Promesas

Vulk: el post punk indestructible de Bilbao

vulk banda

Pienso en Vulk y me imagino a la masa. A la verde, digo, a la indestructible, esa que no muere ni con helicópteros. Creo que me pasa por haberlos visto tocar en un concierto fetén; abrían para Cala Vento en Barcelona, igual ahora os cuadra todo un poco más. Pero no son invencibles por ese directo, lo son por la propuesta musical con la que arrollan y doblegan farolas. Estos bilbaínos hacen post punk, pero creo que también podríamos hablar de indie rock de baja fidelidad; amateur pero con destellos de calidad que apuntan a Fugazi. Ya os digo, los escupían desde la tarima.

Y me acordé de Iceage, sobre todo por el cantante, que entonaba como el danés que también está al frente de Marching Church. Vulk también son siniestros (apuesto a que algo de la factoría TOY también habrán escuchado), les gusta la noche, pero también el día. “Beat Kamerlanden” es el disco debut con el que os haréis la idea de todo lo que digo. Por ejemplo. ‘Zaldia Burning’ tira de guitarras menos crudas y más cristalinas; ahí todavía son Bruce Banner. En cambio en ‘Bugo Hall‘ ya se les hinchan la venas y enverdecen para sacar algo de mala hostia, guitarras incombustibles y un bajo que les acompaña en cada zancada. En ‘Brazil’ más de lo mismo: escalan las cumbres del indie rock sin arnés. Lo bueno es que saben que no caerán.

Me fascina que tengan ese punto de accesibilidad. Un punto que igual se encuentra en diez segundos de guitarra, en un arrancada concreta, en una sucesión de acordes melódicos que contrastan nickel con su crudeza sonora. Ya véis, para ser “increíbles” no necesitan una hache que les acredite. A su manera, Vulk ganan todos los pulsos.

Facebook | YouTube (Discos Bomba)

Similares a: Autobahn, Wire

Màrius Riba
el autorMàrius Riba
Comunicación y marketing digital. Sin música no seguiría aquí. Así pues, sobreviviendo| Twitter: @MariusRiba

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.