.

La carta de presentación de Jordan es un trabajo de seis temas autoproducidos que presumen del encanto lo-fi. ¿De quién beben? Pues cuando le preguntan, la joven habla de Television, Arthur Russel o Nick Drake, aunque Snail Mail, así de primeras recuerda a los girl groups que tiran por la vía pop. Mira ‘Static Buzz‘, por ejemplo. Son cinco largos minutos de indie rock oscuro que se desenvuelven entre guitarras muy Pavement y una voz que tiende al misticismo. Podrían ser Alvvays en un día de luto. O ‘Stick‘, otra canción que tela. En este caso, mucho más sentida, con Jordan luciendo en primerísimo primer plano, siempre acompañada de sus guitarras. Una delicia melancólica muy Julien Baker, por cierto.

La carta sigue, pero no os la voy a leer entera, que si no pierde la gracia. Snail Mail es otro ejemplo de girl group surgido desde la juventud que va con todo. “creo que muchas mujeres están en la vanguardia en este momento. Me siento afortunada”, añadió la compositora en una entrevista para vmagazine. Y bien que cree. Otra joya para el saco.

Similar a: Alvvays, Julien Baker, The Courtneys, Priests

Facebook

Màrius Riba
el autorMàrius Riba
Comunicación y marketing digital. Sin música no seguiría aquí. Así pues, sobreviviendo| Twitter: @MariusRiba

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.