Crónica BAM 2010: Belle and Sebastian, OK Go y Els Amics de les Arts (Barcelona, Fàbrica Damm, 2010)

belle-and-sebastian-criticaDesde hace algunos años, la calle Roselló de Barcelona se colapsa a la altura de la Antiga Fàbrica de la Damm para recibir el que, por lo normal, suele ser el concierto con mejor cartel (dentro del rock indie) de las fiestas de la ciudad condal, La Mercè. Tras poder ver en directo y gratuitamente a grupos como Travis, Primal Scream o The Hives, así como pequeñas joyas locales como Mishima, Manel o Antònia Font, en la noche de ayer se reafirmó la importancia de este show en una de sus mejores ediciones: Els Amics de les Arts, OK Go y Belle and Sebastian.

Sobre las 19.30 aparecieron sobre el escenario Els Amics de les Arts, banda multinstrumental y de producción totalmente independiente, que presentó en sociedad, y ante algo más de diez mil asistentes, su disco Bed & Breakfast (2009). Hora y media después le llegaba el turno a la ‘banda videoclipera’ por excelencia: OK Go. Los americanos de las cintas de correr y los planos secuencia montaron una fiesta sobre el escenario con himnos como «This To Shall Pass«, «White Knuckles» o «Here It Goes Again». Sin embargo, sus canciones menos conocidas (es decir, las que no tienen video), dejaron algo indiferentes a parte del personal.

Por último, a eso de las 22.30 los escoceses Belle and Sebastian hicieron acto de presencia con «I Didn’t See It Coming», tema que también abre su último disco, Write About Love. La banda de Stuart Murdoch apenas alteró su setlist respecto a lo que van ofreciendo en su gira por tratarse de una actuación en una fiesta mayor, de manera que pudimos escuchar algún tema de su recién publicado álbum como «I’m Not Living In The Real World» así como clásicos de sus anteriores trabajos: «I’m a Cuckoo», «Like Dylan in the Movies» o «If You’re Feeling Sinister». Mención aparte merece su éxito más rotundo, «The Boy With The Arab Strap», que fue, quizá, la única canción que fue cantada (o al menos tarareada) por la mayoría.

Por lo demás, unos buenos conciertos, con las limitaciones de sonido evidentes que suponen tocar en plena calle. No obstante, el año que viene, venga quien venga, repetiremos.

Fotos: EnSilencio.com

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.