Sin categoría

[One Hit Wonders] El efímero éxito de Semisonic

El término “One Hit Wonder” tuvo un apogeo en su uso durante la década de los 80 y 90 para designar a aquellos artistas que conseguían un éxito musical importante para luego desaparecer para siempre. A lo largo de la historia de la música, tanto clásica como moderna, han sido numerosos los artistas que han saboreado un éxito muchas veces desmesurado que luego se desvanecía como el humo. A pesar de todo, pertenecer al grupo que engloba este término no tiene por qué estar intrínsecamente relacionado con una mala calidad musical, sino más bien se trata, entre otras cosas, de una pésima gestión de márqueting o del simple hecho de que las discográficas ya habían explotado todo lo que tenían previsto de esos artistas. En esta sección trataremos de analizar algunos de los “One Hit Wonders” que merecieron mucho más de lo que consiguieron.

Semisonic fue una banda de Minneapolis formada en 1995 por el guitarrista y cantante Dan Wilson, el bajista John Munson y el batería Jacob Slichter. Su segundo álbum, Feeling Strangely Fine vendió más de un millón de copias en los Estados Unidos y Canadá, certificando dos discos de oro en ambos países además de un disco de platino en el país americano. El grupo tenía unas sesenta canciones en mente y planearon un método muy poco ortodoxo para grabarlo. Marcaron tres normas en su grabación, la primera fue que no grabarían demos de los temas, más que una simple guitarra y una voz para tener suficientes referencias para el productor. De este modo las versiones que aparecen en el álbum son las primeras grabaciones de las canciones. En segundo lugar, pidieron que no tuvieran fecha límite para presentarlos, y como último deseo quisieron usar algunos ajustes con diferentes tecnologías de grabación alrededor de la ciudad de Minneapolis y usar sus ordenadores para unirlas y así crear nuevos sonidos.

Del resultado de este proceso, que encabezó el productor Nick Launay (Lou Reed, INXS, Blue October,…)  nacieron sus dos únicos éxitos: Closing Time y Secret Smile.

La primera los catapultó de forma brutal hacia una efímera fama en el año 1998: el tema fue nominado a la mejor canción de rock en los Premios Grammy del año posterior y encabezó las listas de éxitos americanas, apareció en series como Melrose Place, Friends, Los Simpson e incluso fue cantada brevemente por Barney Stinson en un capítulo de la sitcom Como conocí a vuestra madre. Recientemente el tema ha sonado en la película Con derecho a roce protagonizada por Justin Timberlake y Mila Kunis y también lo hizo el año pasado en la road movie Salidos de Cuentas de Todd Phillips.

El segundo single de la banda, Secret Smile tuvo menos éxito en los Estados Unidos, pero tuvo más buena acogida que el anterior en el Reino Unido y marcó el final del éxito de Semisonic. Tres años más tarde publicaron su último álbum All About Chemistry y desaparecieron del mapa.

En la actualidad, Dan Wilson se dedica a componer y a producir a otros artistas, y recientemente ha compuesto junto a la cantante británica Adele su gran éxito Someone Like You. Wilson también ha trabajado junto a Keith Urban y Rivers Cuomo siendo además uno de los compositores de la canción ganadora del Grammy a la mejor canción del año en 2007, Not Ready To Make Nice de Dixie Chicks. John Munson es profesor de universidad y Jacob Slichter narró en 2004 sus experiencias en la industria musical en el libro So You Wanna Be a Rock & Roll Star.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.