Make Noise llegó a Madrid

Supongo que si querían hacer ruido lo consiguieron, porque una vez más y como es tendencia en la ciudad desde hace un tiempo, apareció la policía para cancelar el negocio: Trajano, uno de los grupos más esperados de lo que se cocía el sábado en Malasaña, cancelaron su concierto. “¿Tanta pinta de delincuentes tenemos, @policia?”, preguntaban el domingo por la mañana vía Twitter al señor community del cuerpo. ¿No será más bien una cuestión post-sucesos del Madrid Arena?, me pregunto yo. Bueno. Hasta ese momento, la tarde-noche en Malasaña transcurrió probablemente mejor de lo previsto: desde el mal llamado barrio del Triball, con los bares El perro Club y El hombre Moderno, a Tribunal-Tribunal (el barrio de verdad), con el sitio de trabajo colaborativo Espíritu23, la tienda Cuervo Store y la zapatería Sivasdescalzo, se movían decenas de personas, yonquilata de cerveza en mano, de concierto en concierto.

La ruta empezó, precisamente, en Espíritu23 hacia las 19.30 con el acústico de Wild Honey, con Guillermo Farré cantando sin micrófono y manteniendo así, en silencio, a las hordas de gente de bien y fotógrafos que se agolpaban como podían para verlos. Y de ahí directa a El Cuervo Music Store, donde no hace muchas semanas, gracias al Record Store Day del que ya hablamos, había flipado con Toundra y The Hardtops. Y solo quería repetir. Esta vez tocaron los majos de Image Makers y Tigres Leones: creo que ambos ganan en directo y más si el directo es en una tienda. “¡Qué calor hace ahí dentro!”, se quejaban los fotógrafos, sudando, al salir. Pero ¿no he ahí la gracia? ¿Aunque precisamente por ser tan pequeños los locales participantes tuviéramos que quedarnos fuera en las sesiones de El Perro y El Hombre Moderno? Nos hubiera dado mucha rabia, pero como también la calle estaba llena y no hay nada que guste más en esta casa que las calles llenas (más si es porque hay conciertos gratuitos y hasta la gente se agolpa a las puertas de las tiendas para oírlos) se lo perdonamos. Y agradecemos infinitamente a Converse su idea: la primera cita del festival Make Noise, que continúa la semana que viene, fue la mejor manera de sobrevivir a la resaca de la tarde del sábado en Madrid. ¡Hasta el próximo sábado!

1 comentario

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.