Promesas

Working Men’s Club: éxtasis y oscuridad para la pista de baile

working mens club

Un working men’s club es un club social privado donde hombres de clase trabajadora acuden a beber, relajarse y en ocasiones presenciar espectáculos en vivo. Se originaron en el siglo XIX, vivieron un boom en la década de los 70 y actualmente son una institución en decadencia. Cada vez más cuestionado su encaje en el mundo moderno, hubo un tiempo en el que fueron el corazón de la comunidad de la ciudades industriales del Reino Unido. Proporcionaron recreación a la clase trabajadora británica, pero sobre todo evasión. Un repaso al origen de la banda que nos ocupa hoy nos revela lo acertado de su nombre: tres chavales de Todmorden, uno de esos pueblos del norte de Inglaterra donde nunca pasa nada, encuentran en la música la manera de hacer que pase algo.

Working Men’s Club empezaron siendo tres, pasaron a ser cuatro y recientemente dos de los miembros originales han dejado el grupo para dar paso a otros dos nuevos componentes. Tanta inestabilidad, lejos de hacer temblar los cimientos del proyecto, es considerada un nuevo comienzo por Syd Minsky-Sargeant, cantante, guitarrista, beat-maker, compositor y, más importante, mastermind del proyecto. El primer single oficial de Working Men’s Club se publicó en febrero de 2019 e incluía dos canciones, una de corte más post-punk al uso (‘Suburban Heights’) y otra (‘Bad Blood’) cuyo beat ya anticipaba la eclosión dance de su próximo lanzamiento. Y así fue cuando en agosto, ya atados en corto por Heavenly Recordings, llegaba ‘Teeth’. Se trata de una composición de tintes oscuros con miras a la pista de baile que marca la pauta de lo que serán los próximos movimientos de Working Men’s Club.

2020 puede ser el año en que la subcultura del baile estalle de nuevo en el Reino Unido y esta vez el papel que jueguen las bandas será determinante en todo ello. Hay motivos para pensarlo atendiendo a la solidez de proyectos que en la actualidad vigorizan el género. Es el caso de Scalping o Working Men’s Club, grupos cuya aportación puede resultar clave en el resurgir de la música de baile. Por lo pronto, los de Todmorden tienen ya fecha de entrada en el estudio para grabar con Ross Orton (AM de Arctic Monkeys, The Fall) el que será su álbum de debut.

Facebook | Bandcamp

Similar a: New Order, Duran Duran, Suicide.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.