Promesas

Hotel Lux: sórdida y áspera destilación del imaginario británico

hotel lux

Referencias a Danny Dyer, Match Of The Day y la princesa Diana en una misma canción. Si Hotel Lux no tienen tu atención desde ya con ‘English Disease’, seguramente la tengan cuando suene ‘The Last Hangman’ en un capítulo de la flamante 5ª temporada de Peaky Blinders. La serie producida por la BBC se ha distinguido siempre por su exquisita selección musical y en esta quinta temporada contará con canciones de, entre otros, IDLES, Radiohead y los locales Black Sabbath, además de los ya mencionados Hotel Lux.

En el perfecto encaje de una canción de Hotel Lux en una serie tiene mucho que ver que las letras estén dotadas de un gran sentido visual. Lewis Duffin, cantante y letrista de la banda, aborda la escritura desde un enfoque cinematográfico, tratando de escribir de la misma manera que sus referentes dirigirían una película. Que sus referentes sean Shane Meadows y Alan Clarke explica muchas cosas. Por ejemplo, que algunos de sus videoclips (‘English Disease’, ‘Envoi’) sean un compendio de imágenes de lo que uno entiende por imaginario británico.

El videoclip de ‘The Last Hangman’ tiene mucho de lo que hemos visto en Peaky Blinders. Una parte de la narrativa de Hotel Lux, también. ‘The Last Hangman’ narra de la historia de Albert Pierrepoint, tristemente célebre verdugo que con 400 víctimas a sus espaldas se retiró para dirigir un pub en Southport. No menos sórdida es la historia tras ‘Daddy’, inspirada en unos disturbios, sucedidos a principios de los 2000 en un municipio cercano a donde Lewis Duffin creció, en protesta por una casa para que pedófilos recién salidos de la cárcel se rehabilitasen.

Hotel Lux abordan también el retrato social, destacando por el acercamiento ingenioso y áspero de las letras de Lewis Duffin. ‘English Disease’ logra hacer una brillante crónica social sin hacer de la vida política una pantomima. Se trata de su última referencia hasta la fecha, publicada en marzo de este año, y en la que es palpable una progresión en su sonido, que ha cristalizado en unos estribillos que anteriormente evitaban de manera intencionada. Un crecimiento lógico que, tras dos años de rodaje, viene a confirmar los mejores presagios. El empujón de popularidad que supone formar parte de la banda sonora de Peaky Blinders parece que va a aupar a la banda a un siguiente nivel en cuanto se decidan a publicar nuevo material.

Similares a: The Cramps, Ian Dury & The Blockheads.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.