Sin categoría

[La música de…] Lance Armstrong

Además de ser un héroe de la bicicleta, una leyenda del deporte, un superviviente del cáncer y, quizá, el mayor activista para la erradicación de esta enfermedad, Lance Armstrong es un gran aficionado a la música. Su actividad en Twitter es frenética y rara es la semana en la que Lance -no en balde apodado The Boss por sus compañeros de pelotón, como cierto músico de Nueva Jersey que quizá os suene- no lanza en la red social alguna opinión musical.

Merece la pena recalcar los gustos de Armstrong y es que al tejano le gusta lo mismo que a nosotros. Él mismo ha declarado ser un tremendo fan de Ryan Adams and The Cardinals, hasta el punto de anunciar en Twitter, el mismo día que perdió toda oportunidad de ganar su octavo Tour de Francia, que iba a superar la depresión tirándose en la cama de su hotel y dejándose acompañar por la maravillosa música del enfant terrible de Jacksonville. Recientemente, también, ha anunciado su devoción por el trabajo que Tired Pony acaban de publicar y en el Twitter de su hijo Max podemos disfrutar de unas tiernas fotos en las que el retoño del campeón juguetea con Bono, de U2 o, cómo él le llama: “Uncle B”. La última aportación del tejano ha sido bromear acerca de lo poco acertado del título “Tired of Sex” de Weezer.

No debemos olvidar, además, que Armstrong mantuvo durante un tiempo una relación sentimental con la cantante Sheryl Crow, lo que le vincula, aún más si cabe, a la música.

Siempre es agradable saber que algunos héroes son de carne y hueso y que recurren, como nosotros, a la música para alegrar sus vidas y hacer más llevaderos sus momentos duros. Y aún más agradable es saber que a uno de los tipos más importantes de la historia del deporte, le gusta, entre otras cosas, el alt-country.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.