[Crónica] Los Campesinos! + Dry The River en Barcelona (Music Hall, 4 de septiembre de 2012)

Empieza la emocionante etapa de conciertos más grande del año. Es ahora cuando se aglutinan uno detrás de otro aquellos bolazos que más nos gustan, entre los que se incluyen desde las últimas propuestas del Primavera Club (bendita sea la oferta musical de este festival) hasta las últimas fechas de concierto de grupazos del tamaño de The Gaslight Anthem, Refused o Van She. Desgraciadamente el domingo no pude pasarme a ver el bolo de Jack White al que asistió mi compañero y amigo Sebas (crónica aquí), pero pude superar ese pequeño disgusto al saber que contaba con una entrada para ver el primer gran doble bolo de la temporada: el de Los Campesinos! + Dry The River en el Music Hall de Barcelona.

La noche empezó con Dry The River. Si os soy sincero os diré que esa banda era la que más me llamaba la atención de dicha noche; horas y horas son las que me he pasado escuchando «Shallow Bed» y era mucha la expectación que había puesto en dicha actuación. Afortunadamente la experiencia acabó resultando mucho más gratificante de lo que esperaba de primeras, ¡vaya bolazo!

Sin lugar a dudas esa hora de indie rock / folk ha sido de lo mejor que he disfrutado este año. El setlist no fue sorprendente. Todos ya suponíamos lo limitada que está la banda en este sentido, y es lógico ya que sólo cuentan con un álbum a sus espaldas. Lo que me llegó a impresionar de verdad es la facilidad que tienen a la hora de conmover y emocionar al público. Se mostraron motivados, energéticos y volcados hacia una audiencia que poco a poco empezó a sentirse inmersa en un escenario enmarcado por frondosos bosques poblados de enormes árboles de hoja caduca. El momento ‘Weights & Measures’ quizás fue el más representativo de lo comentado; sin amplis, ni micros DTR se lanzaron a probar fortuna con una interpretación que entremezcló la versión más intimista del grupo con la más rockeramente apoteósica y fiera. Aquí tenéis una grabación de la pequeña introducción de dicho tema.

Al acabar el concierto nuestra fotógrafa Rosario me comentó que Dry The River parecían los «Biffy Clyro del folk / rock británico». Personalmente creo que no le faltaba razón para realizar esa comparativa; cuando los londinenses rugen, rugen de verdad. Con una violencia extrema que consigue equilibrar de forma milimétrica su cara más pausada y melódica. ‘Demons’ fue un gran ejemplo de este exacto balance de sensaciones que encumbra el directo de estos chicos. ¡Que buenos son!

Si Dry The River fue la cara folkie de la noche, Los Campesinos! fue la más encarada a la euforía y al baile. El público barcelonés ya los conocía (varias son las veces que han tocado en la ciudad condal) por lo que la mayor parte del público se congregó en la sala para iniciar el mes de septiembre saltando y brincando al ritmo de los destellantes punteos de guitarra de estos mozos de Cardiff. Recuerdo que de entrada me impresionaron; eso de ver a siete tipos encima de un escenario como el del Music Hall es algo bien curioso y digno de ver. Otra cosa bien diferente es el resultado final del directo: salvo algún momento de excepción ( ‘Baby I Got The Death Rattle’ 0 ‘We Are Beautiful, We Are Doomed’, entre otros ) y la efusiva energía de Gareth, la banda abusó de piloto automatico.

El discurso de su hora de directo fue francamente lineal y excepto el cantante, el resto parecía estar en una burbuja que les impedía actuar con naturalidad. Cierto es que lo intentaron, y en más de un ocasión, pero me quedé con la impresión de que la audiencia no llegó a acabar de entrar de lleno en su juego (y me refiero al completo, no unos pocos), excepto en el momento ‘You! Me! Dancing!». Fue en esa canción que el público despertó de golpe para dejarse las suelas de los zapatos con el luminoso sonido del mejor temazo que han confeccionado los artífices de «We Are Beautiful, We Are Doomed» y «Hello Sadness».

Poco después de las 23:00 las luces del Music Hall se encendieron y abandonamos la sala sonrientes. Puede que la experiencia de Los Campesinos! fuese un tanto agridulce pero lo visto en Dry The River nos dejó bien que había que estar en ese concierto. ¡Gran Budweiser Live! Son mezclas así las que los alegran los días, ¡que la vida musical continúe en el Music Hall!

Fotos | Rosario López
Texto | Pablo Porcar

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. En busca constante de aquel "clic" que te haga engancharte a un artista o grupo nuevo durante semanas y semanas. Mi Twitter personal: @pabloporcar

6 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.