ArtículosDestacados

Analizamos el nuevo single de Radiohead

radiohead burn witch critica

Quemad a la bruja. Desde vuestro Iphone. Ahorcadla antes en Twitter. Y dadle muchos ‘likes’ en Instagram. No olvidéis grabar la pira y subirlo todo a Youtube. Radiohead siguen empeñados en enfrentarnos al futuro más inquietante. Cinco años después de aquel indigesto ‘King of Limbs‘, nueve más tarde del ‘In Rainbows’ tan preñado de intrascendencia, ponen en paréntesis su obsesión por la electrónica deconstruida en ‘Burn The Witch‘, primer avance del noveno álbum de la banda de Oxford.

Se han rastreado las trazas de ‘Burn The Witch’ hasta un hueco olvidado del libreto de ‘Hail to the Thief’, lo que quedó de las ascuas de un binomio ‘Kid A’ – ‘Amnesiac’ insuperable. Responde doce años después a la esencia de aquello, antes de que se perdieran en el laberinto de su propia magnificencia. Salen de las sombras con una nueva oda paranoide. Esta vez pasada por un tamiz todavía más siniestro. Les basta con retorcer un cuarteto de cuerdas dándole al pizzicato y con Thom Yorke modulando la voz para hablar de ataques de pánico y puertas marcadas en rojo, «sabemos dónde vives«. Si Radiohead siempre quisieron ser profetas de los horrores del hombre moderno, esta vez se ayudan en una obsesión centenaria anglosajona (la caza de brujas) para retratar un ángulo amenazante cuyo poder destructivo aún no alcanzamos a calibrar: los medios sociales.

130d2682-0b81-4145-874d-87f019f3d0d0_1024x1024

La nueva plaza del pueblo donde es posible llenar de brea, emplumar y prender fuego al disidente arropado en el anonimato de las masas que «vitorean la horca». Por si había dudas, Thom Yorke hace poco comparó YouTube con el expolio cultural nazi y la banda de Oxford ‘desapareció’ de la red los días previos a lanzar este teaser. La Resistance de lo simbólico. Ya lo hicieron al ‘regalar’ ‘In Rainbows’ antes de pasar a cobrártelo.

Y en lo puramente musical, no suena raro. Su visión rechazada para el universo Bond (‘Spectre‘) en realidad tiraba por derroteros parecidos (en el juego de cuerdas) mientras era infinitamente, y paradójicamente, mejor que la película. Y eso que simplemente reubicaron con inteligencia ‘Pyramid Song’ en el ambiente de Lalo Schifrin.

El paradigma Radiohead es intentar crear las pautas para el resto. Una vez en la cima, experimentar despiadadamente, a caballo entre la egomanía desmedida y la búsqueda de nuevas fronteras. Pero prácticamente nadie, por desazón ante el reto o pura incompetencia, les sigue. Con ‘Burn The Witch’ rompen ese afán y el resultado es algo que recupera a los Radiohead menos dadaístas. Más certeros. Acaba en un incómodo y hormigueante crescendo que hace promesas. Veremos qué es lo que preludia cuando tengamos el álbum en nuestros oídos.

Carlos A. Forjanes
Periodista con título enmarcado en la pared desde 2005. Un gol por la escuadra y un ritmo pegajoso le cortan la respiración. Lo primero lo cuenta en el Diario AS, lo segundo en Binaural.es. Charco que ve, charco que pisa. Twitter: @Forjanes_AS

1 comentario

  • ‘In Rainbows’ tan preñado de intrascendencia,.. Sorprendente! Puede no gustarte y lo entiendo, la música no nos estimula de la misma forma a todos. Bajo mi punto de vista In Rainbows tiene una calidad musical y un cuidado del detalle que se ve en muy pocos grupos. Como diría Tomás Fernando Flores (Radio 3 – Siglo 21) In Rainbows es una paisaje onírico en el que perderse.
    Por curiosidad, ¿qué opinas de Videotape? (última canción de In Rainbows).
    Saludos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.